Suben pedidos de refugios blindados por temor a la violencia y el malestar social: Constructores

Por Allan Stein
10 de Septiembre de 2021
Actualizado: 10 de Septiembre de 2021

Hace años, a los vecinos de al lado les habría parecido extraño que te vieran construyendo un refugio de supervivencia subterráneo en tu patio trasero.

En 2021, ya no es tan extraño. Los “búnkeres del día del juicio final” son un negocio en auge, ya que la sociedad tal y como la hemos conocido parece estar al borde del colapso.

Para Gary Fetters, propietario de ICF Specialist, en Litchfield, Arizona, si quiere sobrevivir a estos tiempos de incertidumbre, necesita un refugio sólido, “un lugar para sobrellevar las cosas”.

“Hemos estado haciendo búnkers durante mucho tiempo, 12 o 13 años. Hacemos muchas habitaciones seguras”, le dijo Fetters a The Epoch Times.

“Cuando lo mencionamos, están interesados en conectar un vestidor o un armario a una bóveda o a una habitación segura”.

En los últimos cinco meses, Fetters dijo que ha recibido más solicitudes de personas que buscan construir una casa personalizada con Formas de hormigón aisladas (ICF): bloques de espuma huecos que se apilan, como piezas de Lego, en la forma de las paredes exteriores de una casa o edificio.

Los bloques se refuerzan con barras de acero y luego se rellenan con concreto, lo que los hace 100 por ciento “a prueba de balas”, dijo Fetters.

Si bien la empresa de Fetters se especializa en proyectos de construcción ICF, también construye búnkeres de la División 1 para el subsuelo. Estos búnkeres varían en tamaño, precio y alojamiento, y están construidos según el código de FEMA con materiales ICF para satisfacer una variedad de desafíos climáticos y necesidades de seguridad.

“La mayoría de las personas para las que construimos están construyendo casas personalizadas y buscan la seguridad del sistema, en lugar de un búnker”, dijo.

Un búnker que construyó la compañía cuenta con una sala de cine y un bar, “para que puedan vivir y entretenerse allí”, dijo Fetters.

Otro búnker viene con gimnasio y sauna.

En su mayor parte, Fetters dijo que sus clientes están preocupados por desastres y por el proverbial “colapso social, donde la gente va a luchar por suministros”.

“Necesitas estar a salvo. Le acabo de construir una casa a mi hija en Missouri. Construí un refugio dentro de la casa, en caso de violencia”, dijo.

Antes de los disturbios sociales de 2020, provocados por la muerte de George Floyd, Fetters necesitaba que le avisaran solo 3 días antes de un proyecto, dada la baja demanda en ese momento.

Ahora, necesita un aviso de al menos 12 semanas y “eso sería solo para reservar el material”, dijo.

El interior de un búnker subterráneo, construido por Atlas Survival Shelters, con enfoque hogareño y diseñado para albergar a varios miembros de una familia. (Foto de la empresa)

De cara al futuro, Fetters ve una creciente demanda de habitaciones seguras, bóvedas y otras estructuras fortificadas para cuando la situación se complique.

En la compañía Atlas Survival Shelters, en Texas, el propietario Ron Hubbard dijo que su teléfono ha estado “sonando sin parar [con órdenes], especialmente desde lo de Afganistán”.

“He recibido suficientes órdenes para retenerme durante dos años. Ha sido bastante constante”, dijo Hubbard a The Epoch Times. “No creo que la pandemia haya tenido mucho que ver”.

¿Qué es lo que más les preocupa a sus clientes?

“Simplemente piensan que el mundo se está convirtiendo en un lugar inseguro. Quieren un Plan B contra otra pandemia o una guerra civil”, dijo Hubbard.

Los tipos de refugios que construye Hubbard incluyen refugios para lluvia radiactiva, refugios cuadrados modulares de grado militar, canaletas redondas y refugios de placas múltiples, domos de concreto, refugios para vehículos y refugios herméticos.

La compañía anunció recientemente un nuevo producto, Floort Knox, un espacio de almacenamiento subterráneo de acero fortificado para armas y suministros.

Hubbard dijo que su pedido más grande fue un búnker de 4200 pies cuadrados que costó USD 2.2 millones.

Admite que muchos de sus clientes, que siempre permanecen en el anonimato, gozan de una buena situación económica.

Es más, estos refugios no son solo para sobrevivir a la tormenta perfecta, son casas subterráneas construidas para la comodidad y el estilo. Vienen completamente equipados con un sistema de filtración de aire, una cocina y un fregadero modernos, un dormitorio y un baño, un espacio para generadores eléctricos, un vestíbulo y más.

“Una familia típica realmente necesita un búnker de 500 pies cuadrados” que pueda albergar hasta 10 personas, dijo Hubbard. “Tengo búnkers en todas partes” en Estados Unidos y en el extranjero. “Es un negocio estable y constante para mí en este momento”.

No todas las personas que buscan un búnker subterráneo son de aquellos que se profesionalizan en herramientas de supervivencia para un evento catastrófico, dijo Cory Hubbard, propietario de DEFCON Underground Manufacturing, en Missouri.

“Definitivamente estamos viendo un aumento en las ventas y en el interés general en nuestros refugios subterráneos. Muchas personas, que normalmente no son expertos en supervivencia, en general están mostrando mucho interés. De hecho, la mayoría de sus clientes son personas comunes que podrían ser un vecino promedio”, dijo Hubbard a The Epoch Times.

Gary Fetters, propietario de ICF Construction, muestra uno de los búnkeres subterráneos de hormigón, en Arizona, que construye su empresa para clientes que buscan seguridad. (Allan Stein/The Epoch Times)

Hubbard dijo que las principales preocupaciones que impulsan la tendencia son la pandemia y “el estado general de las cosas en todo el mundo”.

“La mayoría de nuestros clientes creen que las cosas no tienden a mejorar sino a empeorar. Muchos de ellos se cuestionaron durante la pandemia cuando no se podían encontrar cosas simples como papel higiénico o artículos domésticos comunes en las tiendas”, dijo Hubbard.

A pesar de lo malo que fue el COVID-19 en sus comienzos, añadió Hubbard, “las cosas con respecto a los comestibles y en las demás cosas se nivelaron bastante rápido”.

“Estos clientes ahora están preocupados por algo quizás dos o tres veces peor. Quiero decir, para ser honesto, ¿podríamos superar algo así? Mucha gente piensa por primera vez que tal vez necesitan una forma diferente de mantener seguras a sus familias y brindarles algo más allá de lo normal”, dijo Hubbard.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS