Solo resistiendo al PCCh podrá Taiwán ser fuerte: Analista

El destino de Hong Kong es un recordatorio para la democracia de Taiwán
Por Frank Yue
25 de Marzo de 2021
Actualizado: 25 de Marzo de 2021

En una entrevista exclusiva un profesor taiwanés dijo al diario chino Epoch Times que solo oponiéndose firmemente al Partido Comunista Chino (PCCh) Taiwán podrá ser fuerte.

Sus comentarios se producen tras la reciente advertencia de la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-Wen, de que Taiwán se convertirá en otro Hong Kong si elige apaciguar al PCCh.

“Taiwán se enfrenta a una tremenda presión externa. Hemos sido blanco de China una y otra vez. La confianza de Taiwán para enfrentarse a China casi se ha agotado”, dijo Tsai, quien también es la presidenta del Partido Democrático Progresista (PDP) de Taiwán, al dirigirse al público en una reunión local del partido en Taipei el 16 de marzo.

“Si optamos por complacer a China, Taiwán se convertirá con toda seguridad en un segundo Hong Kong”, advirtió a continuación.

Yen Chien-Fa, expresidente del Comité de Asuntos de China del DPP y profesor de administración de empresas en la Universidad de Ciencia y Tecnología de Chien Hsin, dijo que para mantener su sistema democrático de gobierno, Taiwán necesita mantenerse unido contra la influencia de Beijing, o de lo contrario caerá como Hong Kong, donde el Partido Comunista Chino de Beijing asumió el control como árbitro, incluso después de que muchos residentes se defendieron en el movimiento de los paraguas de 2014, en las protestas de 2019 contra una revisión de la ley de extradición y con la ley de seguridad nacional de Hong Kong de 2020.

“Legal e internacionalmente, Hong Kong es reconocido como parte de la China comunista”, dijo Yen, refiriéndose a la entrega de Hong Kong del Reino Unido a China en 1997, hecho considerado como un legado político del difunto líder chino Deng Xiaoping.

La policía antidisturbios de Hong Kong detiene a un hombre mientras dispersa a unos manifestantes que participan en un mitin contra la nueva Ley de Seguridad Nacional el 1 de julio de 2020 (Dale de la Rey / AFP a través de Getty Images).
La policía antidisturbios detuvo a personas después de que desalojaran a los manifestantes que participaban en un mitin contra una nueva ley de seguridad nacional en Hong Kong el 1 de julio de 2020. (Dale De La Rey/AFP vía Getty Images)

Según Yen, la elección de la legislatura de Hong Kong se retrasó hasta septiembre de 2022, ya que Beijing intenta asegurarse de que solo los “patriotas” del PCCh sean elegidos para los nuevos escaños, para así solidificar su control. Con la intervención del Congreso Nacional del PCCh y de un órgano consultivo político local, los miembros del Consejo Legislativo de Hong Kong introducirán reformas electorales para aumentar el número de escaños en el consejo de 70 a 90, lo que hará que la oposición prodemocrática pierda su tercio de derecho de resistencia.

Según Song Ru’an, subcomisario de la Oficina del Comisionado del Ministerio de Asuntos Exteriores del PCCh en Hong Kong, el término “patriota” se refiere a quienes “muestran su lealtad a la República Popular China dirigida por el PCCh en lugar de a una China cultural e histórica”.

“Las ramas del PCCh en Hong Kong siguen purgando a los demócratas locales”, dijo Yen a los periodistas el 9 de marzo, citando a Song y añadió que el 28 de febrero, 47 activistas prodemocráticos fueron acusados de “subversión”. Por lo tanto, el campo de la democracia se está desmoronando. Ahora, el PCCh se está volcando en apuntar a los miembros locales del establishment pro PCCh”.

Yen señaló que la desestabilización del sistema democrático de la ciudad por parte de Beijing indica inequívocamente que el líder chino Xi Jinping está girando cada vez más a la izquierda, volviendo al camino del difunto líder comunista chino Mao Zedong, quien llevó a China a una Revolución Cultural en las décadas de 1960 y 1970.

“Nunca esperen que los comunistas chinos cambien”, advirtió. “Las élites que rodean a Xi son antiguos guardias rojos que vivieron la Revolución Cultural de China, gritando consignas y blandiendo Pequeños Libros Rojos con las instrucciones de Mao en sus manos.

“Taiwán debería considerar a la Hong Kong infiltrada por el PCCh como un campo de minas que hay que evitar”, añadió.

Además afirma que Taiwán es un país soberano de facto, que se llama República de China según su Constitución, y que es un hecho histórico que la isla nunca perteneció a la China comunista y viceversa.

Taiwán nunca podría aceptar las políticas del PCCh de “Una sola China” y “el Consenso de 1992”, dijo Yen a The Epoch Times, o de lo contrario, la cuestión de la independencia de Taiwán se consideraría “un asunto interno del país”. Entonces Estados Unidos y Japón se encontrarían moral y legalmente impotentes para intervenir y salvar a Taiwán si el PCCh aprieta el gatillo de sus misiles dirigidos a Taiwán.

Táctica ganadora del PCCh: unirse a un enemigo secundario para derrotar a uno primario

Yen explicó que los fundadores del partido Kuomintang (KMT) de Taiwán están familiarizados con el patrón de lucha del PCCh contra sus competidores por sus décadas de lucha contra los comunistas.

En 1978, el presidente de la República de China, Chiang Ching-kuo, publicó su política de los “tres no” —ningún contacto, ningún compromiso y ninguna negociación— para tratar con el PCCh. “Hablar de paz con los comunistas chinos es invitar a la muerte. Esta es una lección agonizante y manchada de sangre que nosotros y muchos otros países asiáticos hemos aprendido”, dijo Chiang a New York Times.

“Cuando se trata del eslogan del PCCh ‘Un país, dos sistemas’, es otra forma de engaño bajo la bandera de su Obra del Frente Unido, que no funciona en absoluto”, dijo Chiang en octubre de 1987, en una entrevista exclusiva a The Wall Street Journal Asia.

En opinión de Yen, los miembros del KMT que hoy están a favor de “Una China” y del “Consenso de 1992”, son traidores al difunto presidente de la República China, Chiang Ching-kuo. Ellos hacen oídos sordos tanto al pasado de su partido como al presente de Hong Kong, y desplazaron a su enemigo desde el PCCh al PDP.

Ésta es una táctica del PCCh de “unirse a un oponente secundario para atacar a uno primario”, añadió.

Según Yen, actualmente el PCCh considera al DPP como el enemigo principal, y el KMT es con quien este quiere unirse para luchar contra el DPP. Más adelante, cuando le toque al KMT gobernar Taiwán, el PCCh apuntará al KMT y lo expulsará del poder también.

El PCCh repetirá sin duda esta táctica, como ya lo está haciendo en Hong Kong, dijo.

Con información de Zhong Yuan.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


 

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS