Terapia con lisina interrumpe la replicación del virus

Por Joseph Mercola
01 de Febrero de 2022 6:09 PM Actualizado: 01 de Febrero de 2022 6:09 PM

Las pruebas sugieren que la lisina, un aminoácido esencial que el cuerpo utiliza en la producción de proteínas, puede ayudar a prevenir o tratar las infecciones virales. Los virólogos también sugieren que la lisina podría ayudar a prevenir o tratar el COVID-19.

En los últimos meses se hizo evidente que el COVID-19 ya no puede considerarse una amenaza importante para la salud pública. El virus es ahora endémico, del mismo modo que la gripe estacional o el resfriado común.

Al igual que la gripe muta y crea nuevas variantes, el SARS-CoV-2 seguirá mutando en el medio ambiente. Afortunadamente, a medida que los virus mutan dentro de una población, también tienden a volverse más benignos.

Como escribí en los últimos meses, hay varias estrategias que puede utilizar para reducir el riesgo de infectarse o para ser tratado si está infectado.

Estas estrategias incluyen niveles óptimos de vitamina D, quercetina y zinc, y el uso de hidroxicloroquina e ivermectina.

Consideremos cómo un aminoácido puede ayudar a detener la replicación del virus y añadirlo al creciente número de estrategias que puede utilizar para prevenir o tratar la COVID-19.

Un aminoácido detiene la replicación del virus

Un pequeño estudio fue llevado a cabo por Bio-Virus Research Inc. y preimpreso en septiembre de 2020. La empresa trabaja tanto en vacunas como en enfoques terapéuticos de la enfermedad. En este trabajo informan sobre los resultados que obtuvieron utilizando L-lisina contra el COVID-19.

El tratamiento se basó en un informe publicado en 2016 en el que los investigadores utilizaron la L-lisina contra el MERS-CoV in vitro. Dado que la L-lisina funciona universalmente en todas las variantes del herpes, los investigadores creyeron que sería razonable esperar que tuviera el mismo efecto en esta familia viral.

La eficacia de la lisina se evaluó en unos 140 pacientes, ocho de los cuales vivían en EE.UU. La mayoría de los pacientes se encontraban en la República Dominicana y tenían edades comprendidas entre los 16 y los 77 años. Según los investigadores, aproximadamente el 80% de los participantes con síntomas agudos mostraron una reducción mínima del 70% en las primeras 48 horas.

Los pacientes que habían estado en el hospital fueron dados de alta una media de tres días después del inicio del tratamiento. Los autores subrayaron que la lisina es un tratamiento para la enfermedad y no una cura. En cambio, depende de la respuesta inmunitaria del individuo. En su observación de los participantes hubo un “tiempo increíblemente corto para eliminar/reducir la fiebre presumiblemente debido a la extinción de la tormenta de citoquinas asociada”.

El tratamiento utilizó un rango de dosis entre 1.000 miligramos (mg) y 4.000 mg. Sin embargo, la dosis media fue de 2.000 mg. Los científicos dijeron que “rara vez” daban 4.000 mg, y que no recomiendan superar los 3.000 mg, ya que esto podría desencadenar una acumulación de bradiquinina y un aumento de la tos. Los participantes en este estudio tomaron 1.000 mg dos veces al día el día 1 y, si era necesario, aumentaron de 500 mg a 1.000 mg el día 2 y siguientes.

Los investigadores administraron la lisina en incrementos escalonados, comenzando una hora antes del desayuno y de nuevo a las 3 de la tarde del día 1. La segunda dosis podía adelantarse el Día 2, lo que permitía una tercera dosis a las 9 de la noche si era necesario.

Las acciones antivirales de la lisina dependen de la arginina

Los investigadores recomiendan que la lisina se tome como mínimo una hora antes de la comida con 2 tazas de agua. El razonamiento para 2 tazas de agua fue para ayudar a la absorción, la anticoagulación y para amortiguar el apetito del participante y así ayudar a reducir la ingesta de arginina.

La lisina y la arginina actúan conjuntamente en el organismo. La proporción entre lisina y arginina influye en los virus y en el sistema inmunitario. La intención del investigador era reducir la cantidad de arginina en el cuerpo restringiendo los alimentos con alto contenido en arginina y aumentando los niveles de lisina mediante la administración de suplementos.

Aunque la cantidad de lisina y arginina en el café preparado es casi idéntica, los investigadores restringieron por completo el café y otras bebidas con cafeína, ya que desencadenaban el retorno de los síntomas.

Los investigadores hacen referencia a un estudio que demostró que la lisina suprime los virus de ARN y ADN, potencialmente al interferir con la incorporación de arginina en el virus. La lisina también inhibe la absorción de la arginina. Los investigadores proponen que también hay una vía más compleja que utiliza la lisina con respecto a la inhibición del SARS-CoV-2.

Un estudio más reciente publicado en 2021 evaluó los efectos de la lisina y la arginina y sus derivados de ésteres en la gripe A y el SARS-CoV-2. Los investigadores descubrieron que en el estudio de laboratorio, la lisina y el derivado del éster podían bloquear eficazmente la infección y la arginina potenciaba la infección viral de ambos virus. Estos hallazgos han sugerido:

“… la suplementación con lisina y la reducción de la ingesta de alimentos ricos en arginina pueden considerarse como regímenes profilácticos y terapéuticos contra estos virus, al tiempo que proporcionan un paradigma para el desarrollo de antivirales de amplio espectro”.

Sorprendentemente, varios de los pacientes internos del estudio que utilizaron lisina dieron negativo en la PCR para el SARS-CoV-2 al tercer día. Los investigadores también descubrieron que los cinco pacientes que no comían por falta de apetito tuvieron una reducción significativa del tiempo que tardaron en reducir sus síntomas. La suposición que hicieron los investigadores fue que los participantes no estaban consumiendo arginina, lo que aceleró el tiempo de respuesta.

Este pequeño grupo de personas demostró una reducción significativa de la fiebre y los síntomas no febriles de cuatro a 18 horas. Aunque los síntomas parecían disminuir rápidamente, los niveles de dímero D eran elevados en algunos participantes. En los participantes, solo un pequeño porcentaje seguía teniendo fiebre después de 24 horas. Los investigadores descubrieron que la combinación de suplementos de lisina y restricción de arginina fue la que ofreció los mejores resultados.

Los investigadores escribieron sobre las pruebas anteriores que demuestran que la lisina influye en la interleucina 10, la interleucina 6, el factor de necrosis tumoral y la interleucina 1 beta, todos ellos implicados en la fiebre. Los datos demuestran que la lisina tiene un efecto inhibidor sobre la interleucina-6 y aumenta las citoquinas antiinflamatorias de la interleucina-10.

Los investigadores también escribieron sobre las pruebas que demuestran que la lisina disminuye la producción de óxido nítrico, que limita la patogénesis de la inflamación y reduce las citoquinas proinflamatorias. Esto sugiere que, independientemente de su papel en la supresión de la arginina, la lisina también puede suprimir la replicación viral.

La lisina es eficaz contra el herpes labial

Los investigadores escribieron que en 1974, un investigador del equipo de investigación de biovirus propuso en un artículo publicado en la revista Lancet que la lisina podría ser eficaz contra el virus del herpes. Cuatro años después, un estudio de seguimiento clínico confirmó la eficacia y otro estudio en 1981 demostró que la lisina inhibía la arginina in vitro.

En 2016, los expertos estimaron que el 13.2% del mundo de entre 15 y 49 años vivía con el virus del herpes simple tipo 2. Los datos de la encuesta NHANES de 2005-2010 muestran que las personas de 14 a 49 años tenían una prevalencia del 53.9% del virus del herpes simple tipo 1 y del 15.7% del virus del herpes simple tipo 2 durante ese período de tiempo.

Una búsqueda bibliográfica publicada en 2017 concluyó que sin una dieta baja en arginina, la suplementación con lisina a 1 gramo por día no fue efectiva. Los estudios que utilizaban 3 gramos al día parecían reducir el número de brotes de herpes.

La eficacia de la lisina con el virus del herpes está relacionada con la dependencia del virus del herpes de la arginina para replicarse. La aplicación directa de lisina en el herpes labial también puede reducir la duración del brote.

Los alimentos ricos en lisina son la carne magra, el atún, el queso ricotta bajo en grasa y la leche (Foto de Giulia Scarpaleggia)
Los alimentos ricos en lisina son la carne magra, el atún, el queso ricotta bajo en grasa y la leche (Foto de Giulia Scarpaleggia)

Equilibre su consumo de lisina y arginina

Su cuerpo necesita un equilibrio entre la lisina y la arginina para funcionar de forma óptima. Los alimentos ricos en lisina son la carne magra, el atún, el queso ricotta bajo en grasa y la leche. Los alimentos ricos en arginina son la harina de soja, las harinas de semillas, las semillas, los frutos secos, el huevo y el chocolate. La dieta de muchas personas es más rica en arginina que en lisina.

Los beneficios de la lisina no se limitan al sistema inmunitario. Por ejemplo, los estudios demostraron que la lisina puede reducir los niveles de ansiedad y reduce la calcificación vascular. Las investigaciones en animales demuestran que la lisina es necesaria para la reparación de heridas y ayuda a la formación de colágeno.

Uno de los síntomas de la deficiencia de lisina es la presión arterial alta. En un estudio de 50 adultos con dietas deficientes en lisina y presión arterial alta, la suplementación produjo una reducción significativa de la presión arterial. Por supuesto, las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia deben consultar con su médico antes de tomar un suplemento de lisina.

Una de las mejores maneras de equilibrar los niveles de lisina y arginina es modificando la dieta. Sin embargo, durante una enfermedad viral, la administración de suplementos de lisina a niveles inferiores a 3 gramos por día puede ayudar a acortar la duración de su enfermedad. Si decide utilizar un suplemento de lisina, los investigadores del estudio sobre la lisina destacado tienen varias notas de advertencia:

  • Los pacientes médicamente frágiles o asintomáticos durante más de un mes deben tener precaución al utilizar la lisina y empezar con una dosis baja durante los primeros días.
  • Los pacientes con COVID-19 deben evitar el café, el ejercicio, los alimentos ricos en arginina y la marihuana.
  • Dado que la lisina puede elevar los niveles de zinc y calcio, debe evitarse la suplementación con zinc o calcio mientras se esté tomando lisina.
  • La lisina también puede aumentar el gasto cardíaco y la resistencia pulmonar, por lo que los pacientes que utilizan un marcapasos deben estar bajo estrecha observación clínica.

Referencias

Medical News Today, December 17, 2018

Antiviral Chemistry and Chemotherapy, 2015;24(1)

Journal of Experimental Medicine, 2017;214(12)

Research Gate, 2020; preprint

Front Line COVID-19 Critical Care Alliance

YouTube, August 14, 2020

Bio-Virus Research, Inc, About

Journal of Antivirals & Antiretrovirals, 2016; 8(4) 142

USDA, Brewed Coffee

Dermatologica, 1978;156(5)

Viruses, 2021; 13(7)

The Lancet, 1974;(7848)

Dermatologica, 1978;156(5)

Chemotherapy, 1981;27(3)

Bulletin World Health Organization, 2020;98(5)

The Journal of Infectious Diseases 2014

Integrative Medicine, 2017;16(3)

Medical News Today, March 13, 2019

My Food Data, Top 10 Foods Highest in Lysine

Nutrition Data, Foods Highest in Arginine

PNAS, 2003;100(26)

PNAS, 2004;101(22)

JASN, 2014;25(9)

Communicative and Integrative Biology, 2013;6(5)

Essays in Biochemistry, 2012;52

BMC Nutrition, 2017;3(67)

El Dr. Joseph Mercola es el fundador de Mercola.com. Médico osteópata, autor de best-sellers y ganador de múltiples premios en el campo de la salud natural, su visión principal es cambiar el paradigma de la salud moderna proporcionando a las personas un recurso valioso para ayudarles a tomar el control de su salud.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí.


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.