Tribunales deben decidir si el gobierno presionó a Twitter para suspender cuenta de Trump, dice abogado

Por Ella Kietlinska y Joshua Philipp
11 de Agosto de 2022 8:08 PM Actualizado: 11 de Agosto de 2022 8:08 PM

El expresidente Donald Trump está apelando la desestimación de su demanda contra Twitter por violar sus derechos de la Primera Enmienda al prohibirle el acceso a la plataforma, y uno de sus abogados dijo que la cuestión clave es si Twitter estaba actuando a instancias de funcionarios del gobierno para censurarlo.

Alex Kozinski, que representa al expresidente, dijo que el gobierno no puede utilizar a un tercero como marioneta para eludir la ley.

“Cuando el gobierno obliga a un particular o convence a un particular para que haga algo que de otro modo no haría, eso se considera acción del gobierno”, dijo Kozinski en una reciente entrevista para el programa “Crossroads” de EpochTV.

Twitter suspendió permanentemente la cuenta de Trump el 8 de enero de 2021, dos días después de la irrupción del 6 de enero en el Capitolio de Estados Unidos.

Trump demandó a la compañía de redes sociales en julio de 2021 para impugnar la suspensión, pero en mayo de 2022, el juez de distrito de EE. UU. James Donato para el Distrito Norte de California desestimó la demanda, afirmando que la Primera Enmienda no se aplica a las empresas privadas.

Un mes y medio después, Trump presentó una apelación ante el Tribunal de Apelaciones del 9º Circuito de Estados Unidos.

Epoch Times Photo
Alex Kozinski, entonces juez del Tribunal de Apelaciones del 9º Circuito de Estados Unidos, testifica durante una audiencia del Comité Judicial de la Cámara de Representantes en Washington el 16 de marzo de 2017. (Justin Sullivan/Getty Images)

Kozinski, que también fue juez del 9º Circuito de Apelaciones, dijo que había una buena cantidad de pruebas presentadas al tribunal de distrito que sugerían que personas del gobierno presionaron a las empresas tecnológicas para que censuraran a Trump.

La cuestión jurídica es si las amenazas utilizadas por el gobierno para coaccionar a las empresas tecnológicas son suficientes para ser consideradas una acción gubernamental, explicó.

En algunos casos, el gobierno coacciona a las empresas tecnológicas amenazando con seguir una determinada legislación, amenazando con eliminar las protecciones de la Sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones, o amenazando con celebrar audiencias antimonopolio, o incluso con un juicio antimonopolio, dijo el abogado.

La Sección 230 (pdf) protege a las empresas de redes sociales y otras plataformas online de la responsabilidad por los contenidos publicados por terceros.

En otros casos, una empresa tecnológica puede estar dispuesta a tomar medidas a petición del gobierno, y estos casos se consideran colaboración con el gobierno, dijo.

Tanto si es el resultado de la coacción como de la colaboración, se consideraría una acción gubernamental, explicó Kozinski.

Kozinski estimó que el tribunal de apelación tardará aproximadamente un año en tomar una decisión en el caso de Trump.

Importancia de la demanda de Trump

El expresidente Donald Trump levanta el puño mientras camina hacia un vehículo fuera de la Torre Trump en Nueva York el 10 de agosto de 2022. (Stringer/AFP vía Getty Images)

La restricción de puntos de vista por motivos políticos es la violación más grave de la Primera Enmienda si la hace el gobierno, dijo Kozinski, y los tribunales nunca han permitido al gobierno favorecer un punto de vista sobre otro.

“Si los tribunales nos dan la razón, creo que esto será mejor para todo el mundo, incluidas las empresas de servicios de Internet, que ya no se verán intimidadas y castigadas”, dijo Kozinski.

Además, los funcionarios del gobierno se darán cuenta de que si piden a las empresas de servicios de Internet que censuren la expresión, sus acciones podrían considerarse censura gubernamental.

En los últimos años, los miembros del Congreso han llevado a los responsables de las empresas tecnológicas a audiencias y les han exigido que apliquen más censura a algunos puntos de vista y usuarios. Si el caso de Trump llega a la Corte Suprema, y el tribunal falla a favor del expresidente, los funcionarios del gobierno tomarán nota y probablemente serán más cuidadosos con la forma en que emiten estas demandas a las empresas privadas, dijo Kozinski.

A muchas personas se les bloquea parcialmente, suspende o elimina permanentemente sus cuentas de las plataformas de redes sociales porque expresaban opiniones que no gustaban a la gente del gobierno, dijo Kozinski.

El bloqueo parcial es la práctica de los moderadores de las plataformas de redes sociales que suprimen el alcance de un posteo o cuenta de redes sociales sin informar al propietario de la cuenta.

“Eso no es el estilo estadounidense”, añadió.

Kozinski dijo que la censura de la expresión en Estados Unidos está demasiado extendida y afecta demasiado a la vida nacional de Estados Unidos como para que la Corte Suprema no acabe involucrándose.

“Cuando lo haga, creo que verá las cosas a nuestro modo”, dijo.

Impacto de la censura

La censura no solo afecta al orador, sino también a quienes no pueden escuchar el discurso.

“Si no estás de acuerdo con Trump o con cualquier otra persona, puedes discrepar. Puedes presentar un argumento y explicar por qué está equivocado, y luego la gente puede tomar su propia decisión”, dijo Kozinski. “Cuando censuras el discurso de alguien, no solo censuras al orador, sino que también censuras a todos los que podrían escuchar al orador y hacer un juicio inteligente sobre si lo que está diciendo es correcto”.

Kozinski dijo que al gobierno y a los funcionarios de tecnología que ejercen la censura probablemente les preocupa que demasiada gente esté de acuerdo con los oradores.

“Tienen miedo de que la gente esté de acuerdo porque si son ideas con las que todo el mundo está en desacuerdo, ¿por qué molestarse en censurarlas?”.

Esta es la razón por la que dictaduras como la Alemania nazi y regímenes comunistas como la Unión Soviética y el Partido Comunista Chino siempre han sido tan aficionados a la censura, dijo Kozinski.

La censura no es el estilo americano

Epoch Times Photo
Alex Kozinski, exjuez del Tribunal de Apelaciones del 9º Circuito y abogado de Trump, en una entrevista para el programa “Crossroads” de EpochTV el 5 de agosto de 2022. (The Epoch Times)

“Tenemos derecho a hablar sin que el gobierno presione a la gente, presione a los periódicos o a los proveedores de servicios, diciendo ‘No puedes publicar estas opiniones’. Así no es como hacemos las cosas en Estados Unidos”, dijo. “Así es como debíamos hacer las cosas en Rumanía, donde nací. De hecho, viví bajo el comunismo. Sé cómo es”.

En la Rumanía comunista, nadie creía nada de lo que se publicaba en los periódicos, porque los publicaba el gobierno, dijo Kozinski. La gente recibía las noticias de otras personas o de Radio Europa Libre y la radio de onda corta, dijo.

Cuando recibían las noticias o hablaban con otras personas, Kozinski dijo que tenían que hablar en voz baja y asegurarse de que nadie más estaba escuchando, porque había informantes pagados por la policía secreta que denunciaban a otros.

Eso es lo que ocurre ahora en Estados Unidos, dijo.

“La prensa convencional está completamente bajo el control del Partido Demócrata, básicamente, y solo dirán cosas que apoyen ese punto de vista”, dijo Kozinski. “Y la gente está buscando otras formas de expresarse, y ciertamente Twitter, YouTube, Facebook están entre ellas”.

Advertencia para los partidarios del comunismo

Kozinski advirtió a las personas que abogan por la censura en Estados Unidos que no abracen las políticas comunistas.

“La gente que no ha vivido el comunismo… simplemente no tiene idea de cómo el gobierno puede suprimir ideas, puede suprimir la expresión, puede castigar a la gente, y lo mal que están las cosas cuando todo está controlado por el gobierno”.

Kozinski cree que muchos partidarios del comunismo son idealistas.

Contó la historia de su padre, que era comunista y fue perseguido por sus creencias. Durante la Segunda Guerra Mundial, fue enviado a uno de los peores campos de concentración por sus creencias comunistas y por ser judío, dijo Kozinski.

Su padre sobrevivió, y tras el fin de la guerra, cuando el partido comunista tomó el poder en Rumanía, el padre de Kozinski vio realmente la implantación del comunismo.

“Entonces él dijo: ‘No tenía ni idea de que fuera así’. Y fue entonces cuando él y mi madre decidieron que tenían que sacarme de allí”, dijo Kozinski.

Toda la familia emigró a Estados Unidos a principios de la década de 1960, dijo Kozinski.

Kozinski dijo que la gente que cree en el comunismo tiene que entender que se ha demostrado una y otra vez que es una falsa esperanza, un engaño y una forma de esclavizar a la gente.

“Aprendan de la historia. Hablen con gente que ha vivido en el sistema. No se limiten a teorizar”.

Kozinski dijo que suprimir el discurso en las redes sociales es una estrategia tonta porque es un rasgo humano básico que alguien quiera pensar por sí mismo, y no adoptar simplemente lo que otra persona le diga que piense.

“[La censura ha] enfadado mucho a mucha gente y ciertamente no ha suprimido esas ideas”, dijo. “Porque la verdad saldrá a la luz”.

Con información de Rita Li y Caden Pearson.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.