“Todos tienen derecho a seguir su conciencia”: Capellanes demandan al Pentágono por mandato de vacunas

Por J.M. Phelps
23 de Septiembre de 2022 5:29 PM Actualizado: 23 de Septiembre de 2022 5:29 PM

Cuarenta y dos capellanes militares han demandado al Departamento de Defensa (DOD) por su mandato de vacunación, argumentando que viola sus derechos constitucionales a la libertad de creencia y otras leyes que protegen la libertad religiosa.

El abogado y veterano de la guerra de Vietnam, Arthur A. Schulcz Sr., que representa a los capellanes, dijo que los capellanes están buscando una orden judicial preliminar para prohibir el mandato de vacunación en todas las ramas del servicio. Hasta el momento, los jueces federales en otros casos han emitido órdenes judiciales preliminares a la Fuerza Aérea, la Armada y la Infantería de Marina para evitar que castiguen a los miembros del servicio que han buscado exenciones religiosas al mandato de vacunación.

La demanda, presentada el 15 de agosto en el tribunal de distrito del Distrito Este de Virginia, es la primera acción legal emprendida por un grupo de capellanes que pretenden impugnar el mandato de las vacunas por motivos religiosos, según el capitán del Ejército Andy Hirko, uno de los demandantes. Hirko habló con The Epoch Times, haciendo hincapié en que sus opiniones son propias y no reflejan las del Departamento de Defensa o del Ejército.

Después de haber sido pastor durante 20 años y capellán del ejército durante 20 meses, Hirko considera que la demanda es un caso de referencia sobre la capacidad de recuperación que otorga la Ley de Restauración de la Libertad Religiosa.

Hirko dijo que es el único capellán no vacunado que busca una exención religiosa en Fort Campbell, sede de la 101° División Aerotransportada de élite. Dijo que se sentía “honrado de estar hombro a hombro con los otros 41 demandantes que quieren servir a Dios y al país”.

En agosto de 2021, presentó una solicitud de exención religiosa, que posteriormente fue denegada en marzo. Todavía está pendiente una apelación. También ha ayudado a procesar las solicitudes de exenciones religiosas de muchos miembros del servicio a quienes también se les ha negado o aún están esperando una respuesta.

Mientras presionaba para tomar una posición en contra del mandato militar de vacunas, descubrió que “hay muchos, muchos otros capellanes en las diferentes ramas [de las fuerzas armadas] que también quieren servir a Dios y al país y querían asegurarse de que las libertades religiosas también fueran protegidas”.

“Los 42 capellanes estamos luchando no sólo por nuestras propias libertades y convicciones religiosas en el ejército, sino también por todos los miembros del servicio a los que servimos”, dijo Hirko, y añadió que “si en última instancia no podemos ayudar a otros miembros del servicio en esta lucha, no creemos que hayamos hecho nuestro trabajo”.

Los capellanes en este caso están “unidos” y “orando por ello”, dijo. “Estamos tratando de hacer todo lo posible para asegurarnos de que los miembros del servicio de Estados Unidos estén bien atendidos”, agregó.

Según Hirko, “este caso demuestra que hay una serie de capellanes dentro de las Fuerzas Armadas que se preocupan profundamente por sus miembros y su libertad religiosa”. Es el deseo de Hirko que el caso “envíe un efecto dominó” en todas las Fuerzas Armadas y permita que prevalezca la libertad religiosa.

Hay muchas razones por las que los miembros del servicio rechazan la vacuna, incluida una objeción al uso de líneas de células fetales abortadas utilizadas en las pruebas y el desarrollo, el uso de la “terapia génica” de ARNm, su naturaleza experimental, entre otras razones, dijo Hirko. “Para aquellos de nosotros que nos mantenemos firmes en contra de la vacuna, no creemos que sea mucho pedir servir a nuestro país sin tener que comprometer nuestras convicciones religiosas”.

Schulcz estuvo de acuerdo y dijo que “la libertad que disfrutan Hirko, y cada uno de los demás capellanes, les fue dada por Dios y la Constitución ofrece protección de tal libertad con la Primera Enmienda”.

“El gobierno debe ser neutral hacia la religión y no obstaculizarla”, dijo el abogado.

“Todo el mundo tiene derecho a seguir su conciencia, lo que, de hecho, es una cuestión religiosa”, añadió Schulcz.

En una de las causas de acción de la demanda, los demandantes argumentan que “el Departamento de Defensa no ha implementado la Sección 533 de la Ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA) de 2013 desde su inicio”, dijo Schulcz.

“La sección 533 estableció el derecho del personal militar a seguir su conciencia siempre que no afecte el buen orden y la disciplina”, dijo, y agregó que “protege las decisiones de los capellanes que emanan de su conciencia formada por su fe”.

El artículo 533 prohíbe cualquier tipo de represalia contra los capellanes, afirmó Schulcz. Esto incluye la denegación general de solicitudes de alojamiento religioso, solicitudes de promoción y oportunidades de formación.

El abogado comparó el espíritu de la lucha legal de los capellanes con el que emprendieron los Padres Fundadores del país.

“Nuestro documento fundacional, la Declaración de Independencia, es en realidad una declaración de dependencia del Dios que formó la conciencia de nuestros Fundadores”, dijo Schulcz.

“Su conciencia les decía que el trato que recibían de Gran Bretaña y del rey Jorge ofendía su comprensión sobre quiénes eran hombres y mujeres creados a imagen de Dios. También violaba sus derechos como ingleses, y su deber era oponerse a esa tiranía”.

Al igual que los Fundadores de la nación, los capellanes están “apelando al Juez Supremo del mundo por la rectitud de nuestras intenciones de acuerdo con su conciencia formada por su fe”, dijo Schulcz. “Ellos también están luchando contra una tiranía hostil a las personas de fe”.

La audiencia está programada para las 10 a.m. del 28 de septiembre en la sala 701 del juzgado del Distrito Este de Virginia, en Alexandria, Virginia. Hirko y Schulcz invitan al público a asistir a la audiencia judicial si desean mostrar su apoyo a los capellanes en su lucha contra el mandato de vacunación. La dirección es 401 Courthouse Square, Alexandria.

The Epoch Times se ha comunicado con el Pentágono en busca de comentarios.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.