Taipei se opone a la diplomacia de vacunas de Beijing destinada a aislar al país insular

Por Nicole Hao
10 de Abril de 2021
Actualizado: 10 de Abril de 2021

Taiwán dijo el 7 de abril que cuando las naciones ayudaron suministrando vacunas COVID-19 a sus aliados diplomáticos eso estaba contribuyendo a prevenir que el Partido Comunista Chino (PCCh) invadiera la nación insular; Taiwán dijo que Beijing estaba tratando de usar la pandemia para forzar a los aliados de la isla a separarse a cambio de las vacunas.

Paraguay, el único aliado diplomático de Taiwán en América del Sur, dijo el 22 de marzo que los intermediarios de los fabricantes de vacunas chinos le dijeron al país que tiene que separarse de Taiwán si quiere tener las vacunas COVID-19 de China.

Joseph Wu, el ministro de Asuntos Exteriores de Taiwán, dijo el miércoles que India había enviado 100,000 dosis de vacunas COVAXIN a Paraguay, y que enviaría otras 100,000 dosis en el futuro. Paraguay tiene una población de 7.2 millones de personas.

“La tendencia más importante es el gobierno indio quien está dispuesto a ayudar, y Estados Unidos que ha decidido que quiere ayudar”, dijo Wu. “Creo que esto va a aliviar la presión de muchos países”.

La diplomacia de las vacunas no es el único método que las autoridades de Beijing intentan utilizar para aislar a Taiwán.

Surangel Whipps, presidente de Palau, en el Pacífico occidental, dijo a AFP por videollamada esta semana que Beijing le pidió que dejara de reconocer a Taiwán, llamando frecuentemente a su teléfono móvil cuando estaba en la campaña electoral de 2020. “Sonaba [el teléfono] como 16 veces”, dijo Whipps.

Taiwán es un país independiente de facto, mientras que el PCCh reclama la propiedad de la isla y aplica presiones desde todas las direcciones.

Desde diciembre de 2016, Beijing ha apartado a siete naciones de ser aliadas de Taiwán: Santo Tomé y Príncipe, Panamá, República Dominicana, Burkina Faso, El Salvador, Islas Salomón y Kiribati.

Epoch Times Photo
El ministro de Relaciones Exteriores de Taiwán, Joseph Wu, habla en una conferencia de prensa en Taipéi, Taiwán, el 22 de noviembre de 2019. (Sam Yeh/AFP vía Getty Images)

Contrarrestar la diplomacia de las vacunas del PCCh

El régimen chino ha utilizado la vacuna COVID-19 como una herramienta diplomática de coerción.

El 19 de marzo, la Agencia de Cooperación para el Desarrollo Internacional de China —un órgano de nivel subministerial dependiente del Consejo de Estado— anunció que China estaba proporcionando vacunas a 80 países y tres organizaciones internacionales.

“Si se observa a los países que están recibiendo las vacunas chinas, ya sea Brasil o Chile o El Salvador, creo que está teniendo mucho impacto en nuestros aliados diplomáticos”, dijo Wu.

El régimen chino afirmó que no tenía objetivos políticos detrás de sus esfuerzos de diplomacia de vacunas y dijo que quería vacunar a la gente con un corazón bondadoso.

Sin embargo, no hay suficientes vacunas para el pueblo chino. Bloomberg reportó el 8 de abril que el PCCh quería vacunar a 560 millones de personas para finales de junio, alrededor del 40% de su población, sin embargo, se enfrentan a una escasez de suministro.

Epoch Times Photo
Un trabajador sanitario se prepara para administrar la vacuna COVID-19 CoronaVac, desarrollada por la empresa china Sinovac, en una clínica improvisada en el campo de deportes de Saeng Thip en Bangkok, Tailandia, el 7 de abril de 2021. (Mladen Antonov/AFP vía Getty Images)

Aunque se enfrentan a múltiples desafíos por parte de Beijing, Estados Unidos, India, Japón y Australia decidieron en su primera cumbre de la Quad, celebrada en marzo, que trabajarían juntos y suministrarían hasta mil millones de dosis de vacunas COVID-19 en toda Asia para finales de 2022.

Los expertos afirmaron que la agenda más amplia del foro estratégico informal —forjar una unión de democracias contra los gobiernos autoritarios— se está haciendo visible en la asociación para las vacunas, y que India ha surgido como una alternativa a la cadena de suministro de vacunas china.

“Se comprometieron a ampliar y acelerar la producción de vacunas seguras, accesibles y eficaces en India, y a asociarse en cada etapa para garantizar que las vacunas se administren en toda la región del Indo-Pacífico hasta 2022”, dijo Joe Chalil, ejecutivo del sector sanitario y autor del libro “Beyond the COVID-19 Pandemic: Envisioning a Better World by Transforming the Future of Healthcare” (Más allá de la pandemia de COVID-19: imaginando un mundo mejor mediante la transformación del futuro de la atención médica), a The Epoch Times.

La asociación incluye el apoyo de Australia a la entrega de vacunas a comunidades de difícil acceso en el sudeste asiático, con una contribución de 77 millones de dólares. Australia ya se ha comprometido a aportar 407 millones de dólares para el suministro de vacunas y para asegurar una cobertura total de vacunas en nueve países insulares del Pacífico y Timor-Leste.

“Japón ayudará a los programas de vacunación de los países en desarrollo, como la compra de vacunas y el apoyo a la cadena de frío, entre otras cosas mediante la concesión de una ayuda de 41 millones de dólares y nuevos préstamos en yenes en condiciones favorables, asegurando la alineación con y el apoyo a COVAX”, dijo la Casa Blanca.

Taiwán tiene 15 aliados en la actualidad. Son las Islas Marshall, la República de Nauru, Palau y Tuvalu en Asia y el Pacífico; la Santa Sede en Europa; Eswatini en África; Belice, la República de Guatemala, Haití, la República de Honduras, Nicaragua, la República de Paraguay, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía y San Vicente y las Granadinas en América Latina y el Caribe.

Con información de Venus Upadhayaya.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS