Suicidios se triplican en Venezuela y alcanzan cifras nunca vistas en dos siglos de República

Por Anastasia Gubin
03 de Enero de 2020
Actualizado: 03 de Enero de 2020

La tasa de suicidios en Venezuela alcanzó cifras nunca registradas en 200 años de historia.

El indicador actual es de 9 a 10 suicidios por cada 100 mil habitantes.

El incremento es “al menos por el orden del 140-170% entre los años 2015 al 2018″, lo que significa que “la tasa de suicidios se ha podido casi triplicar en los últimos cuatro años”, destacó el Observatorio Venezolano de la Violencia (OVV) al presentar la semana pasada su Informe Anual de Violencia 2019.

“En el histórico de estadísticas conocidas, nunca se había alcanzado las tasas actuales”, añadió.

El equipo de OVV señala que este incremento alertado previamente se podía considerar “como un fenómeno más social que individual y que parecía responder al deterioro de las condiciones de vida de la población”.

Dada la situación de crisis en Venezuela, la realidad de los últimos años estaría originando pensamientos de un futuro que les quita a los ciudadanos el estímulo y voluntad de seguir viviendo.

En otras palabras las personas afectadas no logran encontrar una puerta de salida en sus vidas.

La gente busca comida en la basura, en una calle vacía de Caracas el 23 de octubre de 2018. – Cuando el sol se pone, reina la soledad en las calles de Caracas, castigada por el crimen desenfrenado y la crisis económica. Según las ONG, en Venezuela se registraron unas 26.000 muertes violentas en 2017, con una tasa de 89 por cada 100.000 habitantes, 15 veces superior a la media mundial. (Foto de RONALDO SCHEMIDT/AFP/Getty Images)

En el estado de Mérida, la tasa de suicidios estimada se ubica alrededor de 21,7 suicidios por cada cien mil habitantes, la más alta del país, aunque representa un incremento menor que el promedio, del orden de 80% entre los años 2014 y 2018.

“Dentro de los móviles o causas presuntas del suicidio, la depresión resultó ser la principal razón que ha llevado a muchos merideños, y quizás también a muchos venezolanos en general, a tomar la lamentable decisión de suicidarse”, dice el documento.

La depresión como causa de suicidio en Venezuela aumentó en promedio en el país de un 34,1 por ciento de los casos en el año 2014, hasta convertirse en el 56 por ciento en el año 2018.

“Aunque no podemos disponer de datos completos para el año 2019, por la censura oficial al respecto, es posible inferir que este porcentaje ha estado en aumento durante este año”, añade OVV.

Los suicidios son incluidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una muerte por una causa externa y violencia, con una forma de violencia ejercida de la persona contra sí misma, quien resulta víctima y victimaria al mismo tiempo.

“En toda la historia de estadísticas conocidas sobre tasas de suicidios estimadas en Venezuela previas, que van desde el año 1936 hasta el año 2015, nunca se había alcanzado las tasas de suicidios que se tienen en la actualidad, todo lo cual parece concordar con la profunda crisis que vive el país en la actualidad, la cual tampoco tiene precedentes en los más de 200 años de historia republicana”.

A modo comparativo, Honduras cuenta con una tasa de suicidio de 2,9; Colombia de 7,2; Brasil de 6,5; Argentina con 9,2; Chile con 10; Bolivia de 12,2; El Salvador de 13,6 y Cuba de 13,9 por 100,000 habitantes, según el Banco Mundial.

En Europa, España registra una tasa de 8/100,000; Alemania de 13; Austria registra una tasa de 16, Bélgica de 20, Rusia de 31 y Belorusia de 36 por 100,000 habitantes.

Una mujer grita consignas de apoyo al gremio de enfermeras frente al Hospital Infantil José Manuel de los Ríos durante una protesta convocada por el líder de la oposición venezolana y autoproclamado presidente en funciones Juan Guaido en Caracas, Venezuela, el 19 de noviembre de 2019. (YURI CORTEZ/AFP vía Getty Images)

Violencia en Venezuela

El año 2019 se cerró en Venezuela con un estimado de al menos 16.506 fallecidos y una tasa de 60,3 muertes violentas por cada cien mil habitantes, indica el informe de OVV.

“Muy por encima de cualquiera de los otros países considerados violentos en América Latina” destaca el documento. El Salvador habría bajado de 103 a 48/100,000; Honduras registra 42; Jamaica 47; Colombia 25 y Brasil 19 por 100,000 habitantes.

De las 16,506 muertes violentas en Venezuela, 6588 fueron homicidios (24/100,000). Otros 5286 son clasificados como resistencia a la autoridad, que también incluyen homicidios cometidos por los cuerpos de seguridad del Estado por un uso excesivo de la fuerza o mediante ejecuciones extrajudiciales (19/100,000).

Los miembros enmascarados de un “colectivo”, las células del régimen Nicolás Maduro, asisten a un mitin en Caracas el 7 de enero de 2019. Los miembros de “Colectivo” son denominados revolucionarios y matones. (YURI CORTEZ / AFP / Getty Images)

En tercer lugar están las 4632 muertes de intencionalidad indeterminada, en su mayor parte homicidios (17 víctimas por cada cien mil habitantes).

“La inmensa letalidad policial se ha convertido en un factor relevante en la reproducción de la violencia en el país”, señala el informe.

Por otro lado, se observó en 2019 una reducción de la letalidad en algunos estados, pero que puede tener su explicación no en la disminución de la acción policial. Según OVV, sería una nueva modalidad en que los habitantes indican mayor tortura y amenaza de muerte, lo que obliga a las personas a emigrar del país.

“En el año 2019 Venezuela ha vivido la mayor crisis social de la historia por la destrucción de la economía, la pérdida de capital humano por la migración, el deterioro del estado de derecho y el incremento de la desigualdad social”, concluye OVV.

***

Descubre

Cómo el comunismo destruye a la familia

TE RECOMENDAMOS