Taxistas mexicanos lanzan frente internacional contra Uber y Cabify

06 de Julio de 2015 Actualizado: 06 de Julio de 2015

Con el fin de frenar la operación de las empresas Uber y Cabify, las cuales actualmente circulan y transportan a usuarios particulares en México, con autorización pero sin ser regularizadas por el gobierno, los taxistas del país anunciaron la creación de un frente internacional contra dichas plataformas, informó el medio El Economista, el 6 de julio.

Según éste medio, representantes de las asociaciones de taxistas de México, además de anunciar a los países integrantes del frente internacional, hicieron un llamado a otros países que viven una problemática similar.

“En este frente nos aliamos con España, Francia y Brasil y lanzamos la convocatoria para que se unan todos los taxistas que operan de forma legal en el país y el mundo para poner un alto a las operaciones ilegales de Uber y Cabify”, anunció en rueda de prensa el representante de la agrupación Taxis Organizados de la Ciudad de México (TOCDMX), Daniel Medina.

Medina, en rueda de prensa, según el medio Forbes, el 6 de julio, declaró que “se ratifica y se confirma que el servicio que prestan, la actividad que llevan a cabo estas dos empresas, Uber y Cabify, es ilegal”. Sin embargo el secretario de Movilidad del DF, Rufino León, había expresado anteriormente que existe la posibilidad de regular a servicios como Uber y Cabify a través del otorgamiento de más concesiones.

Medina señaló que en la capital mexicana existen más de 1.300 taxistas concesionados y denunció la existencia de contradicciones en el gobierno, que se había comprometido a perseguir a aquellos vehículos que no contaran con una concesión para transportar en forma particular a un usuario, y a no otorgar más concesiones a nuevos vehículos, según Forbes.

El dirigente afirmó que “ante la falta de la modificación de la Ley de movilidad para regular estos servicios, no vamos a desistir y confiamos que en un promedio de dos semanas tendremos resultados, la detención de las personas que están operativamente brindando ese servicio en calle, como de las que encabezan las empresas en la Ciudad de México”.

Por su parte, el 22 de junio pasado la legisladora Laura Ballesteros de la Comisión de Movilidad en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) consideró que los servicios de taxistas y los de las empresas Uber y Cabify son diferentes, por lo que no se pueden ligar dichas problemáticas:

“La problemática que tienen esos conductores tiene que ser atacada en una mesa de trabajo con la Secretaría de Movilidad (Semovi). He venido pidiendo desde hace siete meses, desde la Asamblea Legislativa; teníamos ya el compromiso del Secretario de conformarla con compromiso que le dio la Presidenta de la Comisión de la Asamblea y no sucedió. Es ahí donde tenemos que estar presentado las propuestas”, dijo la legisladora, según el medio El Economista, el 22 de junio.

La legisladora aseguró que las plataformas como Uber y Cabify “no están adecuadamente reguladas, por lo que es necesario crear reglamentos flexibles para que sus servicios puedan continuar y mejorar, sin imponer límites a la innovación”.

TE RECOMENDAMOS