“Teoría del todo”: Científico dice la conciencia es clave en la física cuántica, el tiempo y el espacio

Por Tara MacIsaac
04 de Junio de 2022 3:09 PM Actualizado: 04 de Junio de 2022 3:09 PM

El Dr. Robert Lanza, seleccionado por la revista Time como una de las 100 personas más influyentes del mundo, cree que la ciencia debe reconocer la importancia de la conciencia humana.

La física cuántica ha demostrado ser contradictoria con la física clásica newtoniana, lo que ha llevado a los científicos a buscar una “teoría del todo” que salve el abismo que amenaza con tragarse cualquier confianza en nuestra comprensión científica del mundo.

Para el Dr. Lanza, cuyos avances en la investigación con células madre le han valido un gran reconocimiento, la biología será más importante que la física en esta búsqueda. Le da más importancia a la comprensión de los seres humanos que a seguir cuerdas abstractas hacia dimensiones invisibles.

Ya sea la física cuántica o la newtoniana, es un sistema creado por nuestra conciencia.

Ya sea la física cuántica o la física newtoniana, es un sistema creado por nuestra conciencia para organizar los elementos del mundo que nos rodea, señala. Creamos las historias, damos nombres a las cosas.

La forma en que el universo está ajustado para la existencia de la vida también señala nuestro importante lugar en el centro de todo, según Lanza.

“La tan buscada teoría del todo no es más que la falta de un componente importante que estaba demasiado cerca para que nos diéramos cuenta”, dijo en una charla grabada en la Conferencia de Ciencia y No-dualidad en 2010. “La ciencia no se ha enfrentado a lo que es más familiar y más misterioso, y eso es la conciencia”.

¿Existe si no se ve?

El famoso experimento de la doble rendija de la física cuántica es para Lanza la prueba de que la conciencia es responsable de la forma en que vemos el mundo que nos rodea. No es que las cosas que observamos tengan características fijas en sí mismas, sino que vemos características particulares. Se trata de la perspectiva.

Resume el experimento de la doble rendija en su libro de 2010, “Biocentrismo: cómo la vida y la conciencia son las claves para entender la verdadera naturaleza del universo”: “Se ha demostrado de forma concluyente que si uno ‘observa’ una partícula subatómica o un trozo de luz pasar a través de las rendijas de una barrera, se comporta como una partícula y crea impactos de aspecto sólido detrás de las rendijas individuales en la barrera final que mide los impactos. Como una pequeña bala, lógicamente pasa por uno u otro agujero. Pero si los científicos no observan la trayectoria de la partícula, ésta exhibe un comportamiento de ondas que le permite pasar por ambos agujeros al mismo tiempo”.

Robert Lanza. (RobertLanza/CC BY-SA 3.0)

Extiende este principio a la vida cotidiana. ¿Existe tu cocina si no estás en ella? Escribe: “Por la noche apagas las luces y te vas al dormitorio. Por supuesto, la cocina está ahí, sin ser vista, durante toda la noche. ¿No es así? Pero, de hecho, el frigorífico, los fogones y todo lo demás se componen de un enjambre resplandeciente de materia/energía. Los resultados de la física cuántica, como el experimento de las dos rendijas, nos dicen que ni una sola de esas partículas subatómicas ocupa realmente un lugar definido. Más bien, existen como una gama de posibilidades, como ondas de probabilidad”.

En su charla en la Conferencia sobre la No-dualidad, resume: “Ni una sola partícula existe con propiedades hasta que se observa”.

Los parámetros que los científicos han establecido son meros reflejos de la lógica espacio-temporal de nuestras mentes, según Lanza.

¿No es extraño que la vida exista?

Más de 200 parámetros son exactamente los adecuados para que exista la vida, señaló Lanza. “Si [el Big Bang] fuera una parte en una millonésima más potente, se habría precipitado demasiado rápido para que hubiera galaxias y mundos”, dijo. “Si la fuerza nuclear fuerte disminuyera un 2 por ciento, los núcleos atómicos no se mantendrían unidos… el hidrógeno sería el único elemento del universo. Si la constante gravitatoria disminuyera tan solo [ligeramente] … un poquito, las estrellas, incluido el sol, no se encenderían”.

Imagen ilustrativa. (Pixabay/ Aynur_zakirov)

Aunque Lanza reconoce otras posibles explicaciones de por qué estos parámetros son correctos  —incluyendo que Dios creó el universo, o que hay tantos universos que solo estamos en uno donde todos los parámetros resultan ser correctos— cree que una gran parte de la explicación es que la conciencia humana creó los parámetros.

Teorías controvertidas

Aunque muchos científicos hablan de la importancia de la conciencia en el futuro del desarrollo científico, no todos tienen el mismo enfoque del tema que Lanza. Y muchos científicos ven con desagrado cualquier conversación sobre la conciencia, o al menos con extrema precaución, temiendo la etiqueta de “pseudociencia” que algunos han puesto a las teorías de Lanza.

Lanza habló con el escritor científico de la NBC Alan Boyle sobre las críticas que ha recibido su libro, en particular de algunos físicos: “Su respuesta ha sido muy parecida a la que uno esperaría que dieran los sacerdotes a la investigación con células madre”.

Por otro lado, Boyle cita una reseña de Richard Conn Henry, profesor de física y astronomía de la Universidad Johns Hopkins: “Lo que dice Lanza en este libro no es nuevo. Entonces, ¿por qué tiene que decirlo Robert? Porque nosotros, los físicos, no lo decimos, o si lo decimos, solo lo susurramos, y en privado, sonrojándonos furiosamente al pronunciar las palabras. Cierto, sí; políticamente correcto… ¡no!”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.