Sintió que algo rozó su pierna mientras nadaba y comenzó a gritar cuando vio a un bebé flotando

Por La Gran Época
12 de Julio de 2019 Actualizado: 14 de Julio de 2019

Un hombre estaba nadando en un lago cuando, de repente, sintió que algo rozaba su pierna. Cuando vio que era el pequeño pie de una niña, la sacó inmediatamente del agua.

Angelo Mondragon, un fontanero y entrenador de baloncesto y fútbol recreativo de Fort Collins, se encontraba en el Lago Windsor con su familia y amigos un domingo por la tarde en julio de 2015 cuando sintió que algo suave lo rozaba en el agua.

“Se sentía como algo que normalmente no sentirías en el agua. Hice una especie de patada trasera para sacar lo que fuera, y luego vi flotar la parte inferior del pie de un bebé”, le dijo a Coloradoan.

“Mi adrenalina estaba bombeando”, aseguró Angelo. En el momento de angustia, corrió hacia la costa gritando a la gente que llamaran al 911 mientras preguntaba: “¿De quién es este bebé? ¿De quién es este bebé?”.

En declaraciones a Greeley Tribune, Mondragon dijo: “Tan pronto como vi los dedos de los pies de mi bebé flotando en el agua, mis instintos paternos, mi instinto de padre se hizo cargo y yo hice lo que habría hecho por mi hijo”.

El instinto paternal de Angelo se activó y rápidamente sacó al bebé del agua. La agarré y llevé su cuerpo inerte a la orilla. La niña ya estaba azul. Ella no estaba respirando “, dijo.

Angelo, dos enfermeros fuera de servicio, Tabatha y su esposo, Thomas Lang, y el oficial de policía de Eaton, Mathew Rundle, aplicaron RCP a la niña, quien luego fue identificada como Sitlali Hernández de Windsor Lake. Afortunadamente, resucitaron a la niña y sintieron el pulso antes que llegara la emergencia.

“Tan trágico como fue, ella no habría tenido ninguna oportunidad sin esa intervención (de los espectadores)”, dijo Herb Brady, el jefe de bomberos de Windsor Severance Fire Rescue.

Sitlali fue enviada inicialmente a un centro médico en los Rockies en Loveland. Más tarde fue trasladada a un hospital infantil en Aurora. Todos los que sabían lo que sucedió se sintieron aliviados al escuchar que la niña estaba bien, incluido Angelo.

“Si no estuviera en el lugar correcto en el momento adecuado, podría haber sido una misión de búsqueda y rescate. Como le dije a la mamá de la niña, cuando vi los dedos de los pies del bebé, se convirtió en mi bebé “, aseguró Angelo.

Angelo dijo que Sitlali no llevaba chaleco salvavidas en el momento del incidente. Si la niña hubiera usado uno, no se hubiese convertido en una situación de vida o muerte. Para aumentar la conciencia sobre la seguridad del agua, comenzó a trabajar con residentes y empresas locales para idear un programa en el que pudiera poner a disposición chalecos salvavidas para aquellos que no poseen uno o simplemente no pueden costearlo.

“Necesitamos mantener a nuestros niños a salvo”, dijo Angelo. “Gracias a Dios la encontré”, agregó. “Nunca sentí que esta niña iba a morir. Por alguna razón en mi corazón, sabía que iba a salvarla”.

No hace falta decir que la madre de Sitlali, Emma Hernández, no pudo agradecerle lo suficiente por salvar a su hija. “No hay palabras de cuánto puedo agradecerte. La salvaste, La salvaste… Salvaste a mi bebé “, le dijo la madre conmocionada a Angelo durante una reunión emotiva filmada por 9News .

¡Felicitaciones a Mondragon y a los transeúntes por salvar la vida de la niña!

Puedes ver el conmovedor encuentro de la madre de la niña y este héroe en las imágenes del siguiente video:

Trabajó para la mafia y fue un adicto durante décadas, al fin se libera con ayuda de la meditación

TE RECOMENDAMOS