Sospechoso del ataque terrorista de París que mató a 130 personas dice que es “combatiente del ISIS”

Por Lorenz Duchamps
08 de Septiembre de 2021 2:31 PM Actualizado: 08 de Septiembre de 2021 2:31 PM

El principal sospechoso de los ataques terroristas de París que mataron a 130 personas hace casi seis años se describió a sí mismo el 8 de septiembre como “combatiente del Estado Islámico” mientras comparecía en el juicio por el peor ataque terrorista de la historia de Francia.

Salah Abdeslam, un hombre de 31 años con ciudadanía francesa pero que creció en Bélgica, es uno de los 20 sospechosos que están siendo juzgados por su participación en los ataques con armas y bombas de noviembre de 2015 contra seis restaurantes y bares, la sala de conciertos Bataclan y un estadio deportivo, donde el entonces presidente François Hollande asistía a un partido.

También se cree que Abdeslam está vinculado a la misma red del ISIS que atacó Bruselas, la capital de Bélgica, en 2016, matando a otras 32 personas.

“En primer lugar, quiero testificar que no hay más Dios que Alá y que Mahoma es su profeta”, dijo Abdeslam en el juicio después de que le pidieran que se identificara. Cuando le preguntaron por su profesión, el franco-marroquí dijo al tribunal de forma desafiante: “Dejé mi trabajo para convertirme en un combatiente del Estado Islámico”.

Se cree que es el único superviviente de los atentados terroristas del 13 de noviembre de 2015 que mataron a 130 personas e hirieron a más de 350 cuando nueve hombres armados y suicidas atacaron con pocos minutos de diferencia diferentes lugares de París.

Los otros sospechosos juzgados están acusados de ayudar a proporcionar armas y coches o de desempeñar un papel en la organización de los ataques. Abdeslam es el único sospechoso acusado de asesinato.

Entre los 20 acusados hay 11 que ya están en la cárcel a la espera de juicio. Seis serán juzgados en ausencia; se cree que la mayoría de ellos están muertos. La mayoría se enfrenta a cadena perpetua si son condenados.

El 14 de noviembre de 2015, un día después de los atentados, el grupo terrorista ISIS reivindicó la autoría, diciendo que instaba a los seguidores del grupo radical islámico a atacar Francia en represalia por “insultar a su profeta” y lanzar ataques aéreos contra el grupo terrorista en Iraq y Siria.

En su momento, Abdeslam fue el hombre más buscado de Europa durante meses antes de ser detenido en marzo de 2016 tras una redada de la policía armada en la zona de Molenbeek, en Bruselas.

Al igual que su hermano, que se inmoló en el interior de un bar de París aquella noche, Abdeslam iba equipado con un cinturón suicida, que se encontró desechado en una papelera varios días después de los mortíferos atentados terroristas. Al parecer, el chaleco suicida funcionó mal esa noche y Abdeslam consiguió escapar de Francia de vuelta a su casa en Bruselas.

Las investigaciones descubrieron que los atentados se planificaron en gran medida en Bélgica y que Abdeslam utilizó varios coches de alquiler para recoger a los terroristas del ISIS que se habían colado en Europa sin ser detectados entre las masas de inmigrantes ilegales.

Desde su detención, Abdeslam se ha negado a hablar con los investigadores. En él están las respuestas a muchas de las preguntas que quedan sobre el atentado y las personas que lo planearon, tanto en Europa como en el extranjero.

Antes del juicio, varios supervivientes y familiares de las víctimas habían dicho que estaban impacientes por escuchar un testimonio que pudiera ayudarles a entender mejor lo que ocurrió y por qué lo hizo, y que también estaban ansiosos.

El juicio durará nueve meses, con unos 1800 demandantes y más de 300 abogados que participarán en lo que el ministro de Justicia, Eric Dupond-Moretti, ha calificado de maratón judicial sin precedentes. El juez principal del tribunal, Jean-Louis Peries, dijo que era un juicio histórico.

“Es importante que las víctimas puedan dar testimonio, que puedan contar el dolor a los autores, a los sospechosos que están en el estrado”, dijo Philippe Duperron, cuyo hijo Thomas, de 30 años, murió en los atentados.

La policía montó un fuerte dispositivo de seguridad alrededor del tribunal del Palacio de Justicia, en el centro de París. Los acusados comparecerán detrás de un tabique de cristal reforzado en una sala construida al efecto y todas las personas deben pasar por varios controles para entrar en el tribunal.

Con información de Reuters.

De NTD News


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.