Sobornos de Odebrecht coinciden con gran contrato con Pemex, dice ONG

Por EFE
18 de Mayo de 2018 Actualizado: 18 de Mayo de 2018

Las transferencias de cinco presuntos sobornos de Odebrecht en 2013 y 2014, por cinco millones de dólares, coincidieron con fechas clave para la asignación de un contrato por 1.436 millones de pesos (73 millones de dólares) con Petróleos Mexicanos (Pemex), denunció hoy una organización no gubernamental.

Según reveló hoy un cotejo de documentos realizado por Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), al día siguiente de que Pemex recibió la propuesta de Odebrecht para el contrato de la modernización de la refinería de Tula, el departamento de sobornos de la constructora brasileña transfirió dinero.

Fue un millón de dólares que se transfirió del Meinl Bank de Antigua a una cuenta en el Neue Bank AG, en Liechtenstein, a nombre de la empresa ‘offshore’ Zecapan SA, que según los delatores del caso en Brasil estaba ligada al entonces director de la petrolera mexicana, Emilio Lozoya, algo que él ha negado reiteradamente, indicó MCCI.

Odebrecht presentó su propuesta a Pemex el 2 de diciembre de 2013 y la transferencia del soborno se realizó el 3 de diciembre.

Ocho días después, el 10 de diciembre, la dirección de Pemex Refinación avaló la excepción a la licitación pública, y ese mismo día una empresa offshore de la oficina de sobornos transfirió 480.000 dólares a la misma cuenta en el Neue Bank de Liechtenstein.

“El fallo a favor de Odebrecht lo emitió Pemex a los tres días”, agregó el texto.

En los meses siguientes fluyeron más sobornos, que coincidieron con la formalización del contrato.

Por ejemplo, el 27 de enero de 2014 el Consejo de Administración de Pemex -que presidía Lozoya- aprobó los términos y condiciones del contrato.

Y al día siguiente, la subdirección de proyectos del área de Refinación, a cargo de Jesús Lozano Peña, elaboró el dictamen de adjudicación directa para otorgar a Odebrecht el acondicionamiento del sitio, movimiento de tierras y creación de plataformas para el proyecto de aprovechamiento de residuales en la refinería del Tula.

En el dictamen se argumentó que el procedimiento elegido “resulta conveniente y garantiza las mejores condiciones disponibles”.

El contrato fue firmado finalmente el sábado 15 de febrero de 2014, y en los siguientes días el operador de la oficina de sobornos identificado como “Gigolino” (identidad de Olivio Rodriguez Júnior), ordenó tres transferencias a la cuenta de Zecapan SA en el Neue Bank de Liechtenstein, continúa la investigación.

Siguieron otros depósitos, que en total suman unos cinco millones de dólares y siempre se realizaban en fechas clave para la asignación y para la ampliación de contrato.

Algunos de los documentos obtenidos por MCCI forman parte de la carpeta de investigación que abrió la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) sobre los sobornos de Odebrecht, y fueron clasificados por Pemex como información reservada hasta el año 2021, explicó la ONG.

La dimensión internacional del caso Odebrecht se conoció a fines de 2016 cuando el Departamento de Justicia de Estados Unidos reveló que la constructora brasileña había admitido que pagó unos 788 millones de dólares en sobornos en 12 países de Latinoamérica y África, incluido el propio Brasil.

En México, los sobornos a los funcionarios sumarían unos 10,5 millones de dólares, y la firma brasileña logró al menos 39 millones de dólares de beneficios con los contratos que aseguró como consecuencia.

TE RECOMENDAMOS