Shanghai experimenta algunos fenómenos peculiares mientras disminuyen los confinamientos

Por Kelly Song
30 de Junio de 2022 3:21 PM Actualizado: 30 de Junio de 2022 3:21 PM

Aunque las medidas de confinamiento en Shanghai se están relajando, los residentes están experimentando algunos fenómenos distintos, ya que la ciudad aún no ha vuelto a la normalidad.

El secretario del Comité Municipal del Partido de Shanghai, Li Qiang, declaró el 25 de junio la “victoria en la batalla para proteger el gran Shanghai”, en la reunión de representantes municipales del PCCh que se celebra una vez cada cinco años. La llamada “victoria” implicaba que no había casos nacionales de COVID-19. De hecho, el informe diario de la Comisión Municipal de Salud de Shanghai no mostró ningún caso nuevo el 24 y el 25 de junio.

Sin embargo, el 26 de junio, los datos de la Comisión Municipal de Salud de Shanghai mostraron 4 nuevos casos domésticos, lo que diluyó la victoria de Li Qiang.

En su discurso, Li Qiang no mencionó la política de cero COVID, ni el bloqueo draconiano, ni las pruebas PCR obligatorias a 25 millones de personas. Li simplemente atribuyó la “victoria” a “la absoluta corrección del liderazgo Central del PCCh y la incomparable ventaja (sobre Occidente) del sistema socialista”.

La edición china de The Epoch Times habló con varios residentes de Shanghai el 25 de junio sobre la vida después de la victoria declarada sobre el COVID.

Un caballero del distrito de Pudong, de apellido Wang, le dijo a The Epoch Times: “El gobierno dice que ganó la batalla, aunque perdió, todavía dice que ganó. El Partido siempre avanza de una victoria a la siguiente. ¿Cuándo fue la última vez que admitieron sus errores? ¿Por qué no hablan de las pérdidas económicas?”.

La experiencia “encubierta” de la cena

Wang dijo que la vida en Shanghai está lejos de ser normal porque donde quiera que uno vaya, tiene que mostrar el código de salud digital, que está vinculado a los resultados de la prueba PCR, y aún no se permite cenar en la mayoría de los restaurantes.

De hecho, la gente describe en broma la experiencia de comer en un restaurante como “tan estimulante y secreta como la de un ladrón que se cuela en la casa de alguien”.

Para mantener sus negocios en marcha, muchos restaurantes idearon formas creativas para permitir que las personas cenen en secreto. Cubren sus ventanas y cierran sus puertas para que parezca que el restaurante no está en funcionamiento o solo cumple con los pedidos para llevar. Pero adentro, la gente está cenando en secreto y en silencio.

Un restaurante en Shanghai con clientes y dos guardias parados afuera de una ventana, en el mes de junio de 2022. (Captura de pantalla vía The Epoch Times)

Una foto en la que se ve un restaurante con todas las luces apagadas se hizo viral en Internet. Unos pocos clientes están comiendo, mientras una camarera está de pie detrás de una puerta cerrada escuchando, tratando de averiguar lo que está sucediendo fuera del restaurante. Mirando a través de las ventanas, se puede ver a dos personas vestidas con chalecos de seguridad de color amarillo neón en el exterior. Algunos clientes miran hacia la ventana.

Un internauta describió lo que sucedió cuando fue a un restaurante de estofados. La puerta estaba cerrada. Entonces le preguntó a una persona que estaba parada afuera de la puerta, “¿puedo cenar?” La persona dijo: “Solo se permite la entrada a amigos cercanos”. El internauta preguntó: “¿Cómo puedo ser tu amigo cercano?” El hombre dijo: “Acabamos de hablar, ¿no somos amigos cercanos ya?”

Insatisfacción general

Wang también dijo que el gobierno quiere revivir la economía, pero la gente no compra nada más que lo necesario. “Dado que los precios han subido más del 50 por ciento, muchos hogares están con dificultades”, dijo Wang.

Otro residente de Shanghai, el Sr. Gu, dijo: “Dicen que ya no hay COVID, pero ¿por qué todavía hay muchas comunidades cerradas? Ningún otro país diría que ganó la batalla contra un virus. Solo el PCCh, todo lo que hace es grandioso, glorioso y correcto. Pueden convertir los desastres en oportunidades para autoelogiarse”.

“Mucha gente murió, pero no por el COVID. Algunos no pudieron obtener atención médica oportuna. Algunos se suicidaron porque perdieron sus trabajos y no pudieron pagar su hipoteca. Pero muchos funcionarios del PCCh se hicieron ricos gracias al COVID. Ahora la policía está en todas partes. Este no es un país normal, sino un gran estado policial”, le dijo Gu a The Epoch Times el 25 de junio.

La tasa de divorcios se disparó

Del 1 de abril al 1 de junio, la vida en confinamiento ha sido un martirio para algunos matrimonios. Thepaper.com informó a principios de este mes que las “citas para divorcios” eran tendencia en Wechat, una plataforma china de redes sociales similar a Twitter. Otro informe de los medios dijo que la línea de registros para divorcios después del cierre era similar a la de las pruebas de PCR durante el cierre.

El noticiero Shanghai Morning muestra el 8 de junio de 2022 una pantalla de televisión en una agencia del gobierno local que enumera las solicitudes de divorcio pendientes. (Captura de pantalla vía The Epoch Times)

Un bloguero llamado Luofeng Huashi publicó tres motivos de divorcio después del confinamiento. Primero, la pareja había decidido divorciarse antes del cierre. En segundo lugar, al pasar tanto tiempo juntos, no se soportan más. La tercera razón es que, al pasar tanto tiempo juntos, una de las partes descubrió accidentalmente la aventura de la otra parte.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.