Servicios Infantiles de Tennessee investigan denuncia de abuso en centro del DHS de niños no acompañados

Por Jack Phillips
18 de Junio de 2021
Actualizado: 18 de Junio de 2021

Las autoridades federales y de Tennessee están investigando una denuncia de abuso infantil en una instalación en Chattanooga utilizada para albergar a menores no acompañados que fueron recogidos por agentes de la Patrulla Fronteriza en la frontera entre Estados Unidos y México, según la jefa del Departamento de Servicios para Niños (DCS) del estado. 

Mientras brindaba escasos detalles, Jennifer Nichols, jefa de la agencia, dijo a los legisladores de Tennessee durante una audiencia el miércoles que un adolescente en las instalaciones le dijo al Departamento de Servicios para Niños sobre el presunto abuso. El adolescente, que no fue identificado, mencionó que él no era la víctima pero que había presenciado abusos, dijo Nichols durante una audiencia con el Subcomité Conjunto de Operaciones del Gobierno sobre Educación, Salud y Bienestar General.

Ahora, el FBI, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y los funcionarios estatales están investigando el asunto, agregó. Nichols no reveló la naturaleza de las acusaciones hechas por el adolescente.

Seis niños alojados en la instalación, dijo, fueron seleccionados al azar durante una inspección sorpresa durante la semana del 31 de mayo. Y uno de estos niños “reveló que había presenciado un acto que en nuestra política, justificaría y exigiría que se llevara a cabo una investigación sobre ese acto”, dijo la comisionada.

Se notificó a la policía local y fueron referidos a una línea directa de DCS luego del incidente, dijo.

“Desde el día siguiente a esa visita sin previo aviso”, dijo Nichols a los legisladores, “ha habido una investigación en curso que involucra a las fuerzas del orden locales, se notificó al FBI, la Oficina del Inspector General de ORR—ellos la llaman Oficina de Reasentamiento de Refugiados—y el todos los miembros del Departamento de Seguridad Nacional federal han sido notificados y están trabajando en colaboración con la policía local y nuestro departamento para investigar lo que reveló este joven”.

Hasta el martes, 41 menores no acompañados están alojados dentro de las instalaciones de Chattanooga, dijo. Está siendo operado por la organización sin fines de lucro Baptiste Group, la cual obtuvo la licencia de DCS para ayudar a proporcionar un refugio temporal para los niños y tiene que convenir con la Oficina federal de reasentamiento de refugiados, supervisada por el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) de EE. UU. 

Los legisladores republicanos en Tennessee han expresado críticas acerca de por qué se está operando una instalación de este tipo en Chattanooga, ubicada a miles de millas de la frontera entre EE. UU. y México. Los senadores Marsha Blackburn (R-Tenn.) y Bill Hagerty (R-Tenn.) a fines de mayo enviaron una carta al secretario del DHS, Alejandro Mayorkas, y al secretario del HHS, Xavier Becerra, sobre una presunta “falta de transparencia” sobre las condiciones de las instalaciones del HHS operadas para menores no acompañados en su estado.

Ambos senadores han utilizado la crisis fronteriza para espetar al presidente Joe Biden luego de que emitiera decenas de órdenes anulando las dictadas por el expresidente Donald Trump. Biden, Mayorkas y Becerra han defendido las políticas de inmigración de la administración, calificando las órdenes de Trump de inhumanas e ineficaces.

Durante la audiencia de la Cámara de Representantes de Tennessee el miércoles, un representante estatal cuestionó abiertamente si había más casos de abuso en las instalaciones de Chattanooga.

“Basado en todo lo que dijo, esta instalación no reportó este abuso hasta que le fue revelado (…) esto nunca sucedió hasta que se tomaron el tiempo para sentarse con esta persona y hacerle las preguntas que les fueron reveladas”, preguntó el Rep. John Ragan, un republicano a Nichols. “¿Cómo sabemos que no hay entre 40 y 50 niños allí que se hayan abusado?”, cuestionó él.

“No estamos hablando de refugiados que vienen de una Somalia devastada por la guerra o del norte de África, donde la gente está siendo perseguida simplemente por ser [de] cierta religión”, agregó. “Estas son personas que cruzan la frontera, ilegalmente, a nuestro país y son consideradas refugiadas—lo que ni siquiera se acerca a ser quienes son—y son enviadas a nuestras comunidades aquí en Chattanooga, que está a dos horas y media de camino hasta que sean dejados en otros lugares de Tennessee donde no sabemos adónde irán”.

The Epoch Times se puso en contacto con el DHS y el DCS de Tennessee para solicitar comentarios.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS