Tras derrota de Cheney, varios republicanos a favor de impeachment de Trump no seguirán en el Congreso

Por John Haughey
17 de Agosto de 2022 11:05 AM Actualizado: 17 de Agosto de 2022 11:06 AM

CHEYENNE, Wyo. —La representante Liz Cheney (R-Wyo.) se convirtió el 16 de agosto en la octava republicana que votó a favor del impeachment de Donald Trump que se retira o es derrotada por rivales del partido respaldados por el expresidente.

Cheney, una de las críticas de Trump, fue derrotada en las primarias republicanas de Wyoming del 16 de agosto para el único escaño del estado en el Congreso por Harriet Hageman, una abogada de recursos naturales de Cheyenne.

Hageman agradeció a Trump su “apoyo, ánimo y orientación” desde que lanzó su campaña el pasado septiembre. Él organizó un mitin en Casper en mayo en su nombre.

“Obviamente estoy agradecida” por el respaldo de Trump, dijo Hageman a una multitud que la aclamaba en el complejo de rodeo Frontier Days de Cheyenne. El respaldo del expresidente es “lo que nos impulsó a donde estamos hoy”, dijo.

En un estado que votó en un 70% por Trump en 2020 —la cifra más alta para cualquier candidato en cualquier estado— Cheney perdió el apoyo de muchos constituyentes por estar entre los 10 republicanos de la Cámara de Representantes que votaron a favor del impeachment de Trump y por servir como copresidenta del comité de la Cámara de Representantes que investiga la irrupción en el Capitolio del 6 de enero.

A pesar del abrumador apoyo de sus electores al expresidente, Cheney nunca cedió en sostener que Trump representa un riesgo para la democracia estadounidense.

Cheney no dudó en señalar ese punto mientras se dirigía a sus partidarios en Jackson Hole después de admitir la derrota en la carrera del 16 de agosto, diciendo a sus partidarios que sigue comprometida a evitar que Trump vuelva a la Casa Blanca.

“Nuestra nación se precipita de nuevo hacia la crisis, la anarquía y la violencia”, dijo Cheney. “Ningún estadounidense debería apoyar a los negadores de las elecciones”.

Pero aunque las acciones de Cheney y el respaldo de Trump fueron fundamentales para la victoria de Hageman, también había algo más en la mente de los votantes de Wyoming, y Hageman advirtió que es algo a lo que los titulares de todo el país deberían prestar atención.

“Si vas a decir que vives en Wyoming, más vale que vivas en Wyoming. Si no lo haces, te despediremos”, dijo Hageman en medio de una estruendosa ovación.

Cheney fue acuñada como “la virginiana” por algunos electores que se burlaron de ella por no calificar como residente del estado para obtener una licencia de pesca.

Incluso la casa de Cheney en el condado de Teton, y su casa en Jackson Hole, cerca de Yellowstone, es considerada por algunos como algo que no refleja el resto del estado.

Las escasas apariciones de Cheney en Wyoming también pueden haber contribuido a su gran derrota.

Hageman, criada en un rancho cerca de Fort Laramie, en las altiplanicies orientales del estado, y licenciada por la Universidad de Wyoming, dijo a los votantes en Lusk el 9 de agosto que sería “una representante que defendería los ideales de Wyoming. (Cheney) no nos conoce. Nunca nos ha conocido. Pero yo sí”.

Hageman hizo hincapié en sus raíces en Wyoming, su experiencia en recursos naturales, derechos sobre el agua y política de tierras públicas durante una campaña de casi un año que la ha llevado a recorrer 40,000 millas visitando repetidamente los 23 condados del estado.

La campaña de Cheney parecía más orientada a las ambiciones políticas nacionales que a ganar la reelección en la Cámara de Representantes de Wyoming. Hizo pocos actos públicos, prefiriendo reunirse con sus partidarios en pequeñas reuniones, a menudo en casas particulares.

Durante su discurso de victoria del 16 de agosto, Hageman reiteró su promesa de visitar los 23 condados al menos una vez al año y de “rendir cuentas” de sus acciones ante sus electores.

“Wyoming acaba de hablar”, dijo Hageman, añadiendo que los resultados demuestran que “podemos desalojar a los políticos atrincherados que se olvidan de la gente a la que se supone que sirven”.

“Con nuestro voto de hoy, Wyoming ha puesto a las élites sobre aviso”, continuó. “No vamos a tolerar más a los representantes que no nos representan. Si son elegidos para representarnos, más vale que nos representen. Rendiré cuentas a los ciudadanos de Wyoming porque soy uno de ustedes”.

De los 12 titulares del Congreso cuyas candidaturas a la reelección han sido frenadas por sus rivales en las primarias, cinco cayeron en manos de otro titular tras la redistribución de distritos posterior al censo de 2020.

Tres son demócratas: El representante Andy Levin (D-Mich), que perdió ante la representante Haley Stevens (D-Mich); la representante Carolyn Bourdeaux (D-Ga.) que fue derrotada por la representante Rep. Lucy McBath (D-Ga.); y la representante Marie Newman (D-Ill.), que fue expulsada del cargo por el representante Sean Casten (D-Ga.).

Dos derrotas de titulares son representantes republicanos que perdieron ante representantes respaldados por Trump: La representante Mary Miller (R-Ill.) derrotó al representante Rodney Davis (R-Ill.) y el representante Alex Mooney (R-W. Va.) se impuso al representante David McKinley (R-W. Va.).

Tres congresistas en funciones fueron derrotados por aspirantes en contiendas no influidas directamente por los apoyos del expresidente.

El representante Steven Palazzo (R-Miss), criticado por el presunto mal uso de los fondos de la campaña y del Congreso, perdió sus primarias frente a Mike Ezell.

El representante Madison Cawthorn (R-N.C.), cuyo mandato de dos años estuvo marcado por declaraciones y payasadas controvertidas, fue rechazado en favor de Chuck Edwards en las primarias del Partido Republicano.

El representante Kurt Schrader (D-Ore.), el único demócrata del Congreso que perdió ante un no titular hasta ahora en el ciclo de primarias de mitad de período de 2020, fue superado por la progresista Jamie McLeod-Skinner a pesar de contar con el respaldo del presidente Joe Biden.

Cheney se une a cuatro titulares republicanos de los 10 miembros republicanos de la Cámara de Representantes que votaron a favor del impeachment de Trump cuyas postulaciones fueron anuladas por sus electores.

El representante Peter Meijer (R-Mich.) fue derrotado por John Gibbs, apoyado por Trump; el representante Tom Rice (R-S.C.) fue derrotado por más de 25 puntos porcentuales por el representante estatal Russell Fry, apoyado por Trump; y la representante Jaime Herrera Beutler (R-Wash.) perdió una ajustada elección ante Joe Kent, apoyado por Trump.

Los únicos dos que pasaron a las elecciones generales en las batallas primarias son el representante Dan Newhouse (R-Wash.) y el representante David Valadao (R-Calif.).

Cuatro se retiraron en lugar de presentarse en 2022: los representantes Anthony Gonzalez (R-Ohio), Adam Kinzinger (R-Ill.), Fred Upton (R-Mich.) y John Katko (R-N.Y.).


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.