Trabajadores sindicalizados no tendrán que ponerse la vacuna COVID, según fabricantes de automóviles

Por Zachary Stieber
25 de Noviembre de 2021
Actualizado: 25 de Noviembre de 2021

Un importante sindicato y tres grandes fabricantes de automóviles anunciaron esta semana un acuerdo que incluye no ordenar la vacunación contra la COVID-19.

Ford, General Motors y Stellantis han pedido a varios miembros del sindicato United Auto Workers (UAW) que compartan si se han vacunado, pero no les exigen hacerlo por el momento, según anunciaron las cuatro partes en una declaración conjunta.

“Además de animar a los miembros a que revelen su estado de vacunación, el grupo de trabajo sigue instando a todos los miembros, compañeros de trabajo y sus familias a que se vacunen y reciban vacunas de refuerzo contra la COVID-19, al tiempo que comprende que hay razones personales que pueden impedir que algunos miembros se vacunen, como problemas de salud o creencias religiosas”, dice la declaración.

Las partes formaron juntas lo que llamaron el Grupo de Trabajo Conjunto sobre la COVID-19 para elaborar un pacto relativo a las vacunas y a ciertos asuntos relacionados.

El grupo de trabajo está exigiendo que todos los trabajadores lleven mascarillas, citando la propagación de la variante Delta del virus del PCCh (Partido Comunista Chino) y “los datos recientes que señalan el alto índice continuo de transmisión en algunas zonas geográficas”.

Los casos de COVID-19, las hospitalizaciones y las muertes se han reducido significativamente en todo el país desde el pico de otoño, pero han aumentado en algunas regiones. Michigan, donde los tres fabricantes de automóviles tienen fábricas, ha visto cómo sus métricas saltaban a las más altas del país en las últimas semanas.

“Una de las mejores formas de luchar contra este virus es conseguir que se vacune el mayor número posible de personas. Cuantos más miembros de la UAW, compañeros de trabajo y sus familias se vacunen y reciban refuerzos, más rápido se podrá vencer esta pandemia mortal”, dijo el grupo de trabajo.

Los funcionarios dijeron que continuarán monitoreando la situación, incluyendo el seguimiento de las directrices y reglas federales.

La Administración Biden anunció hace unas semanas una orden de vacunación contra la COVID-19 para todas las empresas privadas con 100 o más empleados, que entraría en vigor a principios de enero de 2022, pero dicha orden fue bloqueada por ahora por un tribunal federal por considerar que viola la Constitución de EE. UU.

La administración pidió el martes a los jueces que retiren el bloqueo.

La UAW representa a unos 400,000 miembros, aunque algunos trabajan para empresas ajenas a los tres fabricantes de automóviles.

Cuando el presidente Joe Biden anunció en septiembre las estrictas órdenes de vacunación para trabajadores, contratistas federales y empleados privados, la UAW dijo que iba a revisar la letra pequeña. En una declaración después de que se desvelaran los detalles de la orden para las empresas privadas, el sindicato dijo que seguía animando a sus miembros a vacunarse “pero entiende que en algunos casos las cuestiones relacionadas con la salud y la religión no lo hacen posible”.

La UAW ha dicho que no está haciendo un seguimiento de cuántos miembros se vacunan contra la COVID-19.

Ford y Stellantis exigían anteriormente a los empleados asalariados no representados por un sindicato que se vacunaran. General Motors ha exigido a tales empleados que revelen su estado de vacunación, pero no ha impuesto ninguna orden.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS