Texas podrá reabrir a un 75% pero bares se mantienen cerrados: “El COVID-19 aún existe”, dice Abbott

Por Pachi Valencia
17 de Septiembre de 2020
Actualizado: 17 de Septiembre de 2020

El gobernador de Texas anunció que los negocios podrán reabrir en un 75 por ciento a partir del próximo lunes, durante una conferencia de prensa el jueves donde dio actualizaciones sobre las cifras del virus del PCCh (Partido Comunista Chino).

La nueva directiva de Greg Abbott, gobernador republicano de Texas, entrará en vigor el 21 de septiembre y permitirá que los negocios puedan operar al 75 por ciento de capacidad si la ciudad cuenta con menos del 15 por ciento de regiones hospitalarias durante siete días consecutivos.

Actualmente, los negocios en Texas operan al 50 por ciento y las regiones hospitalarias en Texas suman un total de 22, de las cuales 19 regiones cuentan con una cifra menor al 15 por ciento. Las ciudades que aún se encuentran en la “zona de peligro” con 15 por ciento o un número mayor de hospitalizaciones en el estado son Laredo, Rio Grande Valley y Victoria, dijo el funcionario texano.

El funcionario de Texas también informó que el estado registró ayer la cifra más baja de hospitalizaciones en los últimos 3 meses, y que la cifra de pacientes recuperados del virus del PCCh sigue aumentando.

“Lo que estamos anunciando hoy es [un plan] para reabrir de forma segura el estado tomando pasos estratégicos para proteger a los residentes del COVID-19 y preservar empleos”, dijo Abbott durante una conferencia de prensa el 17 de septiembre desde Austin.

“La medida en que Texas ha estado abierta se refleja en la caída de la tasa de desempleo. A finales de abril, se había disparado a casi el 13%. A estas alturas, ese número se ha reducido casi a la mitad. Durante ese período de tiempo, se agregaron más de medio millón de puestos de trabajo”, dijo Abbot, señalando las mejoras económicas del estado durante la pandemia.

Abott dijo que, de acuerdo a los médicos, la razón de estas mejoras era porque “los texanos habían tomado el COVID-19 de manera seria”. Sin embargo, enfatizó que “el Covid-19 aún existe”.

Entre los establecimientos que se encuentran en el plan están los restaurantes, bibliotecas, edificios de oficinas, centros comerciales, museos, gimnasios y fábricas. Sin embargo, Abbott dijo que los bares aún no podrán reabrir, pero que están “trabajando en maneras” para que puedan reactivarse.

La orden ejecutiva de Abbot, que entró en vigencia a fines de junio, cerró los bares del estado y otros negocios que obtienen el 51 por ciento o más de sus ingresos de la venta de alcohol para consumo local.

Por otro lado, el funcionario también anunció la reanudación de las cirugías optativas al Norte de Texas y en la mayor parte del estado. Asimismo, Texas también permitirá más visitas a los hogares de adultos mayores o personas con discapacidad a partir del próximo jueves.

El martes, el republicano instó a los texanos que se vacunaran contra la gripe para reducir las posibilidades de contraer la gripe.

“Recibir una vacuna contra la gripe es especialmente importante esta temporada para ayudar a mantener bajas las hospitalizaciones durante la respuesta en curso del estado al COVID-19”, dijo la Oficina del Gobernador en un comunicado de prensa.

La cifra de hospitalizaciones en Texas disminuyó en un 20 por ciento desde el 01 de septiembre hasta el 16 de septiembre, con un total de 3249 pacientes.

De acuerdo a las últimas cifras reportadas el miércoles, Texas registró 3409 casos nuevos y 135 muertes por el virus del PCCh, lo cual eleva la cifra total de casos confirmados a 674, 772 y 14,478 muertes. Actualmente, Texas es el segundo estado con más cifras de casos luego de California, y es el tercer estado con más cifras de fallecidos, luego de Nueva York y Nueva Jersey.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

3 formas que el régimen comunista chino podría destruir la humanidad | China al Descubierto

TE RECOMENDAMOS