Sobre la brevedad de la vida

Contemplaciones sobre esta breve y preciosa vida humana
Por LEO BABAUTA
23 de Septiembre de 2022 3:39 PM Actualizado: 23 de Septiembre de 2022 3:39 PM

“Vives como si estuvieras destinado a vivir para siempre, no te entra nunca en la cabeza el pensamiento de tu fragilidad, no te preocupas de cuánto tiempo ha pasado ya. Desperdicias el tiempo como si lo sacaras de una provisión completa y abundante, aunque todo el tiempo ese día que otorgas a alguna persona o cosa sea quizás el último” — Séneca

Nos vendría bien una contemplación diaria sobre lo limitado que es nuestro tiempo en esta vida. La mayoría de nosotros evita pensar en ello, o se pone nervioso o triste cuando piensa en ello. Pero es una contemplación poderosa.
Hoy me gustaría compartir una serie de breves contemplaciones sobre la brevedad de la vida que me parecen valiosas.

1. Podríamos ignorar la naturaleza tan limitada de esta vida y darla por sentada, y encontrarnos al final de nuestras vidas llenos de arrepentimiento por no haberla utilizado con más sabiduría. O podríamos despertarnos al poco tiempo que tenemos aquí y decidir aprovecharlo al máximo.

Si hubiera sabido que las últimas visitas de mi padre eran las últimas, habría apreciado aún más esos días. Recordando esto, puedo aprovechar al máximo los días que me quedan con las personas que me importan, incluyéndome a mí mismo.

2. Podríamos preocuparnos por la naturaleza limitada de nuestras vidas, entristecernos o derrumbarnos por ello. Lo hacemos porque creemos que debería ser de otra manera. Pero esa es solo otra forma de dar por sentado lo que se nos ha otorgado. En cambio, podríamos apreciar plenamente este regalo limitado. Cuando alguien te da un regalo increíblemente valioso, ¿le preguntas por qué hay tan poca cantidad? ¿O te alegras por lo que te han dado?

¿Podríamos apreciar cada día como un regalo valioso, poderoso y alegre?

3. A menudo, agotamos el día actual preocupándonos o soñando con los días venideros. Y así nos perdemos el día de aquí y ahora mismo. Eso es como pensar en las comidas futuras, mientras estás comiendo tu comida actual. De ese modo no puedes disfrutar de la comida que estás comiendo ahora.

¿Qué pasaría si pudiéramos saborear el día que estamos viviendo ahora mismo?

4. No es cierto que la vida sea “corta”. Esto es una especie de juicio, porque queremos más. Pero la vida tampoco es ilimitada. Es un recurso limitado, pero no tenemos que quejarnos de su brevedad. Esto es como un actor que por fin tiene la oportunidad de salir al escenario y se pasa el tiempo quejándose de que solo tiene una escena. ¡Eh, bobo! Aprovecha tu única escena. Haz un impacto con lo que tienes.

5. ¿Queremos pasar el tiempo limitado que tenemos poniendo nuestras narices en la piedra y tratando de hacer lo que creemos que debemos hacer? ¿Queremos pasarlo sintiéndonos aburridos? ¿Y si pudiéramos vivir una vida llena de asombro, de alegría, de amor, completamente vivos?

¿Queremos pasar la hora que tenemos en el parque infantil intentando asegurarnos rígidamente que estamos realizando el juego correctamente, o queremos pasar un buen rato?

6. ¿Queremos pasar este tiempo limitado en la tierra constantemente preocupados por nosotros mismos, haciendo las cosas bien, lo que la gente piensa de nosotros, si somos amados o respetados? Esto es como ver una gloriosa puesta de sol, preocupándote de si te está iluminando bien para tu selfie.

¿Qué pasaría si pudiéramos olvidarnos por un momento de nuestro aspecto, de cómo nos vemos, de si estamos bien, y, en cambio, amar plenamente la impresionante puesta de sol frente a nosotros delante?

Más aún, ¿Cómo sería amarlo todo, a todos los seres, incluidos a nosotros mismos?

7. Cuando tenemos luchas en nuestras vidas, pensamos que algo anda mal, que no deberíamos estar luchando. Y estas luchas pueden parecer algo por lo que tenemos que pasar antes de que finalmente podamos comenzar a vivir la vida que queremos.

¿Qué pasaría si las luchas fueran parte del objetivo de este tiempo limitado que tenemos? Las luchas son las que nos forman y provocan el crecimiento y el aprendizaje para madurar hasta llegar a ser nosotros mismos. Las luchas no son algo que tenemos que superar, sino que son una parte importante de la vida en sí.

¿Podemos ver esta vida como un crisol que ayuda a forjarnos, que ayuda a descubrir quiénes somos realmente? ¿Y abrazar las luchas como un hermoso lugar de aprendizaje y asombro?

8. Cuando contemplamos la brevedad de la vida y apreciamos plenamente la maravilla de este breve tiempo que se nos ha concedido, la vida puede adquirir una calidad conmovedora. Y esto es hermoso.

Los japoneses tienen un término, “mono no consciente”, que puede traducirse como “sensibilidad a lo efímero”— a las cosas que no duran. La idea habla de esta naturaleza que no perdura y efímera de todas las cosas. Es tan dulce, teñido de cierta tristeza, porque todo lo que nos importa es hermoso y fugaz. Esta fugacidad solo hace que las cosas sean más preciosas.

Si tuvieras un delicioso manjar en cantidades ilimitadas, podrías darlo por sentado. Pero si supieras que solo puedes saborearlo durante un corto periodo de tiempo, que pronto desaparecerá, podrías saborear la dulzura de la golosina con más intensidad. Con más alegría. Con más asombro.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.