Si EE.UU. es racista, ¿por qué llegaron aquí millones de negros? ¿Fueron los judíos a Alemania en la década de 1930?

Por Dennis Prager
22 de Junio de 2021
Actualizado: 22 de Junio de 2021

Opinión

Si Estados Unidos es sistemáticamente racista, ¿por qué millones de negros de África y el Caribe han venido a este país durante los últimos 50 años? ¿Por qué ellos y muchos millones más querrían pasar de sociedades totalmente negras a una racista dominada por blancos?

Esta es una pregunta que todo izquierdista blanco y negro debería hacerse. Después de todo, ningún judío se mudó a Alemania en la década de 1930. ¿Y por qué no hubo ninguno? Después de todo, muchos judíos estaban sufriendo una terrible persecución y pobreza en Rusia y Europa del Este. ¿Por qué ninguno de ellos se mudó a Alemania después de 1933?

Todos sabemos la respuesta: porque Alemania era sistémicamente antisemita.

Incluso los izquierdistas conocen esa respuesta.

Entonces, uno solo puede concluir que, en opinión de los izquierdistas estadounidenses, los judíos no alemanes de la década de 1930 tuvieron la sabiduría de no mudarse a Alemania, pero los negros no estadounidenses de hoy en día no tienen esa sabiduría. En opinión de los izquierdistas estadounidenses, entonces, los millones de negros que se han mudado aquí y los muchos millones que quieren mudarse aquí deben ser tontos.

¿De qué otra manera podrían los izquierdistas considerar a los negros que voluntariamente se mudan a Estados Unidos? Cualquier persona negra que decida dejar un país negro para irse a Estados Unidos, un lugar que la izquierda afirma fue fundado por racistas para perpetuar el racismo, construido y sostenido por el racismo, hasta el día de hoy, compuesto en gran parte por blancos, cada uno de los cuales es racista y muchos de los cuales son supremacistas blancos y, por lo tanto, siguen siendo sistemáticamente racistas; deben ser tontos, ignorantes o ambos.

Si los llamados “líderes” negros y otros negros de izquierda y progresistas blancos creen lo que dicen sobre Estados Unidos, ¿por qué no están haciendo todo lo posible para disuadir a los negros de África y el Caribe de venir a Estados Unidos? ¿Por qué no visitan regularmente países africanos y caribeños para advertir a los africanos que se alejen del país, que odia a los negros, al que están pensando en emigrar?

A esta pregunta solo hay una respuesta posible: no creen lo que dicen sobre Estados Unidos.

Si los izquierdistas creen sus mentiras es una cuestión que me he planteado durante años. Y he llegado a la conclusión de que, en general, lo hacen. La mayoría de los izquierdistas creen que Rusia se confabuló con la campaña de Trump; que los hombres menstrúan y dan a luz; que Shakespeare y Beethoven son venerados no porque sean talentosos sino porque son blancos; que el calentamiento global es una amenaza “existencial”; que los hechos del 6 de enero fueron una “insurrección”; que las identificaciones de votantes son una forma de supresión de votantes; y que las personas que tuvieron COVID-19 deben vacunarse.

Con respecto a su creencia de que Estados Unidos es sistemáticamente racista y por eso persigue a los negros, LeBron James tuitea que, como todos los negros, “¡Literalmente nos cazan TODOS LOS DÍAS / CADA VEZ que salimos de la comodidad de nuestros hogares!” y Oprah Winfrey compara la América actual con “los días de Jim Crow cuando los hombres negros eran linchados y arrastrados por la ciudad como un ejemplo para que lo vieran otras personas”; ante esas condiciones no hacer ningún intento por disuadir a los negros de venir a Estados Unidos no tiene sentido. Eso solo tiene sentido si no creen lo que dicen sobre Estados Unidos.

La verdad nunca ha sido un valor de la izquierda. La verdad es un valor liberal y es un valor conservador. Pero nunca ha sido un valor de la izquierda. La verdad no es más que lo que la izquierda dice en un momento dado. Por eso Lenin, el padre del izquierdismo moderno, llamó al periódico del Partido Comunista Soviético “Pravda”, la palabra rusa para “verdad”; la verdad era lo que decía el Partido Comunista Soviético. Para Lenin, entonces, como para el representante Adam Schiff, The New York Times, la Universidad de Yale y CNN hoy, la verdad es lo que dicen que es.

Su pravda es que Estados Unidos es un país sistemáticamente racista. Su pravda es que todos los blancos son racistas. Su pravda es que Donald Trump es un supremacista blanco y que todos los que votaron por cualquier republicano son racistas.

Sin embargo, existe una realidad que Schiff y estos otros no pueden negar: un gran número de negros anhelan venir a Estados Unidos. Lo hacen porque no han sido influenciados por el pravda de Schiff y sus compañeros demócratas, The New York Times y el resto de los medios de izquierda, o por Yale y el resto de las universidades de izquierda de Estados Unidos. Lo hacen porque no han sido influenciados por pravda, sino por la verdad real: Estados Unidos es el país multiétnico y multirracial menos racista en la historia mundial, y cualquier negro que busque mejorar su vida y la de su familia tiene mejores posibilidades de hacerlo en Estados Unidos que en cualquier otro lugar. De hecho, al cabo de una generación de haber emigrado a Estados Unidos, los africanos de los países del África subsahariana alcanzan niveles de educación más altos que el conjunto de la población estadounidense y tienen más probabilidades de haber obtenido un título en ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas (Pew Research).

Por eso, no son los africanos los que son tontos por querer venir a Estados Unidos; es la izquierda de Estados Unidos por pensar que son tontos.

Dennis Prager es un columnista y presentador de programas de entrevistas de radio a nivel nacional.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS