Shen Yun muestra una China que “el régimen comunista no quiere que veamos”

Shen Yun muestra una China que “el régimen comunista no quiere que veamos”

La familia Martin tuvo una hermosa experiencia con Shen Yun en el Mahalia Jackson Theater of the Performing Arts en Nueva Orleans, el 26 de diciembre de 2018. (Sophia Zheng/NTD Television)

01 de Enero de 2019
NUEVA ORLEANS – Shen Yun Performing Arts promete más que un vistazo a los 5000 años de cultura china: el sitio web de la compañía y su publicidad anuncian un renacimiento. Y mucha gente no entiende por qué hasta que no ve el espectáculo completo.

“Nos dio una mirada a una cultura que no mucha gente ha visto antes, especialmente dado que fue una perspectiva específica que nos ayudó a comprender lo que el régimen comunista no quiere que veamos”, dijo Corine Martin, que vio el espectáculo de Shen Yun con su familia. “Me pareció muy profundo y hermoso”.

Cindy y Rob Martin, junto con sus hijas Corinne y Lauren, asistieron al espectáculo en el Mahalia Jackson Theater of the Performing Arts el 26 de diciembre en Nueva Orleans, Louisiana.

China, antes llamada el Imperio Celestial, tuvo una historia y una cultura que floreció ininterrumpidamente por 5000 años, hasta que en 1949 el régimen comunista tomó el poder. Durante la Revolución Cultural en los 60 y 70, los templos fueron demolidos, los libros fueron quemados y los artistas, intelectuales y miembros de instituciones religiosas fueron encarcelados o asesinados en una estrategia sistemática para destruir la cultura tradicional.

Como resultado de esto, la China de las varias últimas décadas perdió su conexión con los 5000 años anteriores. Pero en años recientes, ha habido un interés renovado en aprender sobre historia y cultura tradicional, y Shen Yun es un gran participante de esta tendencia.

Fundado en 2006 en Nueva York por un grupo de artistas originarios de China, Shen Yun afirma que su misión es revivir 5000 años de civilización china y compartirlo con el mundo a través del lenguaje universal de la música y la danza. Durante la última docena de años, el público de todo el mundo ha expresado que esta cultura resuena con ellos hasta el día de hoy.

“Lo que encontré interesante es que este es un país que perdió tantas tradiciones [que] fueron aplastadas desde la revolución, y ahora está este grupo de personas aprendiendo sus creencias, algo diferente de lo que los comunistas ateos chinos [enseñaron]”, dijo Rob.

“Eso fue en verdad muy inspirador”, dijo Rob. Encontró esperanza en la idea de que las creencias podrían ser una oportunidad para generar el cambio y que tal vez estábamos viendo eso representado hoy.

La idea misma de que la cultura china es espiritual es una sorpresa para algunos, pero la cultura tradicional china está construida sobre la creencia en la armonía entre el Cielo, el hombre y la Tierra. Principios del Budismo, Taoísmo y Confucianismo crean los cimientos para esta cultura basada en la fe.

Para Cindy, esto no fue una sorpresa. Su padre estuvo en la Marina de EE. UU. y su familia vivió en Taiwán por unos años, donde experimentó esta cultura tradicional.

Cindy vio las escenas celestiales al final del espectáculo, vinculadas a la escena inicial con la historia del Creador descendiendo para impartir los 5000 años de civilización china, y pensó que se completó un círculo tanto artísticamente como en términos de narrativa.

“El espectáculo fue una historia entera”, dijo. Y todo se hizo a través de medios “visualmente deslumbrantes” con “exquisitos vestuarios”, y una danza increíble.

Para Lauren, que hizo un curso en estudios religiosos y estudió Budismo y Taoísmo, lo que vio en el escenario fue una revelación.

“Creo que no fue lo que esperaba ver en la práctica, fue muy conmovedor”, dijo. “Simplemente me pareció maravilloso, pacífico –ese es el mundo perfecto”.

“Fue asombroso, realmente. Fue maravilloso”, dijo Lauren.

Corinne notó paralelismos entre las antiguas historias chinas y otras culturas, y descubrió algo universal.

“Amo la historia, así que esta fue toda una experiencia para mí”, dijo Corinne. Para ella, el espectáculo mostró una batalla entre el bien y el mal, como todas las culturas que tienen historias así, con una “bondad máxima” manifestándose y ganando antes de que el telón se cierre.

“Ejemplificó muy bien los comportamientos humanos, y lo magnífico es que muestra debilidades, así como la esperanza que brinda el futuro”, dijo Corinne. “La última danza trata sobre dar esperanza para el futuro al triunfar sobre algo malo”.

Rob pensó que tal vez las historias que más disfrutó fueron las antiguas “que cobran vida en el escenario”, porque en ellas hubo lecciones que también aplican a nuestra vida moderna. Además, eso realmente mostró la magnitud de lo que estaban viendo.

“Realmente disfruté eso, el momento en que te das cuenta de lo antigua que es China, cuán rica es su cultura”, dijo Rob.

Con reportajes de Sophia Zheng y Catherine Yang.

La Gran Época considera a Shen Yun Performing Arts como el evento cultural más significativo de nuestros tiempos y ha cubierto las reacciones del público desde el nacimiento de la compañía en 2006.

Nueva Orleans, Estados Unidos
Shen Yun Compañía Mundial