Taiwán envía sus jets detrás de la Fuerza Aérea de China por violar su espacio aéreo

Por Jesús de León - La Gran Época
26 de Marzo de 2018 Actualizado: 26 de Marzo de 2018

Taiwán envió aviones el lunes para seguir los aviones de combate de la fuerza aérea China mientras volaban por el canal Bashi al sur de la isla, este sería el último incidente de este tipo, que causan el aumento de tensión entre Taipei y Pekín.

El Ministerio de Defensa Nacional de Taiwan (MOND) confirmó el 26 de marzo que aviones militares chinos realizaron simulacros de vuelo en el espacio aéreo taiwanés cruzando el canal Bashi entre Taiwán y Filipinas el lunes por la mañana, según Taiwán News.

China envió un número no especificado de bombarderos Xian H-6, aviones de combate Su-30 y aviones de transporte Y-8 sobre el canal hacia el oeste del Océano Pacífico, como parte de una misión de entrenamiento de vuelo de largo alcance en el Pacífico occidental, dijo el Ministerio de Defensa Nacional (MND) ese día, según Focus Taiwán.

Fueron seguidos por los aviones de Taiwán hasta que todos regresaron a sus bases en China después de la misión de entrenamiento, y usando la misma ruta por la cual ingresaron al espacio aéreo taiwanés.

El 21 de marzo, Taiwán envió barcos y aviones para seguir de cerca al portaaviones chino Liaoning que navegó por el Estrecho de Taiwán.

Taiwán es uno de los problemas más delicados de China y un potencial punto de conflicto militar.

Los marineros taiwaneses saludan la bandera de la isla en la cubierta de la nave de suministro Panshih después de participar en simulacros anuales en la base naval de Tsoying en Kaohsiung el 31 de enero de 2018. Las tropas taiwanesas realizaron ejercicios de fuego vivo el día anterior (el 30 de enero) para simular un intento de invasión, principal amenaza de la isla, mientras China aumenta la presión sobre el presidente Tsai Ing -Wen. (Crédito de MANDY CHENG / AFP / Getty Images)

Los movimientos militares chinos se producen en medio de un momento de gran tensión entre Beijing y la isla autónoma, que recibe fuertes advertencias contra el separatismo de Taiwán.

China reclama el territorio de Taiwán como propio, y considera que la isla es una provincia separatista.

La hostilidad de China hacia Taiwán ha crecido desde que Tsai Ing-wen, del Partido Progresista Democrático a favor de la independencia, ganó las elecciones presidenciales de la isla en 2016.

En una reunión con el nuevo alcalde de la ciudad de Taipei, Eric Chu, en Shanghái, el recién nombrado jefe de la oficina de asuntos políticos de Taiwán, Liu Jieyi, dijo que China fue clara en su oposición a la independencia de Taiwán, según la televisión estatal china, refiere Reuters.

China espera que ambas partes del Estrecho de Taiwán puedan trabajar juntas para el desarrollo pacífico de las relaciones y “promover conjuntamente el proceso de reunificación pacífica de la madre patria”, dijo Liu a Chu, agregó la televisión estatal.

El gobierno de la Ciudad de Nueva Taipei dijo en una declaración: que Chu (del Partido Nacionalista opositor a China) dijo a Liu que esperaban una cooperación pacífica.

Aunque China insiste en que no tiene una intención hostil, sus ejercicios militares y patrullajes en torno a Taiwán y en la concurrida hidrovía del Mar Meridional de China, han tocado un punto neurálgico en la región y en los Estados Unidos.

El vicesecretario de Estado adjunto de Estados Unidos, Alex Wong, enfadó a Beijing durante una visita reciente a Taiwán al decir que el compromiso de Estados Unidos con la isla nunca había sido tan fuerte, según Reuters.

Hace dos semanas el presidente de EE. UU. Donald Trump, firmó la Ley de Viajes de Taiwán para alentar el intercambio de funcionarios al más alto nivel entre Taiwán y Estados Unidos.

La aprobación de esta Ley fue duramente criticada por los funcionarios del régimen chino y los medios de comunicación estatales chinos, los cuales afirmaron que la ley viola el “principio de una sola China”, que Estados Unidos nombra como “Política de una sola China” y que la interpreta de manera diferente.

Sin embargo, John Bolton, el recién elegido por el presidente Trump para ser el próximo asesor de seguridad nacional, declaró que Estados Unidos debería fortalecer su alianza con Taiwán independientemente de las protestas de Beijing.

TE RECOMENDAMOS