Trato con empresa china que provee equipos de seguridad a embajadas canadienses debe acabar: Experto

Por SHANE MILLER
21 de Julio de 2020 4:45 PM Actualizado: 21 de Julio de 2020 4:45 PM

Crecen las preocupaciones sobre los contratos otorgados recientemente por el gobierno canadiense a una controvertida compañía, establecida en Beijing, que está directamente conectada con el Partido Comunista Chino (PCCh). Un experto dice que el acuerdo debería cancelarse a la luz de los riesgos para la seguridad de Canadá.

Los cinco contratos otorgados a Nuctech Company, por un valor de USD 6.8 millones, involucran la instalación de rayos X y otros equipos de escaneo para proporcionar seguridad en las embajadas, consulados y altas comisiones canadienses en todo el mundo, 170 en total.

Nuctech fue fundada en 1997 por el hijo del exlíder del PCCh, Hu Jintao, y tiene vínculos con el ejército chino. En 2014, la Administración de Seguridad del Transporte de EE.UU. prohibió el equipo de Nuctech en los aeropuertos del país, debido a problemas de seguridad.

“Nuctech no oculta el hecho de que es una empresa del gobierno chino, y como cualquier empresa de propiedad china, debe cooperar con el aparato de inteligencia del estado chino”, le dijo a La Gran Época Marcus Kolga, miembro del Instituto Macdonald-Laurier.

“Funcionarios, tanto de EE.UU. como de la UE han expresado su preocupación por los riesgos de seguridad que representan los aeropuertos occidentales, lo que le da al gobierno chino acceso potencial a información detallada sobre ellos y de quienes viajan a través de ellos. Esas mismas preocupaciones de seguridad son igualmente aplicables a las embajadas de Canadá y en cualquier otro lugar donde estén instalados estos sistemas de escaneo desarrollados y construidos por el estado chino”.

Kolga dice que cualquier contrato existente debe ser “cancelado de inmediato” y sugiere que el gobierno inicie una revisión de las políticas de adquisiciones de Canadá para determinar cómo salvaguardar mejor la seguridad del país.

El ministro de Asuntos Exteriores, Francois-Phillipe Champagne, dijo que revisará los contratos a la luz de la conexión de Nuctech con el régimen chino. Una declaración por correo electrónico de Global Affairs dice que “la oferta permanente no es un contrato, y Global Affairs no ha comprado ningún equipo de Nuctech en este momento”.

Nuctech ha sido denominado el “Huawei de la seguridad aeroportuaria”, ya que ha proporcionado equipos de seguridad como máquinas de rayos X, escáneres y sistemas de detección de explosivos a aeropuertos y oficinas de aduanas en más de 150 países, adquiriendo la capacidad de acceder a la infraestructura estratégica de esos países en áreas tan sensibles como la aviación y la seguridad fronteriza.

Cuando se trata de la militarización de las cadenas de suministro por parte del PCCh, que supuestamente facilitan compañías como Nuctech, una preocupación entre los gobiernos europeos ha sido cómo los sistemas y las bases de datos que Nuctech usa podrían transmitir software dañino y causar interrupciones en los aeropuertos.

Jan-Peter Kleinhans, investigador sobre seguridad de cadenas de suministros en el grupo de expertos Stiftung Neue Verantwortung en Berlín, Alemania, le dijo a Politico que “Europa se está dando cuenta lentamente de cuán grande podría ser este problema”.

El 28 de junio, el Wall Street Journal informó que el Consejo de Seguridad Nacional de EE.UU. está apuntando a Nuctech como una amenaza a la seguridad debido a su presencia en puertos, cruces fronterizos y aeropuertos en toda Europa.

Parte de la justificación para contratar empresas respaldadas por el estado chino, Huawei también es una de ellas, puede ser que estas empresas puedan ofertar mucho menos en las licitaciones de contratos, lo que permite a los países occidentales ahorrar dinero.

Pero Kolga dice que no vale la pena, dados los riesgos de seguridad involucrados.

“Los ahorros que los funcionarios occidentales piensan que podrían obtener, al comprar tecnología china a precio de oferta y muchos otros productos, es de hecho una ilusión que pagamos al comprometer potencialmente nuestra privacidad y seguridad”, dice.

Nuctech también ha recibido críticas por supuestas prácticas comerciales injustas y corrupción.

En febrero, el Taipei Times informó que el exjefe de la Oficina de Policía de Aviación de Taiwán, Sun Yi-ming, fue declarado culpable de corrupción debido a cargos relacionados con actividades ilícitas. Entre esas actividades figuraba la colaboración con Nuctech para “engañar” a los organismos reguladores de Taiwán haciendo que se enviaran piezas al Japón para su montaje y reembalaje, así como para aceptar sobornos, en relación a un contrato con Nuctech para adquirir escáneres de rayos X.

Expertos en Taiwán dijeron que el caso “olía a una operación de inteligencia china, con miras a penetrar el aeropuerto de Taiwán y la seguridad fronteriza”, informó el Taipei Times.

En 2008, Nuctech estuvo involucrado en un escándalo de soborno en Namibia relacionado con un contrato de USD 55.3 millones que había firmado con el gobierno. La comisión anticorrupción de Namibia descubrió que se había pasado un pago inicial de USD 12.8 millones a la firma Teko Trading, lo que sugirió un intento de sobornar a las autoridades de Namibia para asegurar el acceso de Nuctech al mercado y su influencia en el país.

En 2010, la UE impuso un arancel de cinco años a los productos Nuctech por presunto dumping en el mercado europeo.

El acuerdo pendiente de la compañía con Global Affairs plantea preguntas importantes sobre cómo la política exterior de Canadá debe manejar a las compañías que tienen vínculos con regímenes autocráticos.

Kolga cree que Canadá debería “imponer una moratoria temporal en la compra de cualquier producto tecnológico de China y de Rusia, hasta que se complete una revisión y actualización fundamental de las políticas de adquisición de Canadá para garantizar que nuestra seguridad nacional no se vea comprometida por ellos”.

Global News informó que desde 2017, Nuctech ha recibido cuatro contratos valorados en USD 6.5 millones para proporcionar escáneres y equipos de laboratorio a la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubre

[Informe Especial] Manipulando a Estados Unidos: La estrategia del comunismo chino

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.