Sitio de pruebas nucleares de Corea del Norte colapsó, dicen científicos chinos

Por Annie Wu, La Gran Época
26 de Abril de 2018 Actualizado: 26 de Abril de 2018

Científicos de China confirmaron que el sitio de pruebas nucleares de Corea del Norte colapsó, respaldando lo que los expertos sospecharon en septiembre de 2017 cuando Corea del Norte realizó su mayor prueba nuclear subterránea.

La noticia plantea la posibilidad de fugas radiactivas con exposición en las regiones vecinas del noreste de China, donde millones viven cerca de la frontera con Corea del Norte.

También coincide con el reciente anuncio del régimen norcoreano de sus suspensión inmediata de todas las pruebas de misiles y el cierre del sitio en Punggye-ri. Esto plantea la interrogante de si el régimen decidió hacerlo después de que el sitio de prueba se volviera inutilizable.

El 23 de abril, un equipo de investigación dirigido por el geofísico Wen Lianxing, de la Universidad de Ciencia y Tecnología de China, publicó sus hallazgos en el sitio web de la universidad. Sus análisis de los datos sísmicos históricos determinaron que el sitio de prueba que Corea del Norte usó desde el año 2009, la montaña Mantap donde está Punggye-ri, colapsó luego que las continuas pruebas con bombas la volvieron inestable.

El 3 de septiembre, Corea del Norte probó su sexta y más poderosa bomba hasta la fecha, lo que desencadenó un terremoto de magnitud 6,3.

El oficial de la agencia meteorológica japonesa Toshiyuki Matsumori indica un gráfico que muestra la actividad sísmica después de la prueba nuclear de Corea del Norte, durante una conferencia de prensa en la sede de la agencia en Tokio, Japón, el 3 de septiembre de 2017. (Kazuhiro Nogi / AFP / Getty Images)

Luego, el 23 de septiembre y el 12 de octubre, ocurrieron varios eventos sísmicos. En ese momento, expertos, incluido el Instituto US-Korea de la Universidad Johns Hopkins, advirtieron que la prueba del 3 de septiembre podría haber causado daños sustanciales al sitio, pero no pudieron confirmar la naturaleza de las actividades sísmicas.

Wen y sus investigadores determinaron que la bomba del 3 de septiembre provocó el colapso de una cavidad central ubicada a 440 metros (unos 1443 pies) al noroeste de la explosión, desencadenando los sucesivos terremotos.

“Necesitamos continuar monitoreando la posibilidad de fugas de material radiactivo como resultado del colapso”, según el anuncio de los investigadores.

Los científicos dijeron que la bomba del 3 de septiembre había vaporizado las rocas circundantes y abierto un espacio de hasta 200 metros (alrededor de 656 pies) de diámetro. El polvo radioactivo podría escapar a través de tales grietas de la montaña, según una entrevista dada a South China Morning Post, el 25 de abril.

Lee Mi-Seon, director del Centro Nacional de Terremotos y Volcanes, muestra en el mapa la ubicación de Corea del Norte, en la Administración Meteorológica de Corea en Seúl-Corea del Sur, el 3 de septiembre de 2017. (Jung Yeon-Je / AFP / Getty Imágenes)

Un artículo publicado en la revista académica, “Geophysical Research Letters” el mes pasado, también llegó a esa conclusión. “La explosión creó una cavidad y una dañada ‘chimenea’ de rocas sobre ella”, añadió el reporte. Esa fue la primera vez que se documentó un colapso de rocas en el sitio de prueba.

Los hallazgos de Wen y sus investigadores se publicarán en una próxima edición de “Geophysical Research Letters”.

La posibilidad de fugas nucleares ya era una preocupación el año pasado cuando los expertos temían que los túneles subterráneos dentro del sitio Punggye-ri pudieran haberse derrumbado.

Wei Shijie, un experto que ha trabajado en el programa nuclear de China, dijo en ese momento que una fuga nuclear “era inevitable” independientemente de si había un colapso, reportó Telegraph.

La reciente confirmación del colapso parcial de las Montañas Mantap solo aumentó esa posibilidad.

TE RECOMENDAMOS