Si tus niños son muy traviesos puedes aplicar estos consejos para poder educarlos de forma efectiva

Por La Gran Época
06 de Diciembre de 2018 Actualizado: 06 de Diciembre de 2018

Los niños pequeños siempre parecen estar de buen humor. Su curiosidad domina su inocencia y en la mayoría de los casos los padres no pueden controlar el entusiasmo de sus hijos. Por lo general, los padres tenemos el dilema de regañarlos o no, peor aunque parezca difícil es nuestra responsabilidad enseñarles a los niños los modales correctos.

¡Seamos padres inteligentes y animemos a nuestros hijos a divertirse dentro de los límites necesarios!

Aquí hay 7 estrategias correctas que los padres pueden seguir para mantener el comportamiento de sus hijos bajo control.

Haz que tus hijos se detengan y se tomen un “tiempo para pensar” cuando se portan mal

Crédito: Freepik

Cuando corriges a tu hijo mucho después de hacer sus travesuras, el comportamiento se verá reforzado. En su lugar, es mejor hacerlo en el momento justo. Dale a tu hijo tiempo para pensar cómo podría haber manejado la situación de otra manera. Esto es más efectivo y más preciso.

Las correcciones son mejores que las críticas

Crédito: Freepik

Los niños necesitan ser educados y la corrección es el medio correcto para hacerlo. Una crítica puede matar el espíritu del niño, pero una corrección puede motivarlo a hacer algo mejor. En lugar de decir cosas como “tu habitación siempre es un desastre o eres tan desorganizado”, los padres pueden adaptarse a usar frases positivas como “deja que te ayude a limpiar tu habitación”, etc. De esta manera, incluso los niños se interesan en corregirse ellos mismos.

Enseña a tus hijos a ser independientes

Crédito: Freepik

Es importante enseñarles a tus hijos a ser independientes, pero esto debe hacerse sabiamente. A veces los niños se aprovechan de la independencia y la explotan de manera equivocada. Por lo tanto, hay que imponer restricciones cuando sea necesario. Por ejemplo, si eres un padre que trabaja, asegúrate de decirle a tus hijos dónde está la comida en lugar de pedirles que la preparen ellos mismos cuando estén solos en casa.

Los argumentos nunca son la solución

Crédito: Freepik

Sé un padre con sensatez y nunca discutas con tus hijos ya que no están en edad de razonar como un adulto. Sin embargo, como padres, pueden hacer un comentario válido y acortar la conversación horneando un buen pastel o dándoles juguetes con los que jugar o simplemente pasando un rato familiar de calidad juntos.

Permite que la imaginación de tu hijo fluya

Crédito: Freepik

Si a tu hijo le gusta garabatear en las paredes o trata de ayudarte en tus tareas cotidianas, permite que lo haga y nunca lo detengas o trates de influir en ellos con tus métodos. De esta manera será independiente y empezará a aceptarse tal cual es.

Respeta los horarios de sueño

Crédito: Freepik

Si tu hijo tiene rabietas porque se siente cansado o con sueño, interrumpe la charla. Nada de lo que digas ayudará a la situación y si te excedes, tu hijo pequeño podría terminar llorando y armando un escándalo. Como padre, es tu deber darles sus descansos y permitirles dormir tranquilamente. Es mejor mantener un horario regular de sueño ya que los niños no pueden controlar su ansiedad y estrés como lo hacen los adultos.

Sé un modelo a seguir para tus hijos

Crédito: Freepik

Los niños pequeños admiran a sus padres más que a nadie. Sus acciones y palabras pueden tener una gran influencia en el comportamiento de tu hijo. Si quieres que tu hijo te respete, tus acciones deben definirse y la única manera de hacerlo es ser fiel a tus propias palabras. Por ejemplo, si estás siguiendo una dieta equilibrada para perder peso, es bueno que la sigas y les muestres los resultados a tus hijos. Al ser constante, incluso los niños siguen tus pasos.

Este padre aplica un castigo diferente para el mal comportamiento de su hijo

TE RECOMENDAMOS