Su husky se pierde en el bosque pero una cámara oculta descubre por qué demoró tanto en volver

Por La Gran Época
14 de Abril de 2019 Actualizado: 14 de Abril de 2019

La husky Koda de dos años de edad, tiene un carácter muy curioso. Pero sus dueños, Rachel Howatt y Clinton Subbik, no tenían idea hasta dónde los llevaría la curiosidad de Koda cuando huyó de su casa en Manitoba, Ontario, un día de diciembre de 2018.

El bosque parecía el lugar de juego más probable, así que la pareja comenzó su búsqueda con la ayuda de vecinos y amigos. Sin embargo, Rachel y Clinton tenían la esperanza que Koda supiera cómo volver a casa y que en algún momento regresaría.

Como prueba de que tenían razón, Koda regresó a casa por su propia voluntad tres días después y la familia se reunió en medio de un tremendo desahogo. “Al final acaba de regresar”, dijo Rachel en Facebook. “Es muy lista, así que no dudé de que pudiera encontrar el camino a casa”.

La familia de Koda, no sabía lo que había estado haciendo en sus 72 horas de ausencia.

Los perros son animales de jauría, y al carecer de un amigo canino con quien rodar, olfatear, cavar, jugar y, en general, satisfacer su perenne curiosidad, Koda se encontró una amiga en una figura muy poco probable.

Garry Suderman, residente de Manitoba y cazador local se acercó a algo confuso, pero finalmente deleitó a Rachel y a Clinton con algunas fotos. Las fotos mostraban algo más que la belleza del paisaje local, bañado por las heladas invernales. Le mostraron a Koda y la extraordinaria relación que había hecho en su incursión por el bosque.

Las fotos de Garry, tomadas con una claridad excepcional con su cámara de caza de alta tecnología, mostraban la  perra y un macho salvaje de pie en un campo con nieve. En el transcurso de 24 horas, una serie de fotos documentaron la interacción de la pareja como si fueran dos miembros de la misma especie. Se olfateaban, se seguían y por la noche, se acurrucaban en la hierba para mantenerse calientes.

“Es bastante difícil de creer al principio, ya sabes, eso es lo que ella estaba haciendo todo este tiempo”, dijo Rachel. “No teníamos ni idea”.

Positive Outlooks Blog encontró a Michael Cove, un hombre con una historia similar. Michael estaba estudiando los efectos de los gatos criados en libertad sobre los pequeños animales en peligro de extinción en los Cayos de Florida y usó cámaras ocultas. Para su sorpresa, y añadiendo un elemento muy inesperado a su investigación, sus imágenes revelaron ciervos salvajes que se hacían amigos de gatos, mapaches e incluso un zorro solitario.

Se observaron comportamientos de lamer, asear y caricias entre los animales.

Michael, se aventuró a decir que los animales pueden haberse sentido relajados en ausencia de depredadores, pero lo más probable es que todos los animales que observó estuvieran motivados por la curiosidad.

Garry, ofreció su perspectiva única. Como cazador, asumió que Koda, estaba protegiendo a los animales salvajes. “Eso es definitivamente lo más extraño que he visto”, admitió Garry, afirmando que las fotos representan un encuentro único en la vida, y una oportunidad igualmente singular de capturarlo en cámara.

La pareja, sin embargo, atribuyó el increíble comportamiento de Koda al hecho que es una canina extrovertida. “Ella solo quiere ser amiga de todos”, dijo Rachel.

Nerviosos de que Koda pudiera salir corriendo a buscar a su nuevo amigo en cualquier momento, Rachel y Clinton buscaron a un segundo perro para hacerle compañía a Koda.

Adecuadamente, lo llamaron Buck.

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

Mamá sorprende a sus hijos jugando con harina y sus reacciones no tienen precio

TE RECOMENDAMOS