Shen Yun es un arcoíris caleidoscópico de cultura, danza y belleza, dice artista de Idaho

Shen Yun es un arcoíris caleidoscópico de cultura, danza y belleza, dice artista de Idaho

Rose Slick, una artista de Bellas Artes, asistió a Shen Yun Performing Arts en el Morrison Center for the Performing Arts en Boise, Idaho, 29 de enero de 2020 (Lily Yu / The Epoch Times)

30 de Enero de 2020

BOISE, Idaho — Una larga tradición en el mundo del arte es buscar inspiración en lo divino. Desde Miguel Ángel y su Capilla Sixtina, o de los músicos populares en China a J.S. Bach, muchos artistas han dado crédito al cielo por ayudarlos con sus creaciones.

Rose Slick, de Idaho, es una artista que aprecia esta tradición y fue testigo de un ejemplo actual cuando asistió a Shen Yun Performing Arts en el Morrison Center for the Performing Arts, el 29 de enero de 2020.

“Cuando el [solista] cantaba, y las palabras, las palabras me hicieron llorar porque mucho de lo que dijo es parte de mi creencia espiritual”, dijo Slick. “Ya sabes, sobre cómo somos todos [de origen] divinos y lo hemos olvidado. Y la verdadera fe cumplida te librará de la oscuridad. Es tan intenso y profundo e inmediatamente pude sentirlo en mi corazón”.

Shen Yun, con sede en Nueva York, está reviviendo la cultura tradicional china, que se considera inspirada en lo divino y que contiene una esencia rica en creencias y prácticas espirituales. Las aproximadamente 20  obras cortas en una actuación de Shen Yun retratan personajes, imágenes y temas extraídos de los 5.000 años de civilización de China.

La espiritualidad inherente está presente en la vida y las costumbres cotidianas y se vislumbra en las historias que muestran partes del budismo, el taoísmo y una practica menos conocida llamada Falun Dafa, que sigue esa tradición. Falun Dafa es una práctica de autorefinamiento que incluye principios morales y ejercicios de fortalecimiento de energía. Los propios artistas de Shen Yun siguen a Falun Dafa en su vida cotidiana porque dicen que lleva sus actuaciones a mayores niveles de emoción y artísticos.

“[Shen Yun] es hermoso”, dijo Slick. “Me encanta. Me encanta. Es tan colorido y expresivo, creativo, divertido, complejo y con múltiples capas, y todos tienen mucho talento. Es alucinante. No puedo entenderlo. Es simplemente increíble”.

“Es tan hermoso. Es como mirar un amanecer o una galaxia. Es simplemente magnífico”, continuó Slick, y agregó que los artistas no podrían haber hecho un mejor trabajo retratando la cultura tradicional china: “¡Es de primera categoría!”

Lo que conmovió especialmente el corazón de la artista en Shen Yun son “los colores y el fondo [animado] y luego cómo los bailarines lo combinan con sus movimientos, sus atuendos y sus expresiones”.

Slick encontró un significado profundo a lo largo de la actuación y dijo que el mensaje que percibió cambiaba de una obra a otra.

“[El mensaje] está muy bien retratado, está muy bien expresado. Uno entiende lo que está sucediendo. Cada baile es diferente, pero me gusta cómo traen lo que está sucediendo en China aquí, de una manera hermosa y divertida. Pero también muestra la seriedad de algo de eso”, dijo Slick.

“[El significado] depende de la danza. Entonces, ya sabe, un baile puede ser alegre y solo mostrar cómo un pueblo cobra vida por la noche o cómo se veía un palacio. Me gusta cómo las diferentes danzas muestran diferentes significados históricos, como si bailaran para el emperador. O el tipo de oscuridad sobre la prisión y la persecución que muestra lo que está sucediendo ahora. Y entonces cada baile diferente tiene un significado diferente”, agregó.

Algunas de las historias en Shen Yun representan la brutal persecución que los practicantes de Falun Dafa sufren en China en la actualidad. Los cristianos, los tibetanos y las etnias uigures también son objetivos de la campaña liderada por los comunistas de China para tratar de eliminar la esencia tradicional y espiritual de China que el régimen considera una amenaza para su legitimidad. Muchos encuentran esperanza y consuelo en esas escenas debido a cómo los practicantes de Falun Dafa están respondiendo a la brutalidad con compasión, esperanza y fe.

Slick dijo de las piezas que retratan la persecución: “Es triste. Por supuesto, mi corazón lo siente por ellos”.

La artista ya ha estado recomendando Shen Yun a sus amigos, ya que esta no fue su primera visita a una de las actuaciones.

“Viví en Japón y los vi cuando estuve en Japón y han pasado tal vez tres años. Así que tuve que volver y verlos cuando vinieron aquí. Pero les he estado diciendo a todos mis amigos que vengan a verlos”.

“Es un arcoíris caleidoscópico de cultura, danza y belleza. ¡Me encanta!”, aseguró.

Con informes de Lily Yu y Brett Featherstone.

La Gran Época considera a Shen Yun Performing Arts como el importante evento cultural de nuestro tiempo y ha cubierto las reacciones de la audiencia desde el inicio de la compañía en 2006.

*****

Puede interesarle:

Miles conmemoran los 20 años de persecución a Falun Dafa y siguen pidiendo justicia