Sergei Lavrov evoca el espectro de la Guerra Fría y dice que Rusia ha regresado al “Oriente”

Por Victoria Kelly-Clark
23 de Junio de 2022 11:40 AM Actualizado: 23 de Junio de 2022 11:40 AM

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, invocó el espectro de la Guerra Fría, calificando la relación entre Rusia y China como el “nuevo Oriente”.

En una entrevista, Lavrov dijo que Rusia se ha alejado de Occidente en respuesta a las sanciones de los países desarrollados.

“Estamos trabajando con Oriente”, le dijo Lavrov a la cadena rusa NTV, en San Petersburgo. “Como solíamos hacer en el pasado, estamos ampliando nuestros contactos con él [Oriente], como antes. Estos contactos se están ampliando en términos absolutos, y Europa ya no es nuestra prioridad, en términos relativos”.

Desde principios de año, Rusia ha trabajado para ampliar sus lazos económicos con China. El 20 de junio, Reuters informó que las exportaciones de petróleo crudo ruso a China se dispararon un 55 por ciento a casi 8.42 millones de toneladas, un aumento sustancial desde los niveles de mayo de 2021, según datos de la Administración General de Aduanas de China.

Como resultado, Rusia ahora ha superado a Arabia Saudita como el principal proveedor de petróleo del mundo. Además, las exportaciones de gas natural licuado (GNL) ruso a China han aumentado un 56 por ciento, lo que equivale a 400,000 toneladas, en comparación con los niveles de mayo de 2021.

El muro del Kremlin se refleja en una placa a la entrada de la sede de la empresa petrolera estatal Rosneft, en Moscú, el 4 de julio de 2006. (SINYAKOV/AFP a través de Getty Images)

Lavrov también afirmó que “Occidente” estaba impulsando su propia agenda global.

“Occidente quiere perpetuar el liderazgo estadounidense no solo en Europa sino también en Asia-Pacífico (donde están creando AUKUS y QUAD), contener a China y aislar a Rusia. Es un enfoque global”, dijo Lavrov.

Mientras tanto, el régimen chino también ha hablado sobre la relación bilateral con Rusia, y el líder chino, Xi Jinping, dijo el 16 de junio que había habido un “impulso” para profundizar los lazos en temas “relativos a la soberanía y la seguridad” entre ambos Estados.

La Nueva Alianza Oriental

La invocación de Lavrov al espectro de la Guerra Fría no es sólo semántica, argumenta Elliot Abrams, del Consejo de Relaciones Exteriores, quien en un artículo de marzo dijo que la alianza podría utilizarse para competir con Estados Unidos y sus aliados.

“Considere la declaración conjunta de Putin y Xi Jinping realizada el 4 de febrero: ‘Las nuevas relaciones interestatales entre Rusia y China son superiores a las alianzas políticas y militares de la era de la Guerra Fría. La amistad entre los dos estados no tiene límites, no hay áreas de cooperación ‘prohibidas’…”, escribió.

“Este es un anuncio claro de una nueva alianza destinada a superar los marcos de la Guerra Fría, en parte mediante la creación de una asociación que conducirá a un resultado muy diferente esta vez”.

Además, ambos países se han comprometido con una nueva versión de la Doctrina Brezhnev, que originalmente proclamó que una amenaza para cualquier país dentro del bloque soviético era una amenaza para todos.

La nueva declaración conjunta incluyó la promesa de Rusia y China de oponerse a “los intentos de fuerzas externas de socavar la seguridad y la estabilidad en sus regiones adyacentes comunes, con la intención de contrarrestar la interferencia de fuerzas externas en los asuntos internos de países soberanos bajo cualquier pretexto”.

La agresión rusa es un “cambio de juego”

La profundización de los lazos entre los países se produce cuando la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) se dispone a actualizar su posición de fuerza en la próxima cumbre de la OTAN que se celebrará en Madrid el 29 de junio.

Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN, dijo el 21 de junio que la organización estaba lidiando con su mayor amenaza en décadas.

“Debemos establecer la respuesta de la OTAN a largo plazo. En la cumbre tomaremos decisiones para hacer que la OTAN sea aún más fuerte y ágil, en un mundo que es más peligroso y más competitivo”, le dijo Stoltenberg a los ministros de Defensa de los países de la OTAN.

“La agresión de Rusia cambia las reglas del juego”, agregó. “Entonces, la OTAN debe mantener una disuasión creíble y una fuerte defensa”.

En una entrevista con Politico el 22 de junio, Stoltenberg dijo que el grupo también se estaría adaptando a la amenaza de China.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, asiste a una videoconferencia con los ministros de Asuntos Exteriores de la OTAN tras los acontecimientos en Afganistán, en la sede de la OTAN, en Bruselas, el 20 de agosto de 2021. (Francisco Seco/Pool/AFP vía Getty Images)

“Nos ocuparemos de China y de las consecuencias para nuestra seguridad. Creo que entender esto para la OTAN es un gran paso porque el actual Concepto Estratégico no reduce a China a una sola palabra”, dijo. El Concepto Estratégico es un documento orientativo que describe el propósito y las tareas fundamentales de seguridad de la OTAN.

“No consideramos a China como un adversario, pero tenemos que darnos cuenta de que el ascenso de China, el hecho de que esté invirtiendo fuertemente en nuevos equipos militares, incluyendo el aumento significativo de sus capacidades nucleares, su inversión en tecnologías clave, y también su búsqueda para controlar las infraestructuras críticas en Europa acercándose a nosotros, hace que sea importante que también nos ocupemos de ello”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.