Shen Yun cambia los corazones y las mentes: “Ahora me siento responsable de continuar con lo que nos dieron”

Shen Yun cambia los corazones y las mentes: “Ahora me siento responsable de continuar con lo que nos dieron”

Diego y Adel Mansilla, en una presentación de Shen Yun en el Palace Theatre de Stamford, Connecticut, el 27 de junio de 2021. (Sherry Dong/The Epoch Times)

30 de Junio de 2021

STAMFORD, Connecticut —Diego y Adel Mansilla llevaban casi tres años esperando para ver Shen Yun Performing Arts, pero la espera mereció la pena.

“Se siente una conexión entre los bailarines y yo así como con la situación que intentan representar. Me siento de maravilla. Es una experiencia increíble”, afirma Diego, profesor de la Universidad de Massachusetts, que asistió al espectáculo en el Stamford Palace Theatre el 27 de junio de 2021. Shen Yun, con sede en Nueva York, inició aquí su gira mundial, después que la temporada se viera interrumpida el año pasado por la pandemia. La renombrada compañía de danza clásica china presenta la China antes del comunismo, reviviendo 5000 años de una civilización inspirada en lo divino.

El espectáculo retrata culturas de “todos los rincones de China (…) trayendo tantos grupos étnicos diferentes y manteniendo las tradiciones, la belleza de cada uno. Es increíble”, dijo Adel. En China hay unos 50 grupos minoritarios, y el espectáculo presenta cada año una serie de danzas étnicas y folclóricas, ambientadas con música interpretada por una orquesta que mezcla los sonidos de Oriente y Occidente.

“Te olvidas de que hay personas reales tocando esta música. Y te dejas llevar”, dice Adel.

El viaje comienza en la antigua China, con los orígenes de esta civilización profundamente espiritual. Pero también hay actos que reflejan la época moderna —en los que personas de buen corazón se aferran a la cultura tradicional y a las creencias espirituales, incluso en la China actual, sometida a un régimen comunista.

“Debe de ser muy doloroso, por supuesto para las personas que sufren directamente, pero también para el resto de la familia y los parientes y la gente que lo sabe y tal vez no puede hacer mucho porque no puede ir contra el gobierno”, dice Diego. Una de las historias muestra cómo los creyentes religiosos, como los practicantes de la disciplina espiritual Falun Gong, son perseguidos por el régimen comunista. Pero la trágica obra terminó con algo positivo para Diego. “El final es bueno. El final es positivo y está lleno de esperanza”.

Para Adel, toda la actuación fue un recordatorio inspirador “para asegurarnos de que este lado malo nunca gane dentro de nosotros (…) [y] que la bondad que ellos [los intérpretes] muestran, la mantenga dentro de mí y tome conscientemente la decisión de que no quiero estar con las fuerzas malas”, dijo.

“Hacen tanto por mostrárnoslo, por inspirar (…) esta auténtica pureza”, dijo Adel. “¿Cómo puedo volver a casa y enfadarme por cosas? No puedo (…) Ahora me siento responsable de continuar con lo que nos dieron. Lo dieron con tanto esfuerzo”.

Por su parte, la cineasta Gillian Fritzsche disfrutó viendo cómo la cultura tradicional cobraba vida con tecnología innovadora, como el telón de fondo digital patentado por Shen Yun, que desempeña un papel importante en los actos.

“Se utilizó de una manera que realmente apoya la historia que estaba tratando de contar. Me gustó mucho”, dijo.

Las historias incluían tanto comedia como drama, y parecían trascender las fronteras, “mostrando la amplitud de la humanidad que todos compartimos (…) hay cosas que son universales para todos nosotros”, añadió. Aunque Fritzsche nunca había experimentado la cultura china, “hay cosas que puedo ver en mí misma cuando veo estas historias presentadas en el escenario —esperanzas, sueños, miedos y objetivos. Un héroe, un obstáculo: todo está ahí”.

 

Shen Yun performance at the Palace Theatre in Stamford, Conn
Gillian Fritzsche con su hija Olivia, en una actuación de Shen Yun en el Palace Theatre de Stamford, Connecticut, el 27 de junio de 2021. (Wei Yong/The Epoch Times)

La experiencia fue idea de su hija de nueve años. La hija de Fritzsche llevaba tiempo rogando por verlo, después de haber visto un cartel de Shen Yun en el consultorio de su pediatra. Este año, por fin, se pusieron de acuerdo, junto con el padre de Fritzsche.

Shen Yun Performing Art
Shen Yun Performing Art saluda al público al final del espectáculo en el Palace Theatre de Stamford, Connecticut.

Glenn Rowe, profesor de estrategia empresarial en Ontario, Canadá, ha estado varias veces en China y no le sorprendió saber que la presentación de la cultura tradicional de Shen Yun no era bienvenida por el régimen ateo y comunista de China.

“Me gustó mucho la trama y el mensaje de fe. El ateísmo está mal y la evolución está mal”, dijo. “Creo que es triste que este espectáculo no se vea en China”.

Con reportajes de Sherry Dong y Wei Yong.

The Epoch Times considera a Shen Yun Performing Arts como el evento cultural más importante de nuestro tiempo y ha cubierto los comentarios del público desde la creación de la compañía en 2006.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí