Shen Yun logra proyectar una espiritualidad que es impresionante, dice bailarina de ballet clásico

Shen Yun logra proyectar una espiritualidad que es impresionante, dice bailarina de ballet clásico

La mexicana Olga Rodríguez Luna, bailarina de ballet clásico en el Auditorio Nacional después de presenciar la 7a. presentación de Shen Yun 2018 en México. (Imagen: NTD/LGE)

06 de Mayo de 2018

En su segunda presentación en la Ciudad de México este sábado 5 de mayo, la compañía Shen Yun Performing Arts ofreció a un numeroso público expectante reunido en el Auditorio Nacional, un viaje único a través de la danza y la música de su orquesta en vivo para “revivir el mundo perdido de la cultura tradicional china”, como indica la página web de la compañía.

Olga Rodríguez Luna bailarina de ballet clásico originaria de Tabasco, en el sureste del país, acudió al llamado de Shen Yun en la 7ª presentación en México de la compañía de danza clásica tradicional china, la que  cada año parte de su sede en Nueva York para recorrer con sus 5 compañías, más de 150 de los mejores teatros del mundo.

Como una amplia conocedora de las exigencias del trabajo del ballet, la bailarina Olga Elizabeth Rodríguez Luna, formada en la Escuela Nacional de Danza Clásica del INBA y en la Escuela Superior de Danza de Quebec-Canadá, también profesora de ballet clásico en la UNAM, reconoce el talento de los bailarines de Shen Yun.

“Una acrobacia, cualquiera la puede hacer. Pero cuando algo te toca, es especial. Y Shen Yun toca los sentimientos, y eso es muy bello. Esa es la función del arte, es transmitir sentimientos”, expresó la afamada bailarina mexicana.

A lo largo de la historia, cada cultura tuvo a “lo divino como inspiración” y el arte buscaba “elevar y regocijar tanto a quienes lo creaban como a quienes lo experimentaban”, tal es la fuente que impulsa el arte de Shen Yun que conecta arte y espiritualidad, de acuerdo con el sitio web de la compañía.

Cómo los bailarines logran proyectar una espiritualidad, es impresionante”, expresó la profesora Olga y agregó que “por lo general el bailarín se queda en la forma, pero en Shen Yun tú ves no solamente el trabajo técnico, sino un proceso espiritual sin pretensión. Porque por lo general el bailarín siempre tiene un poco de pretensión al bailar. Aquí es algo tan natural y se ve que la danza es para Dios. Es maravilloso”.

Las bailarinas, divinas. Manejan una femineidad, una real femineidad. Y los hombres, viriles. Es muy difícil ver eso. Cada quien tiene muy claro su rol. Y sobre todo, un trabajo de control. Es maravilloso”, destacó la bailarina mexicana que bailó en diversas compañías en Bélgica durante varios años.

“Siento que los hombres manejan una energía mucho más íntegra, más fuerte. Y la mujer no deja de ser mujer, tiene esa fuerza, es como un bambú: parece frágil, pero es flexible y fuerte. Y los hombres te dan ese aplomo, que es importante, transmiten una seguridad”, añadió la también autora de la coreografía de “Balam”.

“Como bailarina clásica, es una experiencia muy, muy especial para mí ver… un grado de dificultad en el manejo del cuerpo y la plasticidad, la expresividad y al mismo tiempo una esencia”, comentó la profesora de danza, quien fundó el Ballet Clásico de Vanguardia en Amberes, Bélgica.

Sobre la sincronía y uniformidad de los movimientos de los bailarines, dijo que “es muy difícil encontrar los unísonos, porque por lo general, un bailarín se adelanta, pero pareciera que todos van sobre una misma respiración…, ves en Shen Yun un trabajo difícil de coordinación, pero al mismo tiempo cada uno tiene una individualidad. Entonces hay una plasticidad muy grande”, reconoce la bailarina con más de 30 años de experiencia en la danza.

Asimismo mencionó que la orquesta tiene un sonido maravilloso, la soprano una voz excelente y que en el espectáculo “todo está muy bien escogido” y es de “muy buena calidad”.

Finalmente consideró en la entrevista para La Gran Época que “es un privilegio estar conociendo un poco más de la cultura china” a través de Shen Yun, y que recuperar la cultura tradicional china a través de la danza “es algo maravilloso”, ya que “las raíces jamás se deben de perder… Es importante no perder las raíces jamás”.

Shen Yun continuará su gira 2018 por México en el Auditorio Nacional de la Ciudad de México este 6 de mayo, en el Teatro Metropolitano de Querétaro el 8 y 9 de mayo y en el Auditorio Pabellón M en Monterrey del 11 al 13 de mayo. Para entradas y más información sobre su gira por el mundo, visite es.shenyun.com.

La Gran Época se enorgullece de cubrir la Gira 2018 de Shen Yun