Teniente coronel reveló torturas contra militares que se opusieron a Maduro

Por Jesús de León – La Gran Época
22 de Mayo de 2019 Actualizado: 22 de Mayo de 2019

Un teniente coronel del ejército venezolano detenido por el régimen reveló en una carta las torturas a que son sometidos un grupo de altos oficiales detenidos por oponerse a Maduro.

Estos nueve tenientes coroneles del Ejército fueron detenidos en marzo de 2018. Uno de ellos que pidió mantener su identidad en secreto, narró las torturas que él y sus compañeros sufrieron desde su “secuestro”, según Caraota Digital.

El oficial contó cómo, sin una investigación previa y tampoco sin una orden de arresto de algún tribunal,  detuvieron a los nueve oficiales en sus lugares de trabajo el 2 de marzo de 2018.

Luego de la detención fueron trasladados a la sede del Dgcim, en Boleíta, uno de los centros de tortura del régimen de Maduro.

El teniente coronel describió en una carta cómo violaron sus derechos civiles y jurídicos. También las torturas de las que fueron víctimas.

“Golpes, vejaciones, maltratos psicológicos, golpes en los tobillos con tablas”. Además no les permitían dormir y estuvieron con las manos esposadas a la espalda durante días. Los lanzaron al piso frío por semanas. Les colocaron capuchas y les aplicaron polvo lacrimógeno en la cara.

“Vivimos una pesadilla. Con un cortaúñas me cortaban la planta de los pies. Lanzaban la comida al suelo. Me sometieron a mecanismos de asfixia mecánica y choques de electricidad. Siete días después de la detención fue que nos presentaron ante el tribunal tercero de control en la Corte Marcial Militar de Caracas”, relató.

“El debido proceso debe ser máximo 48 horas desde la detención”, denunció.

Los oficiales detenidos

Entre los oficiales detenidos hay 3 comandantes.

Teniente coronel Deivis Esteban Mata Marrero, comandante del 413 Batallón Blindado GD Pedro León Torres, ubicado en Valencia, estado Carabobo.

Teniente coronel Víctor Eduardo Soto Méndez, comandante del Batallón Blindado Laurencio Silva, ubicado en El Rastro, Calabozo.

Vista de la penitenciaría de Ramo Verde en Los Teques, a 30 km al este de Caracas. Foto de RONALDO SCHEMIDT/AFP/Getty Images.

Teniente coronel Henry Medina Gutiérrez, comandante del Batallón en San Cristóbal, estado Táchira.

También fueron detenidos el teniente coronel Erick Fernando Peña Romero, administrador del hospital militar Carlos Arvelo, vinculado por haber trabajado en el Sebin con el exministro Miguel Rodríguez Torres, y el teniente coronel Juan Carlos Peña Palmentierri, quien estaba realizando un curso de estado mayor en la escuela Superior en Caracas

A ellos se sumaron el primer teniente Yeiber Ariza, el sargento Julio Carlos Gutiérrez, y el sargento Yuleima Medina

El teniente coronel Igbert José Marín Chaparro también se encuentra en este grupo. Es considerado una «amenaza» por Maduro, dice la carta. Es el oficial que obtuvo las mejores calificaciones en la historia militar en Venezuela.

Comandó el Batallón Blindado GD Pedro Pablo Ayala, ubicado en Caracas, considerado como “un poder de fuego imparable”. Es vital para la FAN por ser uno de los más grandes del país en cuanto a caballería motorizada. Cuenta con tanques Dragón 300 y con 45 tanques T-72b1, con alto poder de fuego.

Territorialmente este batallón protege todos los poderes públicos asentados en la capital y a las altas personalidades del régimen de Maduro.

En esa época, Marín Chaparro era el supuesto líder del Movimiento de Transición a la Dignidad del Pueblo.

Este teniente coronel es el único que aún se encuentra en la Dgcim de Boleíta con esta causa y el único que falta por traslado. “Temen que su liderazgo pueda influir en Ramo Verde”, dice la carta.

Todos los demás oficiales fueron imputados por los delitos de traición a la patria, instigación a la rebelión y por actuar contra el decoro militar. “Todos fueron señalados de participar en reuniones con carácter conspirativo”, además, los “enviaron a juicios sin pruebas”, dice la misiva.

Maduro ordena más presión sobre oficiales

En su insistencia por tener mantener el control sobre la FAN, Maduro ordenó mantener presión sobre los militares. Por ello, desde oficiales subalternos hasta mayores generales, sufren torturas y violencia absoluta en las prisiones, denunció Caraota digital.

De acuerdo con Punto de Corte, son más de 143 los oficiales de todos los rangos existentes en la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) que fueron imputados por estos delitos porque están o se sospecha que están conspirando o en desacuerdo con el régimen.

El número puede incrementarse, pues este martes Maduro pidió a todos los jefes de unidades militares que delaten y arresten a cualquiera que se le oponga: “Si surge un traidor, capturarlo inmediatamente”, dijo Maduro en un discurso en Carabobo.

«Solicitamos justicia y libertad», dijo el teniente coronel al final de su carta.

Esta semana, la abogada venezolana Tamara Suju señaló a Maduro como el principal responsable de las torturas en Venezuela.

Nicolás Maduro sabe y conoce de las Torturas, sus ejecutores, las cárceles y centros clandestinos donde son ejecutadas, quienes las sufren y quienes las ejecutan. Nicolás Maduro es el Jefe de la estructura represiva, desde donde usurpa el poder, además de ser su comandante en Jefe, del cual se vanagloria marchando con ellos y condecorándolos por reprimir a la población civil, tal y como hizo otorgándoles condecoraciones a quienes reprimieron, asesinaron e hirieron a nuestros jóvenes en Caracas el día 30 de Abril”, denunció la abogada venezolana.

**********************************

A continuación:

Memorias de un esclavo del comunismo

Una historia de tragedia, fe y resistencia frente al totalitarismo brutal.

TE RECOMENDAMOS