Trump afirma que se reunirá con Kim el 12 de junio en Singapur

Por Ivan Pentchoukov - La Gran Época
01 de Junio de 2018 Actualizado: 01 de Junio de 2018

El presidente Donald Trump anunció que se reunirá con el norcoreano Kim Jong Un en Singapur el 12 de junio, tal como estaba originalmente planeado.

El presidente lo anunció este viernes luego de una reunión de más de una hora con el funcionario de alto rango norcoreano Kim Yong Col en el salón oval de la Casa Blanca.

Kim Yong Chol le entregó una carta personal de Kim Jong Un para Trump. El presidente dijo que todavía no la leyó. La conversación tocó varios temas, incluyendo las sanciones, dijo Trump.

Luego de la llegada de los norcoreanos, el jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, los acompañó hasta el Salón Oval para reunirse con Trump.

Luego de la reunión, los delegados de Corea del Norte conversaron con Trump en los jardines de la Casa Blanca. El presidente y los delegados posaron para los fotógrafos.

Trump y Pompeo acompañaron a Kim Yong Chol hasta su automóvil.

Antes de la reunión de hoy, Kim Yong Chol se reunió el miércoles y jueves con el secretario de Estado, Mike Pompeo, en Nueva York. Pompeo dijo que las conversaciones están bien encaminadas.

“Creemos que trabajando juntos, el pueblo de Estados Unidos y de Corea del Norte pueden crear un futuro definido por la amistad y la colaboración, no por la desconfianza, el miedo y las amenazas”, dijo Pompeo el jueves. “Sinceramente esperamos que el presidente Kim Jong Un comparta esta visión positiva del futuro”.

Pompeo estuvo hoy presente en la reunión entre Trump y Kim Yong Chol.

Estados Unidos busca un compromiso para una desnuclearización completa, verificable e irreversible de la Península Coreana. Trump y Pompeo prometieron a Corea del Norte un futuro brillante y próspero si el régimen comunista accede a abandonar las armas nucleares.

Trump y Kim tienen programada una reunión para el 12 de junio en Singapur, pero el líder estadounidense había cancelado la cumbre el mes pasado.

Esto se debió a un drástico cambio en la retórica de Kim y de altos funcionarios norcoreanos a principios de mayo.

A pesar de la cancelación, Trump dejó la puerta abierta para realizar la cumbre. Pyongyang respondió con una declaración moderada para indicar su deseo de realizar la reunión.

Desde entonces, las preparaciones para la cumbre se aceleraron, y delegaciones de Washington y Pyongyang se reunieron en la zona desmilitarizada de Corea del Norte y en Nueva York.

“Veremos qué pasa. Es un proceso. Todo es un proceso. Veremos”, dijo Trump el jueves. “Y ojalá tengamos una reunión el 12. Esto está yendo muy bien, pero quiero que sea significativa. No significa que todo se resuelva en una reunión; quizás hay que tener una segunda o una tercera. Y quizás no tengamos ninguna”.

TE RECOMENDAMOS