Tribunal impide que Vermont excluya de un programa estatal a estudiantes de escuelas religiosas

Por Janita Kan
06 de Agosto de 2020 5:40 PM Actualizado: 06 de Agosto de 2020 5:40 PM

Un tribunal federal de apelaciones bloqueó una regla de Vermont que prohíbe a los estudiantes de escuelas religiosas participar en un programa estatal. Tal programa permite que los estudiantes de tercer y cuarto año de secundaria se inscriban doblemente en cursos universitarios, antes de graduarse.

Un panel de tres jueces del Tribunal de Apelaciones de EE.UU. para el Segundo Circuito concedió, el miércoles, una solicitud (pdf) de emergencia para impedir que Vermont haga cumplir una regla que prohíbe que las escuelas religiosas y sus estudiantes participen en el Programa de Inscripción Dual del estado, mientras su apelación está pendiente. El programa, que tiene como objetivo ayudar a los estudiantes a alcanzar la preparación postsecundaria, proporciona fondos públicos directamente a las universidades para que los estudiantes elegibles de las escuelas secundarias puedan tomar clases antes de graduarse de la escuela secundaria.

El programa se ofrece a los estudiantes que están matriculados en una escuela pública, que estudian en el hogar o en una escuela independiente aprobada, que esté designada como escuela secundaria pública para el distrito de residencia del estudiante, o una que recibe matrícula financiada con fondos públicos del distrito de residencia del estudiante. Pero debido a que la Constitución de Vermont prohíbe la financiación pública para ir a escuelas religiosas que carecen de “garantías adecuadas contra el uso de dichos fondos para el culto religioso”, las escuelas religiosas no pueden participar.

En el caso en cuestión, cuatro estudiantes, sus padres y una diócesis católica romana demandaron a la secretaria de educación de la agencia estatal en 2019, alegando que el estado discriminaba a los estudiantes en función del estado religioso de la escuela a la que asistían. Afirman que los requisitos de elegibilidad estudiantil del programa violaron sus Enmiendas Primera y Decimocuarta bajo la Constitución de Estados Unidos. El tribunal de distrito falló a favor del estado a principios de este año, lo que provocó una apelación ante el tribunal de circuito.

Mientras la apelación se desarrolla en el tribunal, los abogados de los estudiantes pidieron al tribunal que concediera una orden judicial de emergencia en espera de la apelación, ya que uno de los estudiantes, A.H., es estudiante de último año en la escuela religiosa Rice Memorial High School y se acerca al momento en que tiene que presentar las solicitudes de ingreso a la universidad. Ella confía en el fallo del tribunal para decidir su destino sobre si puede participar en el programa o no, dijeron.

“Esta es la última oportunidad de A.H. para participar en el Programa de doble matricula. Ella no debería tener que elegir entre ejercer su fe y acceder a este beneficio público. Tampoco su escuela. Necesitan de este tribunal para reafirmar que ellos también son miembros de la comunidad y que merecen una oportunidad igual de éxito educativo. Este tribunal debe procesar la orden judicial solicitada, antes de que sea demasiado tarde”, dijo su abogado.

En el caso de A.H., sus abogados también alegaron discriminación porque ella proviene de una ciudad que solo ofrece una escuela primaria pública pero no una escuela secundaria pública. En Vermont, se requiere que el distrito escolar proporcione educación secundaria a estos estudiantes bajo su “Programa de Matrícula de Ciudad”. Para cumplir con este requisito, las ciudades elegibles deben ofrecer el pago de matrícula para que sus estudiantes asistan a una escuela pública en otro distrito o en una escuela privada aprobada.

Como A.H. había elegido asistir a una escuela religiosa, ella no es elegible para la matrícula o el programa de doble inscripción, a pesar de que sus pares, que están en la misma ubicación y que asisten a escuelas públicas en otro distrito o escuelas privadas seculares, son elegibles, argumentaron sus abogados.

El estado negó la afirmación de que la ley es discriminatoria, argumentando que no se había proporcionado evidencia de que los estudiantes elegibles de secundaria, que asisten a escuelas religiosas, estuvieran excluidos de participar en el programa de doble inscripción únicamente por el estado religioso de sus escuelas.

“Los apelantes tampoco ofrecen a esta Corte evidencia de discriminación religiosa intencional”, argumentó el estado. “No establecen ninguna base para concluir que el Tribunal de Distrito claramente cometió un error o abusó de su discreción al evaluar los hechos y negar a los apelantes el mismo alivio que buscan nuevamente aquí”.

El panel del 2do Circuito dijo el miércoles que los estudiantes tienen “una gran probabilidad de éxito sobre los méritos de sus reclamos” a la luz de una reciente decisión de la Corte Suprema, la cual que se pronunció sobre un tema similar. Ese caso, citado como Espinoza vs Departamento de Ingresos de Montana, se centra en un programa de Montana que proporciona un crédito fiscal dólar por dólar de hasta USD 150 para las personas que donan a organizaciones sin fines de lucro, que financian becas para familias que desean enviar sus niños a escuelas privadas.

Poco después de que se creó el programa, el Departamento de Ingresos del estado promulgó una regla que limita el programa a las escuelas no religiosas, para cumplir con la constitución estatal que prohíbe que el dinero público vaya a las escuelas religiosas. Los padres de los estudiantes, que asisten a una escuela religiosa privada en Montana, demandaron a los funcionarios fiscales por la regla. Un tribunal de primera instancia se puso del lado de las familias, diciendo que podían usar las becas en las escuelas religiosas.

Pero en 2018, la Corte Suprema de Montana revocó la decisión del tribunal de primera instancia e invalidó todo el programa.

La Corte Suprema de Estados Unidos dictaminó en junio (pdf) que la decisión de Montana de limitar el programa había discriminado a las escuelas religiosas y a sus estudiantes, en violación de la Cláusula de Ejercicio Libre de la Constitución.

John Bursch, abogado principal de Alliance Defender Freedom, acogió con beneplácito la decisión del segundo circuito y dijo que “ningún estado puede discriminar a los estudiantes en función del tipo de escuela a la que asisten”. Los abogados de Alliance Defender Freedom están representando a dos de los estudiantes, sus padres y a la Diócesis Católica Romana de Burlington.

“No tiene sentido que el estado diga que pagará a un estudiante de una escuela pública o privada secular para que tome un curso universitario en una universidad pública, por ejemplo, pero luego diga que un estudiante de una escuela privada basada en la fe no puede recibir la misma financiación para asistir a esa clase exacta de universidad pública. Eso es inconstitucional”, dijo Bursch en un comunicado.

La Gran Época contactó a la Agencia de Educación de Vermont para obtener comentarios.

El año pasado, el Departamento de Justicia presentó una declaración de interés en el caso de Vermont, en apoyo de los estudiantes, diciendo que “han presentado una demanda de la Primera Enmienda”.

“El Estado… ‘impone una sanción al ejercicio libre de la religión’: obliga a los estudiantes, que de otro modo son elegibles para el Programa de Doble Matricula, a elegir entre ‘participar en [el] programa o permanecer [inscritos en] una institución religiosa’”, escribió el departamento el año pasado (pdf).

Sigue a Janita en Twitter: @janitakan


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

La infiltración comunista en Occidente

Lee la serie completa Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.