Simpatizantes de Biden en el Capitolio celebran la inauguración entre fuertes medidas de seguridad

Por Bowen Xiao
20 de Enero de 2021
Actualizado: 20 de Enero de 2021

WASHINGTON.   Mientras Joe Biden prestó juramento para servir como el 46º presidente de Estados Unidos, algunos de sus partidarios se presentaron en el Capitolio para celebrar en persona, a pesar de que el área estaba altamente militarizada y fortificada.

Alrededor del Capitolio y de la Casa Blanca había múltiples tramos de vallas, así como puntos de control. A las autoridades les preocupaba que la violencia y los disturbios ocurridos durante la irrupción al Capitolio pudieran repetirse nuevamente.

A pesar de la llegada de los simpatizantes, el área del Capitolio estuvo muy vacía. Por su parte, en un bar cercano al Capitolio sintonizaron el discurso inaugural de Biden mientras una pequeña multitud de sus partidarios y medios de comunicación se detuvieron a escuchar.

“Estoy muy emocionada de ser, al menos, parte de algo pequeño”, dijo Nicole Lee a The Epoch Times. “Es algo enorme, pero no puedo estar allí [adentro]”.

Lee, quien salió con su familia para mostrar apoyo a Biden, dijo que sentía que la fuerte presencia militar era un poco exagerada, pero señaló que las autoridades “tenían que hacer una declaración”.

“Apesta, pero para disfrutar de una pequeña parte, por la seguridad de todos, estoy a favor”, agregó.

Se estima que 25,000 miembros de la Guardia Nacional vinieron de los 50 estados para prestar sus servicios en el área del Capitolio. El número de guardias enviados a Washington supera con creces el número de fuerzas estadounidenses en Afganistán, que se redujo a 2500 tropas. A los miembros de la Guardia Nacional se les ha permitido usar fuerza letal para apoyar a las fuerzas del orden en el Capitolio y la ciudad.

En los días previos a la inauguración, se cerraron calles y tiendas; además, se vieron vehículos militares por toda la zona. El edificio del Capitolio estaba completamente rodeado por vallas altas con alambre de púas.

“No escapé de mi país por esto, es como una zona de guerra”, dijo un antiguo residente de D.C. originario de Vietnam.

Un partidario de Biden dijo que tuvo que caminar desde un área bastante lejana de Washington, cercana a Maryland, para llegar al Capitolio.

“Es una zona militarizada por millas”, dijo Richie Abel a The Epoch Times.

Abel dijo que el estado de ánimo del día de la inauguración y de los días previos fueron de tensa calma.

“Toda la semana ha sido una especie de calma antes de la tormenta, pero parece que la tormenta no va a llegar”, agregó. “No he visto violencia a gran escala ni nada”.

La alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, dijo el 15 de enero que, incluso, después de la inauguración presidencial, la ciudad tendrá que mantener una mayor seguridad. Cuando se le preguntó si las amplias medidas de seguridad en la ciudad se revertirían después de la inauguración, Bowser dijo: “Vamos a volver a una nueva normalidad”.

Algunos dijeron que la presencia militar no iba a afectar nada.

“Estoy bien con todo eso”, dijo Rebecca, quien se negó a dar su apellido. “Eso no va a restarle importancia al hecho de que tenemos una mujer que ocupa la posición de liderazgo más alta de la historia”.

Debido a las medidas de seguridad, tanto el desplazamiento por la ciudad como el acceso al Capitolio se han dificultado ostensiblemente. El Metro anunció que cerraría 13 estaciones dentro del perímetro de seguridad. El National Mall declaró que implementaría un cierre público temporal a partir de las 11 a.m. del 15 de enero hasta, al menos, el 21 de enero, a pedido y en cooperación con el Servicio Secreto de EE.UU.

Mientras el discurso de Biden se estaba reproduciendo en vivo, una persona en la calle levantó un cartel que decía: “Esto se parece a Pyongyang, solo hay policías y militares. No hay civiles”.

Siga a Bowen en Twitter: @BowenXiao_


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


A continuación

La exitosa estrategia de Trump para no comenzar guerras

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS