Serie video especial: Ep. 6 Exportar la Revolución, Parte 2

Por NTD
29 de Marzo de 2021
Actualizado: 29 de Marzo de 2021

NTD ha producido una serie especial de televisión adaptada del libro “Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo“, del equipo editorial de “Nueve comentarios sobre el Partido Comunista“. Vea aquí el sexto episodio, “Exportar la Revolución, Parte 2”.

La dispersión de la secta comunista por el mundo se ve impulsada por la violencia y el engaño. Cuando el comunismo se exporta de un país poderoso a uno más débil, la violencia es la ruta más rápida y efectiva. La incapacidad del mundo libre para reconocer el carácter sectario del comunismo hace que no le dé mucha importancia a la exportación de la ideología comunista, incluyendo el Gran Programa de Propaganda Externo del régimen chino.

Durante la Revolución Cultural, el PCCh solía tener un lema: “El proletariado solo puede liberarse al liberar a toda la humanidad”. 

En 1965, Lin Biao, entonces ministro de defensa nacional, dijo en su artículo “¡Larga vida a la victoria de la guerra del pueblo!” que una marea alta en la revolución mundial era inminente. Sobre la base de la teoría de Mao de “circundar las ciudades desde las zonas rurales” (que es como el PCCh tomó el poder en China), Lin comparó a Norteamérica y Europa del Este con ciudades, y a Asia, África y Latinoamérica como zonas rurales. 

El PCCh consideraba que exportar la revolución a Asia, África y Latinoamérica era una importante tarea política e ideológica, ya que establecería los cimientos para conquistar Occidente. Por lo tanto, además de exportar la revolución a Asia, bajo la dirección de Mao el PCCh compitió con la Unión Soviética por la influencia en África y América Latina. 

Lea más: Capítulo 4: Exportar la Revolución

Vea la serie completa aquí.

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS