Sufre un grave accidente por leer un mensaje conduciendo. Ahora solo le preocupa salvar vidas

Por Michael Wing - La Gran Época
18 de Mayo de 2019 Actualizado: 18 de Mayo de 2019

Liz Marks leyó un mensaje de texto mientras conducía su auto, y eso cambió su vida irreparablemente. Hoy, todavía con las cicatrices físicas y psicológicas de su terrible experiencia, Liz comparte su historia para el beneficio de otros. Pero ha perdido mucho en el camino.

“Lo leí desde este teléfono”, dijo Liz a la NBC, sosteniendo el teléfono móvil que distrajo su atención de la carretera. En abril de 2012, la entonces joven de 17 años, estaba conduciendo por una carretera cerca de St. Michaels, Maryland, EE.UU. cuando leyó un mensaje de texto de su madre. Segundos después, chocó su auto contra una grúa.

El texto contenía solo: “De acuerdo”.

“Escuché el mensaje y me incliné para revisarlo”, dijo Liz, hablando con American Academy of Orthopaedic Surgeons (Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos). “No me había dado cuenta que había una grúa parada delante de mí”. Desde ese momento, Liz ha tenido que reconstruir la historia a partir de los testimonios de los testigos. “Choqué con el camión”, dijo ella, “y pasó por encima del capó de mi auto y me golpeó la cabeza”.

La madre de Liz dice que sintió que algo andaba mal. “Quince minutos más tarde, había algunos policías estatales en mi puerta”, recordó. “No se esperaba que lo lograra”.

La adolescente gravemente herida pasó casi cuatro semanas en la unidad de cuidados intensivos del Centro de Traumatismos de la Universidad de Baltimore. “Ahora estoy ciega, parcialmente sorda y no puedo oler”, reveló Liz. También tiene un ojo protésico, y estas lesiones son permanentes.

Liz era una estudiante popular y aspirante a modelo antes del accidente. “La parte más difícil de mi vida después del accidente fue el hecho de que estaba sola”, dijo Liz, en un vídeo en movimiento filmado por The U.S. Department of Transportation (Departamento de Transporte de Estados Unidos) en 2014. “Todo el mundo estaba en la universidad; yo no”.

Liz tuvo que aprender, desde cero, a comer, caminar y hablar de nuevo, pero fue difícil sin la red de apoyo de sus días de escuela. El corazón de su madre se rompió cuando, durante su recuperación, vio una publicación en la página de Facebook de su hija preguntando si alguien pasaría tiempo con ella. “Al principio, mis amigos estaban ahí para mí”, dijo Liz. “Pero después de un tiempo”, continuó, “no estaban”.

“Siempre le mentí a mamá, porque siempre pensé que era invencible”, admitió la joven. “Todos los demás lo hacían, así que pensé que estaba bien. Pero claramente, estaba completamente equivocada”.

“Nadie es invencible”.

El sitio de prevención de accidentes Don’t Text & Drive (No envíes mensajes de texto y conduzcas) compartió un estudio aleccionador de la Universidad de Utah, indicando que “el tiempo de reacción de un conductor adolescente que usa un teléfono celular es el mismo que el de un conductor de 70 años que no está usando un teléfono celular”.

Shaw cree que los padres deben predicar con el ejemplo.

“No le envíes mensajes de texto a tus jóvenes conductores. No cometas ese error que yo cometí”, dijo. Y en cuanto a Liz, su mensaje es simple: “Si recibes un mensaje, no lo mires. No vale la pena”.

Liz y su madre han aumentado la visibilidad de la seguridad al conducir al aparecer juntas en un episodio de ‘Oprah: ¿Dónde están ahora?’ y la pareja de poder madre-hija ahora frecuentemente hablan públicamente sobre los peligros muy reales de enviar mensajes de texto y conducir.

“Creo que puedo contar mi historia de una manera poderosa”, dijo Liz. “Sé que se necesita valentía para hacerlo público y revelar toda la historia de lo que me pasó, y por eso estoy orgullosa”.

“Quiero salvar vidas”.

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

200 personas ayudan económicamente a mujer sin seguro que padece de cáncer

TE RECOMENDAMOS