Shen Yun es “una manera de acercar al hombre a ese gran Creador”, dice ejecutivo

Shen Yun es “una manera de acercar al hombre a ese gran Creador”, dice ejecutivo

William Ravelo disfrutó de Shen Yun 2018 en compañía de su esposa, Lorenza de Ravelo. (La Gran Época)

15 de Marzo de 2018

El domingo 11 de marzo la compañía Shen Yun Performing Arts hizo su última presentación de la temporada 2018 en Argentina con una despedida en el Teatro Opera a sala totalmente llena, cautivando una vez más a todos los espectadores.

William Ravelo, licenciado en administración de empresas y ejecutivo radicado en Buenos Aires, estuvo en ese último show junto a su esposa, Lorenza de Ravelo, abogada, y sus palabras reflejan cuán hondo el espectáculo y sus artistas calaron en su ser.

“Estoy muy sorprendido”, confesó Ravelo, porque el espectáculo “realmente refleja lo que es la espiritualidad del hombre”, afirmó emocionado, “más que un espectáculo es una ofrenda, una divinidad, al gran Creador”.

La compañía Shen Yun Performing Arts, radicada en Nueva York, justamente fue creada con el propósito de recuperar la cultura china de 5000 años de historia basada en lo divino y en los valores espirituales universales.

Durante el show, Ravelo captó de inmediato los valores de esta cultura milenaria china presentados por Shen Yun:

“Hemos olvidado cuál es nuestra esencia básica, y por lo tanto a través de estos valores podemos cultivar y volver otra vez a levantar lo que es la moral, esos valores humanos que tanta falta nos hacen hoy en día”.

“El hombre anda buscando esa espiritualidad, ese acercamiento hacia ese Creador, y creo que esto es una manera de demostrarlo, una manera de acercar al hombre a ese gran Creador”.

Como cada año, la compañía acerca esta cultura milenaria china al público a través de la danza y la música, con un repertorio totalmente original y nuevo.

“La música que es un lenguaje universal, la danza es un lenguaje universal, es la manera de acercar al hombre a ese gran Creador”, dijo Ravelo.

Tanto China como Occidente tienen una historia de artistas que integraron la espiritualidad en su obra. En la antigua China los artistas practicaban la meditación y buscaban la tranquilidad interna y una conexión con el universo; creían que para crear verdadero arte, uno tenía que cultivar virtud y la pureza interior.

Hoy, los artistas de Shen Yun siguen esta noble tradición y encuentran inspiración espiritual siguiendo tres principios fundamentales de la escuela Buda: Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

“Estoy muy emocionado, a través de esa expresión que acaban de reflejar todos estos artistas, la verdad me sentí muy compenetrado porque irradian paz, armonía y mucha alegría”, comentó Ravelo luego de disfrutar las algo más de dos horas de presentación.

Asistir a un show de Shen Yun deja una experiencia sin igual, algo profundamente conmovedor que sigue resonando mucho después que se cierra el telón.

Por esa razón, Ravelo, se siente “muy agradecido” de haber asistido al espectáculo de este año. “Me llevo algo muy hermoso que realmente alimenta el espíritu y ojalá que esto sea difundido más”, expresó.

“Simplemente vengan a disfrutar de un momento con la espiritualidad, un momento con la tranquilidad y la paz, un momento con los valores”, recomendó.

Shen Yun cuenta con cinco compañías que salen de gira por el mundo al mismo tiempo, y en 2019 volverá a Argentina.

Para entradas y más información, o para consultar en qué otras ciudades se presentará Shen Yun, visite es.shenyun.com

La Gran Época se enorgullece de cubrir la Gira 2018 de Shen Yun.