“Trillizas inusuales” que aparecen en los periódicos durante 15 años, hoy son irreconocibles

Por Jack Phillips - La Gran Época
16 de Agosto de 2019 Actualizado: 16 de Agosto de 2019

Macey, Mackenzie y Madeline Garrison están entre los casos de trillizos más raros del mundo.

Macey y Mackenzie son mellizas que nacieron unidas y ahora, luego de la separación hace mucho tiempo, tienen cada una una pierna y dependen de una prótesis. Su hermana trilliza, Madeline, no, reportó People.

Después de nacer, su madre biológica decidió que no podía cuidarlas. Darla y Jeff Garrison, de Iowa, decidieron adoptarlas, reconociendo la urgencia de que las niñas encuentren un buen hogar. Según el medio, los dos ya tenían tres hijos.

Los Garrison adoptaron a las tres niñas dos años después de la operación, reportó la revista People.

Luego, se mudaron de California a una granja en Iowa. Linda Kontis, la cofundadora de la casa de acogida que las ubicó, dijo que las tres han prosperado desde entonces.

“Cuando se crían niños que tienen alguna discapacidad, cuando están rodeados de personas que los tratan como niños normales, así es como se ven a sí mismos”, dijo Kontis. “No eran solo Darla y Jeff, acogieron a estas chicas como una unidad familiar. Y por eso son niñas fabulosas hoy en día”.

En cuanto a sus padres biológicos, los dos tenían problemas con las drogas y no vieron a un médico durante el embarazo.

Pero el cirujano pediátrico James Stein del Hospital Infantil de Los Ángeles dijo que las mellizas Macey y Mackenzie tuvieron que superar muchas cosas para ser iguales a sus compañeras.

“Las niñas han tenido éxito gracias al trabajo duro y al compromiso de su familia. Su progreso es maravilloso e inspirador”, dijo a la revista People.

“Las veo madurando”, añadió Darla. “Ahora que estoy en la escuela, no estoy tan disponible, y realmente han mejorado. Están muy orgullosas de eso. Hacen mucho para tener solo 10 años, realmente”.

Dijo que las tres han aceptado sus tareas domésticas, y agregó que debido a su rápido crecimiento, Macey y Mackenzie tuvieron que intercambiar prótesis varias veces al año.

Es más, cuando regresó a la universidad para estudiar, Darla dijo que las niñas también comenzaron a ser más estudiosas.

“Aún no hemos llegado al punto en que puedan salir con sus piernas ortopédicas”, contó Darla. “Es una cuestión de equilibrio. Tienes que entrenar y entrenar, y eso es lo que hacemos con ellas en la escuela”.

Después de la adopción, los padres no estaban seguros de lo que iba a pasar.

“No teníamos ni idea de qué esperar, pero solo necesitaban a alguien que las amara. Conseguimos a Madeline cuando tenía cuatro días y Macey y Mackenzie vinieron a nosotros después de cuatro semanas”, dijo Darla a Closer.

“[Madeline] dice que le gustaría tener solo una pierna, y da saltos alrededor. Pero está empezando a darse cuenta de que ella es la afortunada”, añadió.

A Madeline también le encanta montar a caballo y ha estado ayudando a sus hermanas a montar.

“Al principio estaban asustadas, pero Madeline ha sido una maestra maravillosa”, agregó Darla.

“Ojalá pudiera andar en bicicleta como Madeline. Pero puedo saltar cinco veces con mi cuerda desaltar”, comentó Mackenzie.

La madre señaló que las niñas tendrán una expectativa de vida normal, pero sufren de escoliosis severa y necesitarán cirugía de enderezamiento de la columna vertebral.

“Se someten a pruebas frecuentes para asegurarse de que están creciendo adecuadamente, pero no hay razón por la que no puedan tener una vida larga y feliz”, explicó.

*****

Te puede interesar:

El secreto de una mujer alemana para una vida armoniosa y feliz

TE RECOMENDAMOS