Telescopios siguen con alerta gigantesco asteroide con luna propia que se aproxima a la Tierra

Por La Gran Época
23 de Mayo de 2019 Actualizado: 23 de Mayo de 2019

Decenas de telescopios que colaboran con el Centro Internacional de Alerta de Asteroides (IAWN, por sus siglas en inglés) están apuntando hacia un gigantesco asteroide que se aproxima a nuestro planeta, informó la Agencia Espacial Europea (ESA).

La roca registrada como asteroide (66391) 1999 KW4,  tiene un colosal tamaño de 1780 metros de diámetro y viaja a 21,5 kilómetros por segundos. Según el registro de Objetos Cercanos a la Tierra de la  NASA tendrá su máximo acercamiento a la Tierra el 25 de mayo, a las 23:05, hora UT.

El asteroide además es un objeto binario que viaja con su propia luna, un asteroide más pequeño orbitando en torno a él. La siguiente imagen es una ilustración animada de como puede lucir.

El equipo de ESA dijo en un informe que “intentarán recopilar tantas observaciones como sea posible, con tantas técnicas de observación y longitudes de onda como sea posible”.

Asteroide (66391) 1999 KW4de 1700 metros de diámetro y su luna. Wikimedia Commons)

Por su respetable tamaño este asteroide es considerado un objeto cercano a la Tierra de riesgo en los registros de objetos cercanos a la Tierra de la NASA aunque pasará a 13,5 lunas de distancia, a poco más de más de 5 millones de kilómetros.  Este será el segundo acercamiento más cercano del (66391) 1999 KW4 que haya hecho en las últimas dos décadas. Después volverá a aproximarse bastante en 2036.

También es el objeto más grande que está viajando este año a menos de 20 distancias lunares  o 7,479,894 kilómetros, comenta un reporte de Cnet.

La siguiente foto es la primera que se logró desde un telescopio terrestre a principios de mayo, gracias a una colaboración entre ESA y el Observatoire des Makes, en la isla francesa de La Reunión, en el Océano Índico. Los astrónomos dijeron que la ubicación del sur del telescopio favoreció la observabilidad de la roca voladora cuando aún estaba dando la vuelta cerca del Sol.

Asteroide (66391) 1999 KW4 visto desde la Tierra en mayo de 2019 (ESA)

El objetivo de hacer un seguimiento a monumental gigantesca roca que se acerca no es solo estar al tanto de este objeto que si cambiara mínimamente su curso podría ser un verdadero peligro de última hora para el planeta, sino estar mejor preparados para las futuras amenazas. Los astrónomos en los últimos encuentros internacionales han concordado que la amenaza es inminente.

Por lo tanto ahora están tratando de “poner a prueba los observatorios y los telescopios, para saber qué tipo de información se puede recopilar con poca antelación en caso de un acercamiento futuro de un asteroide potencialmente amenazador”.

Como el asteroide que viene volando es un objeto binario, esto significa que “su análisis también funcionará como un caso de prueba para una investigación similar en el asteroide (65803) Didymos, el objetivo designado de las misiones DART y Hera”.

Ruta del asteroide Asteroide (66391) 1999 KW4 (NASA)

DART es una prueba de defensa planetaria de una de las tecnologías para prevenir el impacto en la Tierra de un asteroide peligroso. El objetivo principal de DART es demostrar si enviar una sonda para golpear un asteroide, en este caso la luna de Didymos, es efectivo para desviarlo de nuestro camino.

La NASA programó el encuentro con el asteroide para 2022. Didymos es un asteroide de 800 metros de ancho con una luna a su alrededor de 150 metros. El tamaño de la Luna es el más típico de los asteroides que podrían representar un peligro más común para la Tierra.

Esquema de la misión DART muestra al asteroide (65803) Didymos y su luna. Las observaciones posteriores al impacto desde los telescopios ópticos basados ​​en la Tierra y el radar planetario medirían el posible cambio en la órbita de la luna de Didymos. (NASA)

La agencia europea ESA planea luego enviar la misión Hera, que llegaría al sistema de Didymos en 2026 para estudiar el cráter creado por Dart.

El Centro Internacional de Alerta de Asteroides IAWN “se estableció (2013) como resultado de las recomendaciones aprobadas por la ONU para una respuesta internacional a una posible amenaza de impacto de un objeto cercano a la Tierra (NEO”.

Tiene la tarea de desarrollar una estrategia que utilice planes y protocolos de comunicación bien definidos para ayudar a los gobiernos en el análisis de las consecuencias del impacto de los asteroides y en la planificación de las respuestas de mitigación.

Imagen del asteroide Calavera o Asteroide Halloween 2015 TB145 durante su paso el 31 de octubre de 2015, cuando sorprendió al mundo con su extraña cara. (Vídeo NASA)

Peligros inminentes

La NASA dice que una vez cada pocos millones de años en promedio, un objeto lo suficientemente grande causa un desastre que afecta a la Tierra a nivel regional o global .

En cambio un impacto de un asteroides del tamaño de una cancha de fútbol con más de 100 metros ocurre en promedio cada 5.000 “y causa un daño significativo”.

Objetos rocosos de unos 20 metros, que lucen en el cielo como espectaculares bólidos luminosos ocurren con mayor frecuencia y también son peligrosos.

En su informe añade que en veinte años, entre 1994 y 2013, se registraron 556 eventos de gran energía con este tamaño. Asia, América y África son los continentes más afectados por la caída de notables meteoritos en las últimas décadas.

El mayor de ellos en este período ocurrió el 15 de febrero de 2013 en Cheliabinsk, Rusia, y dejó más de 1500 heridos.

“Cada día, la Tierra es bombardeada con más de 100 toneladas de polvo y partículas de arena del espacio. Alrededor de una vez al año, un asteroide del tamaño de un automóvil llega a la atmósfera de la Tierra creando un espectacular evento de bola de fuego (bólido), ya que la fricción de la atmósfera de la Tierra hace que se desintegren – a veces explosivamente”, dice el equipo del Programa de Objetos Cercanos de la NASA.

***

A continuación

Dos gemelas meditaban en un parque cuando la policía china las separa de su madre

TE RECOMENDAMOS