Texas: Recluso dirige unas palabras a los familiares de víctima momentos antes de su ejecución

Por Jack Phillips
11 de Septiembre de 2019 Actualizado: 11 de Septiembre de 2019

Se informó que un hombre de Texas fue ejecutado la noche del 10 de septiembre por el asesinato de una mujer de 61 años.

Mark Anthony Soliz, de 37 años, murió por inyección letal en la penitenciaría estatal en Huntsville, Texas, informó el medio de noticias Huntsville Item.

En sus últimas palabras, emitió una declaración a la familia de la víctima.

“Quería disculparme por el dolor y la angustia que les causé a todos. He estado considerando cambiar mi vida. Me llevó 27 años hacerlo. Quiero disculparme, no sé si mi muerte les brindará un alivio para el dolor y el sufrimiento que les causé. Estoy en paz”, dijo. “Oh, caray, no sabía si vendrían o no, pero me alegro de que lo hayan hecho para poder hablar con ustedes. Sé el dolor cuando hablo con mi abuela. Me alegro de haber tenido la oportunidad de hablar con ustedes”.

Mark Anthony Soliz fue ejecutado el martes por la noche por el asesinato de Nancy Hatch Weatherly en 2010. (Departamento de Justicia Criminal de Texas)

Soliz fue condenado por matar a Nancy Weatherly dentro de su casa en Godley, según el informe. Con los años, intentó apelar su ejecución, pero finalmente fue rechazado. La negación más reciente se produjo el lunes.

“He representado al Sr. Soliz por muchos años. Todas las herramientas legales de mi kit se implementaron para evitar esta ejecución. La esperanza perdura, la lucha continúa y la causa nunca muere”, dijo Seth Kretzer, uno de los abogados de Soliz, en un comunicado, informó CBS News.

Sus abogados argumentaron que Soliz sufría de síndrome de alcoholismo fetal, dejándolo con daño cerebral. “Nuestro argumento (fue) que la Corte Suprema está extendiendo esa doctrina al síndrome de alcoholismo fetal”, dijo Kretzer.

Sin embargo, la fiscalía en el caso dijo que Soliz era un criminal peligroso que mató a Weatherly, una abuela, por una “mísera propiedad”.

Dijeron que Soliz y otro hombre, José Ramos, cometieron alrededor de 13 crímenes en el área de Dallas y Fort Worth durante ocho días en 2010. En un caso, dispararon y mataron a un repartidor y condujeron un vehículo robado a la casa de Weatherly.

Un amigo de Soliz le dijo al jurado que Soliz se había jactado de dispararle a una “anciana” en una casa de Godley.

Según el informe de la CBS, la policía pudo vincular a Soliz con el asesinato de Weatherly a través de huellas digitales y evidencia balística.

Soliz fue el decimoquinto preso ejecutado en 2019 en los Estados Unidos y el sexto en Texas, informó The Associated Press.

Descubre

El secreto de la paz mental en medio del caos que nos rodea

TE RECOMENDAMOS