Sobreviviente de Auschwitz cumple promesa de compartir su historia y decide usar redes sociales

Por Celeste Armenta
28 de Enero de 2022 5:24 PM Actualizado: 31 de Enero de 2022 1:56 PM

Una sobreviviente del Holocausto que prometió contar al mundo los horrores que vivió en Auschwitz, ha cumplido su palabra a lo largo de su vida, pero a partir de los cierres por la pandemia decidió actualizarse y ahora comparte su historia a través de redes sociales.

“Yo era la 10572. Era un número, no una persona […] Me prometí a mí misma, cuando estaba dentro de esa terrible situación, que cuando saliera le contaría al mundo lo que había pasado”, dijo Lily Ebert, sobreviviente del Holocausto, en entrevista con Piti Patel, miembro del Parlamento por Witham.

Ebert es una abuelita de 98 años que vive en Londres, Inglaterra, y podría ser la influencer de mayor edad en TikTok, la red social que se caracteriza principalmente por difundir contenido para entretenimiento. Sin embargo, la anciana tiene una historia que desea que conozcan las generaciones más jóvenes, y durante los cierres por la pandemia provocada por el virus del PPCh, el patógeno que ocasiona COVID-19, decidió utilizar esta red social para ser escuchada.

Junto a Dov Forman, su nieto de 18 años, la sobreviviente abrió un canal en la red social, con la vista fija en cumplir la promesa que se había hecho a sí misma de contar su historia en Auschwitz, el mayor y más terrible campo de concentración de la Alemania Nazi, donde fallecieron 1.1 millones de personas.

Lily Ebert (I) y su bisnieto, Dov Forman. (Cortesía de Dov Forman)

“Le dije a mi bisabuela: ‘Si ellos pueden volverse virales por bailar, ¿por qué no podemos volvernos virales por compartir estos mensajes tan importantes?'”, dijo Forman, a CBS NEWS.

La idea de Ebert y su nieto dio un resultado magnífico, y hasta el momento acumulan 1.6 millones de seguidores y 23.7 me gusta, gracias a videos donde la anciana habla de lo que vivió y observó mientras estaba en Auschwitz. Aunque también comparte mensajes alentadores con sus seguidores, donde es una incansable promotora de la tolerancia.

“Sé amable y tolerante con los demás”, dijo en un video de TikTok.

Ebert tenía 14 años cuando ella y su familia fueron trasladadas de su casa en Bonyhád, Hungría, a Auschwitz. Mientras Ebert y sus dos hermanas fueron seleccionadas para trabajar, su madre, una hermana y su hermano perecieron en los campos de exterminio.

“Auschwitz era un infierno. Auschwitz era realmente una fábrica de muerte”, dijo a CNN. “La matanza continuaba todo el tiempo [… ] Espero que nada similar vuelva a suceder”, agregó.

Una vista exterior del complejo de Auschwitz, 8 de diciembre de 2004 mostrando las puertas de entrada a Auschwitz I con las palabras “Arbeit Macht Frei” (El trabajo hace a uno libre). (Scott Barbour/Getty Images)

En abril de 1945, cuando tenía 16 años, estaba en una caminata de la muerte —cuando obligaban a caminar a la gente y las dejaban morir en el camino— con sus dos hermanas después de pasar cuatro meses en una fábrica de municiones en un trabajo de esclavos en Altenburg, al este de Alemania.

“Cuando nos liberaron, solo queríamos entrar en algún lugar, sentarnos y dormir y teníamos mucha hambre y sed”, dijo Ebert. “Todavía teníamos miedo”.

Sin embargo, recuerda a un soldado que escribió mensajes conmovedores en un billete y se lo dio. El billete tenía inscrito “un comienzo de una nueva vida” y “buena suerte y felicidad”.

Este billete alemán tiene escrito “buena suerte y felicidad” y “un comienzo de una nueva vida”. (Cortesía de Dov Forman)

Cuando mostró el billete a Forman, dos años atrás, el jovencito lo publicó en redes sociales, lo que más tarde llevó a un reencuentro con un familiar del soldado que se lo había dado.

El soldado era Private Hyman Shulman, de Brooklyn, Nueva York, y había fallecido en 2013, al igual que su esposa poco tiempo después. Sin embargo, Ebert pudo programar una videollamada con Jason Shulman, el hijo del militar.

“Sinceramente, al principio pensé que se trataba de algún tipo de estafa y, sin embargo, cuando miré el billete, decía algo así como ‘buena suerte y felicidad’ y allí, en letras hebreas, estaba el nombre hebreo de mi padre, el primero y el segundo”, dijo Shulman a CBS NEWS.

“Cuando superé mi desconfianza y me di cuenta de que algo real ocurría, me dio escalofríos”, agregó.

La abuelita expresó que los mensajes en el billete le devolvieron su fe en la humanidad. Motivada, continúa compartiendo su historia, y esta vez está llegando al público más joven en las redes sociales.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí.


 

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.