Tormenta invernal se extiende por el sudeste de Estados Unidos

Por Debora Alatriste
20 de Febrero de 2020
Actualizado: 20 de Febrero de 2020

La nieve regresa a Carolina Norte después de 437 días de sequía, publicó el Servicio Meteorológico Nacional en Raleigh.

“La sequía de nieve del centro de Carolina del Norte debería terminar hoy a los 437 días. La última nieve medible en nuestros lugares climáticos oficiales fue el 10 de diciembre de 2018 cuando Raleigh tenía 1.9 pulgadas y Greensboro 0.8 pulgadas. La probabilidad de obtener nieve medible es del 87% en Raleigh y del 85% en Greensboro”.

De acuerdo con el servicio meteorológico, esta noche principalmente en Greenvile, Charlotte, Raleigh Ducham, Roanoke Rapids, Elkins, Norfolk y en gran parte de Pensylvania, se espera nieve.

El servicio informó que para esta noche en el corredor norte de la Interestatal 95, al noreste y este de Raleigh, se mantiene la advertencia de tormenta de invierno.

Asimismo advirtió que por la acumulación de nieve en partes del centro de Carolina del Norte los caminos pueden volverse resbaladizos, especialmente pasos a desnivel y carreteras secundarias.

Posiblemente todo el centro del estado, pero especialmente a lo largo y al norte del corredor de la autopista 64. Y durará desde la noche del jueves hasta el viernes por la mañana.

En Georgia y Tennesse se espera que en algunas áreas la nieve será de hasta 15.2 centímetros, dijo el meteorólogo de CNN Michael Guy.

El meteorólogo también dijo que la nevada “debería haber terminado para las primeras horas del viernes por la mañana”.

“Se pronostica que algunas porciones de Carolina del Norte recibirán más nieve hoy que las que Washington o Filadelfia han recibido durante toda la temporada”, dijo Monica Garret, meteoróloga de CNN.

En cuanto a las lluvias el servicio nacional pronostica que principalmente se esperan para esta tarde-noche en Georgia, Carolina Sur y Carolina del Norte. En menor medida se esperan en Alabama y Mississipi.

Áreas alrededor de Atlanta registraron hasta ocho centímetros de lluvia estos días, señaló CNN.

El servicio metereológico de Atlanta dijo que la vigilancia de inundaciones repentinas se mantendrá hasta la 1 a.m. del viernes.

“Aunque es posible que se produzcan precipitaciones generalizadas de hasta media pulgada, los suelos siguen muy saturados en toda la zona, lo que podría dar lugar a una fuerte escorrentía y a la formación de charcos en las zonas bajas y en las carreteras. Además, muchos ríos se encuentran actualmente en caudales muy altos con una mayor escorrentía por la lluvia adicional lo que lleva a una mayor amenaza de inundaciones repentinas”, señaló el servicio.

Esta vigilancia significa que pueden desarrollarse condiciones que conduzcan a una inundación repentina, lo que es “una situación muy peligrosa”, puntualizó el servicio.

El anuncio abarca partes del centro, centro este, centro norte y sudeste de Georgia.

La tormenta se desplazó desde Texas en dirección al Océano Atlántico Norte.

Para el viernes en la zona sureste se esperan lluvias en Newport, Hatteras y en la zona del estado de Florida, principalmente en Orlando.

Michael Guy también dijo que en “las regiones costeras también verán vientos poderosos con ráfagas que superan las 65 km/h”.

¿Sabía?

“No hay emergencia climática”: científicos piden un debate razonado

TE RECOMENDAMOS