Tiene 3 hermanos autistas y comparte un mensaje: “Me enseñaron todo lo que sé sobre la vida real”

Por La Gran Época
15 de Abril de 2019 Actualizado: 15 de Abril de 2019

“Sé que oíste hablar del autismo. Sé que puedes pensar que sabes lo que significa”, escribe la autora Mandy Farmer en su conmovedor libro From Motherhood.

“El autismo puede significar brillante, pero también puede significar un desafío”.

Tememos lo desconocido y la discapacidad detectada puede provocar respuestas críticas por parte de los mejores de nosotros. Nadie lo sabe mejor que Ali Carbone de Long Island, Nueva York. Ali tiene tres hermanos, todos con autismo. Ella compartió su historia en Love What Matters, pero lejos de sentirse víctima de las circunstancias, siente que sus hermanos le dan una clara “ventaja en la vida”.

Cita tres fechas que cambiaron su vida, en 1994, 1999 y 2001 respectivamente: los años en que nacieron sus tres hermanos. “Hace diez años, habría tenido que explicar a la gente lo que era el autismo cuando conocieron a Michael, Anthony y Luke”, escribe Ali. “Hoy es probable que conozcas, ames o vivas con un niño o adulto con autismo”.


Un fuerte anhelo de que las personas compartan sus experiencias de tener (o vivir con) un trastorno del desarrollo cognitivo significa que todos estamos aprendiendo a ser más compasivos. Pero “el panorama es amplio”, continúa Ali y “no hay dos personas autistas iguales”.

Los síntomas de los hermanos son todos diferentes y muestran diferentes grados de severidad. “Mi hermano mayor no habla, es ciego y epiléptico”, comparte. “Mi hermano mediano es verbal, social y sufre de trastorno obsesivo compulsivo severo… Mi hermano menor es levemente verbal e hiperactivo. Como tal, sus personalidades también difieren enormemente”.


“Michael ama a Disney. Anthony cree que es Michael Jackson. Luke es travieso”.

Ali sabe muy bien que el espectáculo de sus hermanos en público, sin inhibiciones, es un espectáculo curioso, pero nos aconseja a todos: “Hagan todo lo posible por ser amables”.


“Si ves a un niño agitando los brazos”, gesticula Ali, “no te rías”. Si ves a un adulto que se desmorona, no lo mires fijamente. Si van por un abrazo o choca esos cinco, no te asustes”.

“Una sonrisa de un extraño puede cambiar nuestro día”.

Ali no se dio cuenta que sus hermanos eran “diferentes” de inmediato. Michael, Anthony y Luke a menudo eran considerados traviesos en sus primeros años y sus síntomas eran difíciles de distinguir de las ruidosas tendencias a pelearse con los niños pequeños. “No fue hasta que fui a  la escuela primaria que me di cuenta de lo que me rodeaba”, escribe Ali, al “ir a citas de juegos y ver cómo mis amigos y sus hermanos interactuaban…. empecé a darme cuenta”.


“Por alguna razón siempre sentí que tener a los chicos y esta cosa en nuestra casa me dio algún tipo de ventaja en la vida”.

La hermana protectora aprendió rápidamente a sentir la compasión con sus hermanos y esa misma compasión se extendió fácilmente a otras áreas de su vida. “Recuerdo haber sentido que mi vida tenía un significado o propósito mayor”, comparte.

Ali también compartió su historia en Facebook en reconocimiento al Día Mundial de Concientización sobre el Autismo. Su publicación tuvo una respuesta inmediata y una gran cantidad de apoyo de otras personas afectadas por la enfermedad de varias maneras.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Ali. (@aliicarbone) el

Un padre compartió un mensaje conmovedor: “Como padre de tres hijas con autismo”, explicó, “puedo identificarme completamente con su situación. Se necesitan personas especiales para ser padres de niños con autismo. Que Dios te bendiga”.

“Tengo un nieto autista”, escribió otro, “que se gradúa de la escuela secundaria este año y va a la universidad. Nunca nos rendimos con él y estamos muy orgullosos de lo lejos que llegó”.

“Mis hermanos y el autismo, me enseñaron todo lo que sé sobre la vida”, dijo Ali. “La vida real”.


Siempre hay espacio para más compasión y Ali agradece a su extraordinaria familia por cuidar de ella.

No lloran porque hayan recuperado la vista. Están llorando por lo hermoso que es el mundo a color

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS