Adolescente con Síndrome de Down se lanza como modelo superando críticas y rompiendo las expectativas

Por Catherine Bolton
10 de Agosto de 2019 Actualizado: 12 de Agosto de 2019

Para la mayoría de las niñas, la perspectiva de crecer y convertirse en modelos —llevar ropa elegante y desfilar en las pasarelas para los fotógrafos y los espectadores que las adoran— no parece más que una vida de glamour, diversión y lujo.

Cuando se trata de la modelo y nativa de Illinois Gigi Cunningham, sin embargo, cada actuación que ella realiza hace más que solo proporcionar una oportunidad para mostrar las últimas modas y tendencias. Para Gigi, su carrera como modelo es una oportunidad para borrar los estigmas y crear conciencia en una comunidad que a menudo es injustamente difamada y subestimada.

Gigi tiene síndrome de Down, un trastorno cromosómico que afecta a 1 de cada 700 bebés cada año. El trastorno, que es causado por una copia extra del cromosoma 21, causa anormalidades físicas y retrasos cognitivos que van de leves a severos y puede resultar en problemas del habla o umbrales más bajos para el desarrollo de las habilidades para la vida.

Estas características físicas fáciles de identificar y los retrasos cognitivos causados por el trastorno tienden a crear un grave estigma para las personas con síndrome de Down, lo que resulta en luchas para conseguir empleo y discriminación en todo, desde actividades extracurriculares hasta situaciones sociales.

Como Gigi aprendió de niña, eso puede significar más que solo oportunidades limitadas de trabajo. Para la mujer de ahora 21 años de edad, había mucho bullying en la escuela para superar, pero en lugar de dejar que eso la deprimiera, decidió aumentar su confianza y mostrarle al mundo que el síndrome de Down también puede ser hermoso.

“Gigi entiende que hay algunas personas crueles en el mundo, pero que no dejas que eso te destruya como persona”, dijo su madre, Eric Butler, en una entrevista con The Mighty en 2015. “Siempre acércate a tu obstáculo con una actitud de ‘sí puedo’ y con una sonrisa en la cara porque lo vales. Mi creencia es que puedes hacer todas las cosas a través de Cristo y que con la oración nada es imposible. Nunca te rindas y si nadie más cree en ti, yo lo hago. Ganamos. Estoy decidida a ayudar a cambiar el rostro de la belleza”, agregó.

Con el apoyo de su madre, Gigi comenzó a modelar cuando era una adolescente, haciendo que su misión fuera cambiar la forma en que la gente ve a la comunidad del síndrome de Down. Paseó por la pasarela del desfile de moda Be Beautiful Be Yourself en 2015, y espera seguir modelando a medida que crezca, al mismo tiempo que se desempeña como defensora de la aceptación y la inclusión.

“Gigi ha sido rechazada de muchas oportunidades porque tiene síndrome de Down”, agregó Eric. “Le han dicho que no es lo que buscamos y que la gente así debería quedarse en casa, o que no es guapa. La gente ha dicho muchas cosas crueles y Gigi no deja que eso la detenga de lo que está destinada a ser y eso es grandeza. Todas las mañanas, antes de ir a la escuela, se mira en el espejo y dice ‘Soy hermosa’ y nos chocamos esos cinco”, añadió.

Es una forma de ayudar a la comunidad a aprender a aceptar y abrazar a alguien diferente, pero también es una forma para que la propia Gigi gane confianza en sí misma.

“Me encanta que pueda inspirar a otros a hacer un cambio y amar la piel en la que se encuentran”, explicó.

Chico con síndrome de Down se entera que fue admitido en la universidad

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS