Soldado anticipa su regreso y se hace el enfermo para sorprender a su esposa enfermera en el hospital

Por La Gran Época
09 de Abril de 2019 Actualizado: 16 de Abril de 2019

Cuando los militares en despliegue se enteran de su fecha de regreso a casa, algunos empiezan a planear un retorno memorable para sorprender a sus seres queridos. Un soldado de Oregon hizo todo lo posible para sorprender a su esposa y sus esfuerzos dieron sus frutos.

El Sargento de Primera Clase Jason Johnson, un médico de vuelo de la Guardia Nacional de Oregon, en sus más de 20 años de carrera como soldado, estuvo en cuatro despliegues en el extranjero y en un principio debía regresar a su hogar el 9 de febrero en su cumpleaños.

Mientras que otros estarían encantados de volver a casa el día de su cumpleaños, Jason y su esposa, Sandi, pensaban de otra manera. La razón era que la pareja no podría celebrar su primer aniversario el pasado 7 de enero.

Así que Jason intentó encontrar una forma de volver a casa antes. Buscó la ayuda de sus amigos y finalmente, uno de ellos ayudó.

“Tuve un buen amigo en la unidad que se apiadó de mí y me dejó tomar su lugar”, dijo al Statesman Journal.

Jason estaba listo para retornar a casa el día de su aniversario, sin embargo, aún tenía otra tarea que hacer, coordinar su sorpresa de regreso al hogar para Sandi. Para lograrlo, necesitaba la ayuda de los compañeros de trabajo de Sandi.

Sandi es enfermera de Urgencias en el Hospital de Salem y afortunadamente, Jason trabajó anteriormente como técnico de Urgencias, lo que le facilitó el contacto con sus colegas de allí.

Cuando Jason llegó al hospital, la enfermera encargada distrajo a Sandi para que otros pudieran llevarlo a la sala de exámenes. Una vez que todo estaba preparado, la llevaron a la habitación con la premisa de que necesitaban ayuda.

Imagen ilustrativa – Getty Images | Joe Raedle

Cuando Sandi entró en la habitación y vio a Jason acostado en la cama del examen, no pudo contener su felicidad.

“Estaba totalmente conmocionada”, dijo ella. “Fue en realidad un esfuerzo de colaboración para reunirnos”.

Aunque Sandi no derramó una lágrima ante la sorpresa porque “no es en realidad una llorona”, muchos de sus compañeros de trabajo lloraban.

“Mientras caminaba junto a todos, me vieron de uniforme y sabían lo que sucedía y todos en Urgencias empezaron a llorar”, recuerda Jason. “Fue muy bueno ver lo conmovidos que estaban los demás”.

Mira su dulce reunión en el video a continuación:

Mir esta linda propuesta de matrimonio para una empleada de hotel

Si esta linda historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS