Su esposo la abandonó junto a sus 6 hijos pero una serie de milagros salvan sus días

Por La Gran Época
17 de Diciembre de 2018 Actualizado: 06 de Abril de 2019

Las palabras con sabiduría ayudan a destacar los valores morales y pensamos que nuestros lectores se beneficiarán al leerlas. Esperamos que disfrutes de esta historia.

Puede que no estemos absolutamente seguros de por qué hay gente que llega en el momento  justo para darnos una mano cuando más lo necesitamos. Es que de hecho hay gente buena en todas partes.

Hay una historia que estuvo circulando en Internet sobre una madre soltera con 6 hijos y la difícil vida que atraviesa. Cuando su situación parecía tan difícil, ella aún mantenía su compostura, mostraba reverencia al Señor y enseñaba a sus hijos con el buen ejemplo. Un día, unos cuantos extraños vieron su situación y decidieron ayudarla.

En septiembre de 1960, una mujer de Indiana se despertó y descubrió que su esposo la abandonó para siempre y que tendría la carga de criar a sus seis hijos ella sola. Ella solo tenía 75 centavos, así que vistió a sus hijos para que la acompañen en su vieja camioneta oxidada Chevy a buscar trabajo.

Imagen Ilustrativa (Crédito: Shutterstock/Doucefleur)

“Los siete fuimos a todas las fábricas, tiendas y restaurantes de nuestra pequeña ciudad. Pero no tuvimos suerte”, escribió sobre su experiencia en un diario. “Los niños se quedaron encerrados en el auto e intentaron callarse mientras yo trataba de convencer a quién sea que me escuchara y mostrar que estaba dispuesta a aprender o a hacer cualquier cosa. Tenía que tener un trabajo”.

Pero encontrar un trabajo no fue fácil.

Finalmente, llegó a “un antiguo bar de cerveza de raíz que fue convertido en una parada de camiones” llamado Big Wheel.

El lugar era propiedad de una anciana apodada Granny, que “necesitaba a alguien en el turno de la noche”, desde “las 11 de la noche hasta las 7 de la mañana” y pagaba 65 centavos la hora.

La mujer regresó rápidamente a casa para que alguien cuidara a sus hijos por un dólar la noche.

“Esa noche, cuando los pequeños y yo nos arrodillamos para rezar, todos le dimos gracias a Dios por encontrarle un trabajo a mamá”, recuerda. “Y así empecé a trabajar en Big Wheel”.

Imagen Ilustrativa (Crédito: Shutterstock/Africa Studio)

Aunque había conseguido un trabajo, las facturas de calefacción añadieron tensión a su escaso salario. Además, los neumáticos de su coche parecían tener fugas de aire y ella tenía que “llenarlos de aire de camino al trabajo y de nuevo cada mañana de camino a casa”.

Pero no sabía que unos “ángeles” la estaban cuidando.

“Una desoladora mañana de otoño, me arrastré hasta el coche para ir a casa y encontré cuatro neumáticos en el asiento trasero ¡Neumáticos nuevos! No había ninguna nota, nada, solo esos hermosos neumáticos nuevos. ¿Los ángeles estarán en Indiana?”, se preguntó.

Pasaron varias semanas y se acercaba la Navidad. No tenía suficiente dinero para comprar juguetes nuevos o ropa para sus hijos.

Pero en la mañana del día de Navidad, se sorprendió al ver su coche “lleno hasta el tope de cajas de todas las formas y tamaños”, justo cuando salió de su turno.

Imagen Ilustrativa (Crédito: Shutterstock/Africa Studio)

Dentro de las cajas había ropa, caramelos, comestibles, suministros de lavandería y juguetes nuevos.

“Mientras conducía de regreso por las calles vacías, cuando el sol salía lentamente en el día de Navidad más asombroso de mi vida, lloraba de gratitud”, escribió.

Ella sabía quiénes le dejaron esos regalos, cuatro clientes habituales de Big Wheel, tres camioneros llamados Les, Frank y Jim y un policía estatal llamado Joe.

Y por supuesto, sus hijos estaban encantados de ver los regalos que trajo a casa.

Imagen Ilustrativa (Crédito: Shutterstock/Baronb)

Aunque puede que no sepamos si esta es una historia real, definitivamente la gente de buen corazón aún existe y está más que dispuesta a darnos una mano cuando la necesitemos.

Papá construye a su hijo una montaña rusa en el patio de la casa

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS