Siembra ilegal de marihuana en California envenena el agua y la vida silvestre

Por Debora Alatriste
13 de Noviembre de 2019 Actualizado: 13 de Noviembre de 2019

Agua contaminada y envenenamiento de la vida silvestre es el resultado de la siembra ilegal de marihuana en los espacios públicos del estado de California por los cárteles de drogas, según reportes recientes.

De acuerdo con el medio Fox News, los parques nacionales han estado plagados de cultivos ilegales de marihuana desde hace tiempo, algunos de estos a cargo de hippies. Sin embargo, las operaciones de los carteles son diferentes.

Estas suelen ser más grandes y estar bien organizadas. Además utilizan venenos pesados e ilegales para proteger los cultivos de roedores e insectos.

“El verdadero crimen aquí es el hecho de que están matando básicamente las tierras públicas de Estados Unidos, matando la vida silvestre, matando nuestra agua”, dijo Kevin Mayer, agente especial asistente del Servicio Forestal de Estados Unidos a cargo de la aplicación de la ley, a National Public Radio y añadió “Esto es algo que, ya sabes, no se va a reparar solo”.

De acuerdo con el reporte del medio local KQMS, un cultivo ilegal de marihuana fue encontrado en septiembre en el Bosque Nacional Shasta Trinity, California.

En el lugar fueron aprehendidos dos sujetos de nacionalidad mexicana y se encontraron un total de 8656 plantas de marihuana en crecimiento y 232 libras de marihuana procesada.

Con respecto a la evaluación ambiental preliminar, realizada por el Centro de Investigación en Ecología Integral (IERC por sus siglas en inglés), se encontraron 840 libras de fertilizante, más de 3 millas de tuberías para irrigación, tanques de propano y 3000 libras de basura.

Greta Wengert miembro del IERC y cofundadora del mismo organismo, le mostró a National Public Radio algunos de los químicos que se utilizaban en el lugar.

Uno de ellos era un rodenticida neurotóxico llamado brometelaina, el otro, casi un galón de carbofurano concentrado, el cual es un insecticida prohibido para prósitos legales por la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de Estados Unidos.

“Todos los productos que contienen carbofurano generalmente causan efectos adversos irrazonables en los seres humanos y el medio ambiente”, dice la página de EPA.

El carbofurano es producido en EE.UU. por la corporación FMC.

“Es increíblemente tóxico”, dijo la ecologista. “Un cuarto de cucharadita podría matar a un oso negro de 600 libras. Así que obviamente solo una pequeña cantidad puede matar a un humano. Permanece en un ecosistema por un largo período de tiempo”.

Wengert dijo que de acuerdo con los estudios que ha realizado sobre los efectos de las plantaciones ilegales en los ecosistemas forestales, “La población de leones de montaña en California está expuesta a rodenticidas anticoagulantes a un ritmo de más del 90%”.

Y añadió, “estamos obteniendo datos sobre roedores, la base de presas de todas las especies que son motivo de preocupación cuando se habla de pumas, pescadores, zorros, búhos moteados, otras rapaces del bosque, la base de presas que sustenta a estas especies está contaminada”.

Morad Gabriel, colega de Wengerts ha documentado que el 85% de las martas pescadoras de California han estado expuestas al rodenticida.

Gabriel también explicó que el rodenticida coagulante podía ser transferido a los fetos durante la gestación, a las cría por medio de la leche y si el animal moría los animales que se alimentaran del cadaver esparcirían también el veneno.

Ahora las autoridades de California se encuentran en una campaña contra el cultivo de marihuana, programa CAMP, que involucra a autoridades locales, estatales, federales y al Servicio Forestal.

Descubre

El complot entre cárteles mexicanos, migrantes ilegales y antifacistas en la frontera México-EEUU

 

TE RECOMENDAMOS