Tren de alta velocidad de Brightline registra la tasa de mortalidad más alta de EE.UU.

Por Debora Alatriste
03 de Diciembre de 2019 Actualizado: 03 de Diciembre de 2019

El sistema ferroviario de Brightline ha estado envuelto en varios accidentes fatales desde antes su apertura oficial en enero de 2018. Actualmente Brightline opera en el estado de Florida entre Miami, Fort Lauderdale y West Palm Beach.

De acuerdo con registros de la Administración Federal de Ferrocarriles (FRA), en el año 2017 se registraron 2 muertes por accidentes fatales de personas intrusas en la línea que resultaron golpeadas por el tren. La primera ocurrió en julio, mientras que de enero a diciembre de 2018, se registraron siete accidentes fatales de gente golpeada en las vías del tren y colisiones al intentar cruzar en los paso a nivel.

Este año se registraron 25 accidentes fatales por colisiones e impactos, contando desde los meses de enero hasta diciembre, entre los condados de Broward, Miami Dade y Palm Beach.

Además, desde el 2018 al 2019 se han reportado 5 muertes por suicidio en la línea, de acuerdo con la página de la FRA.

Desde el primer incidente en julio de 2017, 40 muertes más se han registrado, en promedio una muerte por cada 29.000 millas (47.000 km) recorridas, según un análisis de los datos de la FRA realizado por Associated Press, que la señaló como la “peor” tasa de mortalidad de entre los 821 trenes de Estados Unidos.

El mismo medio señaló que no está clara la causa por la que Brightline tiene tantas muertes mientras que otras líneas de la zona como el Costa Este de Florida con quien comparte vías solo ha tenido una por cada 160,000 millas (258,000 kilómetros) durante los últimos dos años y la mayoría de las líneas urbanas en el país tienen una muerte por cada 100,000 millas (164,000 kilómetros).

El portavoz de Brightline, Ben Porritt, dijo que “estos incidentes son trágicos y todos han sido el resultado de acciones ilegales deliberadas para ignorar las señales de advertencia o las barreras de seguridad”, señaló el Sun Sentinel.

“Aproximadamente el 75% de los incidentes que involucran a nuestros trenes han sido suicidios y/o relacionados con drogas. Hemos asumido y seguiremos asumiendo un papel de liderazgo en la concientización sobre la seguridad ferroviaria y los problemas de salud mental en nuestra comunidad”, añadió.

El presidente de la compañía, Patrick Goddard, dijo que aunque las muertes no eran culpa de la compañía debían mantener el número bajo control. “No hay nada que queramos más que ese número llegue a cero”, de acuerdo con Associated Press.

Entre las medidas que Brightline está tomando para lograrlo, se encuentran construir vallas y barreras hechas de plantas en áreas problemáticas; colocar puertas de cuatro vías en los principales cruces de carreteras y en las ciudades se pretenden eliminar los cruces de calles laterales.

La línea además plantea que se apliquen sanciones estatales más severas a quienes conduzcan a través de las vías.

“Esta gente no estaba pensando”, dijo Goddard. “Para salvar un par de segundos, murieron”.

Por otra parte, sobre la prevención de los suicidios, la compañía se ha asociado con la línea 211 de prevención del suicidio, señaló Sun Sentinel. Lo que buscan es experimentar tanto con detectores de movimientos infrarrojos como con drones que patrullen con cámaras, las cuales podrán alertar a los policías e ingenieros, de acuerdo con Associated Press.

“Hay pocos ferrocarriles que hayan hecho más para mitigar este tipo de problemas”, dijo Goddard.

***

Descubre

Cambio climático: una campaña de desinformación magistral

TE RECOMENDAMOS