Surge controversia en torno a Ant Group de China antes de su Oferta Pública Inicial

Por Emel Akan
26 de Octubre de 2020
Actualizado: 26 de Octubre de 2020

WASHINGTON — Ant Technology Group, la empresa matriz de Alipay, la plataforma de pago digital más grande de China, está a punto de cotizar en bolsa este año, aun cuando los vínculos de la empresa con el Partido Comunista Chino (PCCh) podrían plantear importantes riesgos para los inversores de Estados Unidos.

Controlada por el multimillonario Jack Ma, fundador de Alibaba, la empresa china de tecnología financiera se prepara para una Oferta Pública Inicial (OPI) en Shanghai y Hong Kong.

Se espera que el Ant Group, antes conocido como Ant Financial, recaude más de USD 30,000 millones con la venta de acciones, lo que podría suponer la mayor OPI de todos los tiempos, superando la oferta pública de USD 29,400 millones realizada en diciembre de 2019 por Saudi Aramco.

La empresa estuvo recientemente bajo escrutinio por cubrir su propia OPI ofreciendo a los inversores minoristas un acceso a la venta de sus acciones a través de su plataforma Alipay. La empresa trató de asignar exclusivamente una parte de las acciones a sus clientes —usuarios de Alipay— a través de cinco fondos de inversión, dejando de lado a los bancos y las empresas de corretaje.

Esto llevó al regulador de valores de China a investigar un potencial conflicto de intereses, causando retrasos en la Oferta Pública Inicial.

A ello se añade que la administración de Donald Trump podría considerar poner a Ant Group en una lista negra comercial conocida como “Lista de Entidades” debido a preocupaciones de seguridad nacional, según los medios de comunicación. La medida restringiría a las empresas estadounidenses de hacer negocios con la empresa.

El gigante de tecnología financiera también está causando preocupaciones debido a que sus tecnologías están siendo utilizadas por el PCCh y el Ejército Popular de Liberación para oprimir a los ciudadanos chinos.

A pesar de los riesgos relacionados con la seguridad nacional y los derechos humanos asociados con la empresa, la Oferta Pública Inicial atrajo un gran interés de los inversores de Estados Unidos. Los estadounidenses podrán acceder a las acciones de la empresa a través de mercados emergentes e índices internacionales.

Sin embargo, el aumento de la controversia en las últimas semanas podría afectar este interés de los inversionistas estadounidenses por la OPI del Grupo Ant, según Roger W. Robinson Jr., presidente y director ejecutivo de RWR Advisory Group, una consultoría de investigación y riesgos con sede en Washington. Robinson también es el expresidente de la Comisión de Revisión Económica y de Seguridad para Estados Unidos-China del Congreso.

“Creo que el apetito de los posibles inversores de Ant se ha visto algo disminuido por esta controversia de autocontratación de Alipay y las noticias publicadas de que Ant parece estar en camino a la inclusión en la Lista de Entidades de Estados Unidos”, dijo Robinson a The Epoch Times, añadiendo que podrían haber más dificultades oficiales por delante para Ant Group.

“Creo que los inversores pueden darse cuenta de que el gobierno de Estados Unidos está mirando con atención a la compañía, ya que la lista de riesgos materiales con respecto a la seguridad nacional, los derechos humanos y la privacidad personal no es trivial”.

En varios informes de septiembre y octubre, RWR Advisory abordó el perfil de riesgo de Ant Group, identificando siete áreas problemáticas, incluyendo los roles que desempeñan Ant Group y Alibaba en graves violaciones de los derechos humanos.

Por ejemplo, tanto Ant Group como Alibaba son inversores en Megvii Technology, una empresa de inteligencia artificial que se especializa en tecnología de reconocimiento facial. Megvii es conocida por su plataforma Face++, que ha sido una herramienta crucial en la represión de Beijing de las poblaciones minoritarias musulmanas en Xinjiang.

El gobierno de Estados Unidos sancionó a Megvii y la añadió a la Lista de Entidades en octubre de 2019, por haber estado “implicada en violaciones y abusos de derechos humanos”.

En 2018, el Comité de Inversiones Extranjeras en Estados Unidos (CFIUS) bloqueó la adquisición por parte de Ant Financial de la empresa estadounidense de transferencia de dinero MoneyGram, por motivos de seguridad nacional. La empresa además participa en la construcción del polémico sistema de crédito social de China, que hace un seguimiento de cada movimiento y compra de los ciudadanos chinos.

Adquisición de EyeVerify

Otro riesgo identificado por RWR Advisory es la adquisición por parte de Ant Group de EyeVerify, una empresa con sede en Kansas City, Missouri, por un monto de 100 millones de dólares, tras la aprobación del CFIUS en 2016.

La compañía estadounidense, una subsidiaria de propiedad absoluta de Ant Group, se llama ahora ZOLOZ. La adquisición de EyeVerify ayudó a Ant Group a desarrollar sus propias capacidades de tecnología biométrica, según RWR Advisory.

EyeVerify creó la tecnología “EyePrint ID”, que convierte la imagen del globo ocular de un usuario en una clave de seguridad biométrica. El EyePrint ID es utilizado con millones de estadounidenses por Wells Fargo y NCR Corp., uno de los principales proveedores de tecnología de muchos sectores, incluidos el financiero, el minorista, el hotelero y el de las telecomunicaciones.

NCR provee software de banca por Internet y móvil a más de 15,000 bancos y cooperativas de crédito regionales. Algunas de las instituciones que utilizan EyePrint ID a través de la plataforma Digital Insight de NCR son The Arizona Federal Credit Union, Rivermark Community Credit Union con sede en Portland, y Service Credit Union con sede en New Hampshire.

“La adquisición de EyeVerify por Ant Financial en 2016, aprobada imprudentemente por el CFIUS, puede resultar especialmente problemática debido al uso de esta tecnología de autenticación biométrica por parte de las divisiones de algunas grandes empresas estadounidenses como Wells Fargo y NCR”, dijo Robinson.

La propuesta de Ant Group no revela estos riesgos materiales y las posibles sanciones de Estados Unidos sobre Ant Group y sus subsidiarias, incluyendo que ZOLOZ podría representar riesgos significativos para los estadounidenses que invierten en la compañía.

Alipay, propiedad de Ant Group, tiene 1200 millones de usuarios, de los cuales 900 millones son clientes chinos. Su mayor competidor, PayPal, por el contrario, sirve a 346 millones de usuarios activos en 190 países.

“Si esta OPI es la más grande en la historia del mundo, probablemente será promocionada por Beijing como una validación de su mano dura contra el pueblo de Hong Kong, una especie de referéndum”, dijo Robinson.

Siga a Emel en Twitter: @mlakan


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


 

A continuación:

Cómo los médicos en China se convierten en asesinos

TE RECOMENDAMOS