Tribunal confirma detención a manifestante del Capitolio, hay posibles implicaciones en otros acusados

Por Tom Ozimek
08 de Julio de 2021
Actualizado: 08 de Julio de 2021

Un tribunal federal de apelaciones confirmó el miércoles la detención preventiva de un sospechoso por la irrupción en el Capitolio basándose principalmente en su historial de “lenguaje violento”, aunque no cometió actos de violencia, lo que podría dificultar que otros acusados en relación con el incidente del 6 de enero queden en libertad antes de sus juicios.

La Corte de Apelaciones de Estados Unidos para el Circuito de D.C. confirmó el 7 de julio un fallo de un tribunal inferior que ordena la detención preventiva de Timothy Hale-Cusanelli, quien enfrenta cargos tanto por delitos graves como por delitos menores en relación con el incidente del 6 de enero, incluido el presunto ingreso a un edificio restringido y conducta desordenada, aunque no está acusado de cometer actos violentos.

En una opinión (pdf), el juez Robert Wilkins dijo que la corte de apelaciones concluyó que la naturaleza no violenta de los supuestos delitos de Hale-Cusanelli pesaba “solo un poco” a favor de la liberación, al igual que su falta de antecedentes penales, pero que esto era compensado por factores que incluyen pruebas “abrumadoras” en su contra en el caso, así como un “historial bien documentado de lenguaje racista y violento” y que “en general ha estado involucrado en una conducta de odio, aunque no necesariamente una conducta violenta”.

Wilkins, una persona designada por el expresidente Barack Obama, dijo en la opinión del fallo que si bien “el tribunal observó que ‘no solemos penalizar a las personas por lo que dicen o piensan'”, determinó sin embargo que Hale-Cusanelli representaba un peligro para la comunidad. “Dado todo el lenguaje violento… mencionado anteriormente” y por lo tanto debe permanecer en prisión preventiva.

Los manifestantes caminan por la Rotonda después de irrumpir en el Capitolio de Estados Unidos, en Washington, el 6 de enero de 2021. (Saul Loeb/AFP a través de Getty Images)

El 2 de abril, Hale-Cusanelli solicitó la reconsideración de su orden de detención a la luz de la decisión del tribunal de distrito en un caso que involucraba a una madre y su hijo, Lisa Eisenhart y Eric Munchel, quienes ingresaron al Capitolio el 6 de enero, pero no participaron en actos de violencia. En esa decisión (pdf), Wilkins y otros jueces del tribunal de distrito determinaron que Eisenhart y Munchel no deberían ser detenidos en espera de juicio y que un tribunal inferior exageró el peligro que representaban los dos.

“En nuestra opinión, aquellos que realmente agredieron a oficiales de policía y rompieron ventanas, puertas y barricadas, y aquellos que ayudaron, conspiraron, planearon o coordinaron tales acciones, están en una categoría diferente de peligrosidad que aquellos que vitorearon la violencia o entraron al Capitolio después de que otros despejaran el camino”, escribió Wilkins en la opinión en el caso Eisenhart y Munchel.

Pero en la opinión del miércoles, Wilkins aclaró que el fallo anterior en Eisenhart y Munchel no debe entenderse como un respaldo general para la liberación de la prisión preventiva de los sospechosos de la irrupción en el Capitolio basándose únicamente en el hecho de que no participaron en actos de violencia. Más bien, Wilkins señaló que cada caso debe considerarse individualmente para evaluar si un acusado determinado representa un riesgo para la comunidad.

“El punto de Munchel fue que todos los que ingresaron al Capitolio el 6 de enero no necesariamente representaban el mismo riesgo de peligro por lo que el estatuto de prisión preventiva debería aplicarse a los acusados del 6 de enero de la misma manera que se aplica a todos los demás, no que los acusados del 6 de enero deberían recibir el tratamiento especial de una exención automática de la detención si no cometieron violencia ese día en particular”, escribió Wilkins en la opinión del miércoles.

No está claro cómo el nuevo fallo del tribunal de distrito podría afectar a otros acusados por la irrupción en el Capitolio. Varias docenas de acusados por la irrupción permanecen bajo custodia preventiva antes del juicio que se realizará a los más de 535 arrestados y acusados en relación con el incidente.

El fallo se produce cuando el expresidente Donald Trump habló el miércoles en una conferencia de prensa en su club de golf, Bedminster, en Nueva Jersey, criticando cómo se estaba tratando a los acusados de la irrupción al Capitolio.

“La gente está siendo tratada de forma increíblemente injusta”, dijo Trump. “Cuando miras a la gente que está en la cárcel y no pasa nada con Antifa que quemaron ciudades y mataron gente”, dijo, en referencia a los disturbios del verano pasado tras la muerte de George Floyd bajo custodia policial.

“No había armas en el Capitolio”, dijo Trump, “excepto la pistola que le disparó a Ashli Babbitt”, refiriéndose a la veterana militar que fue asesinada por un oficial de policía del Capitolio durante el incidente del 6 de enero.

Al mismo tiempo, dos activistas legales conservadores de alto perfil afirman que el Departamento de Justicia (DOJ) está usando un doble rasero en su tratamiento a los sospechosos por la violación del Capitolio, en comparación con los que fueron arrestados durante los disturbios del verano pasado.

Siga a Tom en Twitter: @OZImekTOM


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS