Tras amenazar el veto, Trump firma proyecto de ley de Gasto Público de 1,3 billones de dólares

Por Ivan Pentchoukov
24 de Marzo de 2018 Actualizado: 27 de Marzo de 2018

Después de amenazar brevemente con vetar el proyecto de Ley de Gasto Público por USD 1,3 billones, el presidente de Estados Unidos Donald Trump, firmó la medida el viernes 23 de marzo.

Mientras lamentaba los muchos defectos de la medida, el presidente dijo que tenía que firmarse para financiar a los militares.

Trump advirtió a los legisladores que nunca volverá a firmar una medida similar, y culpó a los demócratas por llenar el presupuesto con un gasto inútil.

El proyecto de ley proporciona USD 60 mil millones adicionales para los militares en comparación con el año pasado, por un total de USD 654,6 mil millones. Trump ocupó una parte del anuncio listando los artículos que se podrían comprar con el dinero: aviones de combate, helicópteros, aviones cisterna, barcos y más.

“Durante los últimos ocho años, los grandes recortes en la defensa han socavado nuestra seguridad nacional. Han desmejorado nuestra preparación como unidad militar y han puesto a Estados Unidos en un riesgo realmente grave”, dijo Trump.

“Hay muchas cosas que no deberíamos tener en este proyecto de ley, pero en cierto sentido fuimos forzados, si queríamos construir nuestro ejército, que nos han obligado a incluir”, agregó.

El proyecto de ley proporciona USD 1,6 mil millones para la construcción de un muro fronterizo, muy lejos de los USD 25 mil millones por los que luchó Trump. Construir el muro fue la promesa de campaña firmada por el presidente, pero el presupuesto lo limita a lo que se puede construir con USD 1.6 mil millones. Trump describió al muro como parte de la defensa nacional, pareciendo sugerir que la estructura debe ser construida por los militares.

“La defensa nacional es una palabra muy importante porque, al tener un sistema fronterizo fuerte, incluido un muro, estamos en una posición en lo militar, muy ventajosa”, dijo Trump.

También culpó a los Demócratas por no financiar el muro, diciendo que el dinero está vinculado al programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), una iniciativa de la era Obama que otorgó estatus legal temporal a más de 800.000 extranjeros que ingresaron ilegalmente al país como menores de edad

Trump terminó el programa en septiembre y ofreció a los Demócratas un trato: el gobierno reviviría DACA, a cambio de USD 25 mil millones para el muro fronterizo. Los Demócratas en cambio le exigieron que proporcione un acceso a la ciudadanía para un amplio grupo de extranjeros. La Casa Blanca rechazó el trato, informó Fox News, citando fuentes republicanas.

“Los beneficiados por DACA fueron muy mal tratados por los Demócratas”, dijo Trump. “Queríamos incluir DACA en este proyecto de ley. Los Demócratas no lo harían”.

El presidente también pidió al Congreso que le otorgue el poder de vetar líneas de gastos en proyectos de ley, que le permitirían eliminar disposiciones específicas. También llamó nuevamente al Congreso a poner fin a la regla de obstrucción. Ambas medidas podrían alterar radicalmente el proceso presupuestario.

Trump destacó el hecho de que este sería el segundo gran proyecto de ley de gastos jamás firmado. El mayor proyecto de ley de gastos anteriormente firmado fue por el expresidente Barack Obama.

El proyecto de ley financia varias de las principales prioridades del presidente, incluidos USD 4 mil millones para abordar la epidemia de adicción y abuso de opiáceos, un aumento de USD 3 mil millones. La medida también financia el Plan de Infraestructura de Trump y proporciona dinero para aumentar la seguridad escolar, a raíz del tiroteo en la escuela de Florida.

Además de los fondos del muro fronterizo, el proyecto de ley elevó los fondos para el Departamento de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos un 10 por ciento, con un total de USD 621 millones; y proporcionó USD 505 millones para que el Departamento de Justicia contrate y despliegue nuevos jueces de inmigración

TE RECOMENDAMOS